Ciudad de despedidas

¿Y qué piensas tú de eso?

El “me iría demasiado” llenó todos los espacios en las redes sociales y cuanto rincón digital en donde nos obligan a participar (sin preguntarnos) para darle “me gusta” –siempre con la esperanza de que haya un “no me gusta”- en fin, no hubo quien no se enterara, tanto que insistir desde este espacio sería redundar. 

Y redundamos con el asunto de Caracas, ciudad de despedidas, pseudodocumental en donde nos muestran un grupo de chamos gritando a todo pulmón que se quieren largar de nuestro país por niche y marginal; ahí más de uno, rojo o azul, de cualquier color, gritó, lloró y pataleó diciendo ¡qué broma chamo, qué pena de gente!. Y más la gente joven, como bien sabemos somos mayoría de la población venezolana. 

Frases que van desde el “me gusta Caracas pero sin gente”, confundir la calidad de vida con el nivel de consumo o nivel adquisitivo, es decir, que tanto soy capaz de comprar como loco, cuando las cifras de crecimiento indican todo lo contrario, y es que usar datos o cualquier información para desarmar los criterios de estos muchachos y muchachas sigue quedando grande, porque criterio es lo que les faltó precisamente. La gracia salió morisqueta, la monería resultó caída con la realidad del ser venezolano, la mayoría de nosotros ni de broma se ve retratado o representado en estos muchachitos que nos deja tan mal parados frente a la joven sociedad virtual, y no tan virtual también. 

Recientemente, agarrando calientico el asunto, nos invitan a un programa de una televisora regional para conversar el tema, nos lanzamos varios jóvenes, panas de los colectivos culturales de la ciudad. Por asuntos de espacio –ya sabemos cómo son las cosas por la tv- sólo pasamos dos para conversar con el moderador. En el transcurso del programa vimos el video, qué broma con la sentidera de pena ajena, porque eso es lo que se siente, comienzan a llegar los mensajes de texto de los televidentes “ese video muestra la banalización que la clase burguesa hace de todos los aspectos de la vida social, como la frivolidad y el individualismo marcan cualquier pensamiento. No dice nada, da lástima y no llega ni a fascista”. “Me iría demasiado es el vacío de los ta´ barato dame dos” fue otro de los mensajes, dando constancia precisamente del ciudadano crítico y pensante que realmente camina por los espacios de nuestro joven país. 

Y es que si al candidato de la burguesía le da un día por decir que no va a marchar el día del trabajador porque es un empleador, siendo postulante al mayor de los espacios de un funcionario público, no nos extrañe que esa juventud, los de su lado, les dé por estar soñando con hacer pre-grados y maestrías de miky mouse.

¿Y qué piensas tú de eso?

miguel.contacto@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1784 veces.



Miguel Antonio Guevara


Visite el perfil de Miguel Antonio Guevara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Antonio Guevara

Miguel Antonio Guevara

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a143093.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO