Azimut revolucionario

Amor mayor

Siempre comento en mis artículos que hay quienes tienen una amnesia conveniente. Algunos desenfrenados que cuando el presidente acierta con otra de sus misiones no logran aceptar el acierto y solo se dedican a cuestionar bajo cualquier argumento las decisiones tomadas aún y cuando saben que jamás se había hecho nada para remediarlo y nadie lo planteó como necesidad hasta que el presidente Chávez lo hizo. A partir de allí, salen inmediatamente miles de filósofos de mochila opositores a mejorar la idea, cuestionarla o a decir que simplemente son actos populistas.

La misión AMOR MAYOR es uno de esos casos patéticos. Para explicarles mejor lo que hablo deben remitirse a los gobiernos de la cuarta república, de CAP, de Caldera, de Luis Herrera entre otros nefastos personajes que jamás fueron capaces de brindarles al venezolano un sistema de seguridad social en la vejez al menos un poco decente. Vamos a partir del punto que este gobierno tiene en la implementación de sus programas muchísimos defectos y fallas pero los planteamientos de fondo y la búsqueda de una mejor forma nos hace acreedores del título genuino de gobierno humanista, popular y social verdaderamente. En ese sentido les comento, en estos gobierno cuarta republicanos la pensión de vejez no llegaba ni cerca al salario mínimo. Solo era una especie de bonificación de sobrevivencia o más bien de hambre y miseria que el abuelo debía cobrar para al menos recibir lo mínimo. El gobierno revolucionario, en la dignificación del adulto mayor, logró incrementarla a salario mínimo. Por otra parte muchos de ellos quedaron excluidos por no contar con las cotizaciones necesarias… el gobierno revolucionario logró exonerarlas y asimiló a muchísimos que no habían podido recibir esta pensión en un primer lote hace varios años y para finalizar aquellos que se quedaron rezagados ahora son incorporados en la misión AMOR Mayor en la que casi diez mil nuevos abuelos se unen al contingente de casi un millón de pensionados mayores en todo el país.

Pero esto no es todo. Solo preguntando a quienes son beneficiarios de estas pensiones se puede constatar el nivel infrahumano en que eran antes otorgadas y cobradas… esas miserias anteriores eran calvarios enteros paras registrarse como beneficiario y luego para poder cobrarlas a tiempo que en ocasiones hasta el mismo gobierno les retrasaba dando prioridad a otros asuntos gubernamentales. Ahora , aunque mejorable, el trámite es efectivo y mucho más rápido.

Con esta nueva misión se hace nuevamente justicia… justicia social. Se pone en claro que la revolución vino para quedarse y que nuestro presidente dará prioridad en la ejecución de los recursos de todos al bienestar precisamente de todos, de la mayoría de los venezolanos.

Observaba con risa las declaraciones de un dirigente opositor que ni siquiera vale la pena mencionar quien afirmaba que cada vez que venía una elección el presidente Chávez sacaba una nueva misión. Si de eso se trata, querido lector, entonces con la cantidad de misiones que existen, exitosas popularmente cabe destacar, hubiésemos tenido una elección presidencial cada tres meses, ese cálculo demuestra que las misiones son producto de una reflexión gubernamental para el bienestar del pueblo y no ejercicio pre electorero como sí funcionan los líderes opositores.

Hasta la victoria siempre. Viviremos y venceremos.

artefactoca@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2784 veces.



Luis Jonás Reyes Flores


Visite el perfil de Luis Jonás Reyes Flores para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Jonás Reyes Flores

Luis Jonás Reyes Flores

Más artículos de este autor