Ruralidades

Bienvenido Ahmadineyad

No quisiéramos, en esta especialísima ocasión, repetirnos como representante de la humildad, si estamos conscientes que esta condicionante es un lastre que los desposeídos venimos arrastrando como “mandato” de los avaros, que lo son, basados en las mentiras y el simulacro de sus actos malignos contra la humanidad.

Especialísima ocasión, decimos, por cuanto se trata de uno de los hombres que se atrevió públicamente a desmentir un hecho que, de haber sido cierto, habría estremecido de indignación al mundo entero en su momento, dadas la  saña que los mentirosos le agregaron en su empeño de aparecer como víctimas de una guerra que ellos mismos provocaron.

Holocausto fue el resultante de la masacre contra ese gran luchador que se percató de las mentiras con las cuales se quiso dominar al mundo desde entonces, por lo que decidió luchar por la verdad que le ocasionó que los mentirosos de siempre le propinaran una muerte colmada de martirio. Y no conformes con ello, le endilgaron a Pedro el prurito de cobarde y hasta lo persiguieron a la tierra sagrada, hoy El Vaticano, para matarlo por inanición ya anciano y, sucesivamente la muerte con odio de todos los seguidores de El Redentor.

Desde entonces el pueblo, que no esperaba la inquina contra una Palestina que les dio alero, los rechazó en todos los puntos de la tierra donde llegaron. Pero se valieron del saduceo Constantino para el subterfugio salvador. Absorbieron aire mientras la panacea funcionaba en Constantinopla.

Presidente Ahmadineyad, disculpe la lata, sobrante para una bienvenida de parte de un campesino venezolano. Es una ocasión sin desperdicio que va a la saga del reconocimiento presidencial del Camarada Hugo Chávez Frías cuando se pronuncio porque “…nos honra con su visita…” para enfatizar la importancia que tienen las sinceras relaciones Irán-Venezuela,  en su destacado programa Alo Presidente reiniciado este domingo.

Es que con tan honroso reconocimiento le sacudió en la cara a los “majunches” venezolanos que se apresuraron a decir, como una manera de hacerse oír en Tel-Aviv, que “Nos perjudica asociarnos al régimen de Irán…”.

Claro que detrás de esos majunches esta la caja chica de Wall Street, ahora en Tel Aviv. Mientras nuestro país, que ya esos trepadores no conocen de tanta relación con Miami, Washington y ahora en busca de la anuencia de Israel, el segundo en armas, nuestra Venezuela _repetimos_ hoy precisamente esta construyendo la planta cementera  mas grande de la región, en el estado oriental de Monagas, bajo la dirección técnica de la ingeniería iraní. Amén de las ensambladoras de automóviles y bicicletas, que esos mismos incondicionales de los amos del valle corearon con estos, eran talleres de refinación de uranio.

Por todo eso, que no es cualquier cosa, y todo lo que vendrá en beneficio de nuestras dos naciones independientes de ataduras perniciosas, bienvenido al país de Simón Bolívar y de Hugo Rafael Chávez Frías, presidente Mahmud Ahmadineyad

Patria, Socialismo o barbarie. Venceremos

*pedromendez_bna@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1200 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor