La Oposición entre Escila y Caribdis*

La oposición vive momentos cruciales en lo que a elecciones presidenciales se refiere: resolver el conflicto evitación-evitación que se le presenta; pues al igual que los navegantes griegos de otros tiempos, debe escoger entre enfrentar a Escila- realizar la primaria- o de Caribdis- retirarse de la misma.

Al escoger la Primaria como vía eleccionaria se abrió la compuerta para que un grupo de opositores- provenientes de ámbitos diversos y figuración pública de épocas presentes y pretéritas- expresara su aspiración y se auto promovieran como presidenciables. Esta proliferación de aspirantes partió de dos falsas e infundadas hipótesis: la eminente desaparición física del presidente Chávez al ser diagnosticado de cáncer o su entrega del testigo de la carrera presidencial a otro miembro de su gabinete o del partido.

Actualmente, en las altas esferas y no tan altas de la oposición se profesa la duda de la estrategia electoral tomada; y ante la cual el bloque opositor no avizora una salida clara, no porque no exista, sino porque carece de una política dispuesta a correr riesgo, que apueste por un futuro viable electoral, que atraiga, seduzca y con-mueva a sus electores (as).

Al parecer, el enfrentamiento entre el fundamentalismo extremo, que se ha apoderado de un sector de la derecha opositora, y el otro sector que dice jugar a la democracia continúa entre bambalinas; y que en lo público se traduce en los seis precandidatos que han saltado a la arena política-electoral.

Sin embargo, ambos grupos son rehenes de la fé y el sentimiento apocalíptico que arrebata a sus votantes: la esperanza y aspiración de salir de Chávez a como de lugar, sin importar los medios para tal fin. Donde un amplio sector de sus electores(as) y clase política son presas de una regresión autoritaria y bordean por la peligrosa arista de la xenofobia y la intolerancia. Solo basta recordar la posición que asumieron voceros políticos de Primero Justicia y de Un Nuevo Tiempo, contra la recién creada CELAC y las pancartas alzadas por los manifestantes opositores, contra ciertos países miembros, en la Plaza Venezuela.

Bajo este marco político, a la MUD se le presentan dos escenarios posibles: realizar las Primarias o retirarse de las mismas.

En el primer escenario está haciendo como Sócrates libar la cicuta amarga de la deflación política, ante la posibilidad posible de la asistencia reducida de sus seguidores (as) a pesar de la “frugal campaña” puesta en marcha por los ungidos y económicamente solventes participantes. Que deja entrever que en la elite opositora aun tiene peso el retorno a los viejos “buenos tiempos” de los destapes, los dados cargados y el oráculo presidencial.

En el segundo escenario retiro de los presidenciables, implica reemplazar las primarias por la vía del consenso o sea una elección (pre) fabricada entre los candidatos, que fracturaría la mesa de la unidad y alborotaría las rivalidades partidistas y personales; u optar por los candidatos que puntean en las encuestas, que resucitaría el bipartidismo adeco-copeyano que caracterizó a la IV República, y que parece (re) ciclarse en los partidos cuarta generación Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo, cuyos pretendientes tienen mayor escogencia. Dejando de lado y truncando el deseo de elección directa del candidato presidencial, que anima y mueve al sector más activo de su denominada sociedad civil.

Aunque, bien podría considerarse el retiro ¿realista y generoso? de los postulantes con menor opción en las encuestas. Pero, que plantea las preguntas siguientes: ¿estarían dispuestos los elegibles? ¿cuál sería el corte para establecer quien queda y quien se va? ¿quien lo establecería? Y la pregunta de las 64 mil lochas ¿la concurrencia y votación se incrementaría?

¿Escila o Caribdis?, el dilema político aun está por resolverse, pues en ambos escenarios la oposición arriesga más de lo que salva.


* Los poderes destructores que amenazaban en el mar a los navegantes, personificados en las horrorosas Escila y Caribdis que devoraban a los remeros de los barcos que pasaban frente a ellas


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1425 veces.



Carmen Elena Balbás

Psicólogo Social

 cebalbas@yahoo.com

Visite el perfil de Carmen Elena Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: