Cómo ganar con el 70% de los votos

Chavez tiene razón, debemos ganar, mínimo con el 70% de los votos, pero para lograr eso "no basta rezar", ni tampoco basta hablar, ni constituir patrullas, ni Polo Patriótico, eso es sólo una parte del triunfo, y una parte no muy grande. Para ganar con ese porcentaje estas elecciones presidenciales, y para ganar, como necesitamos hacerlo las próximas elecciones regionales y municipales, aunque sea con un 55% de los votos, debemos trabajar en llevar los servicios a la población en óptimas condiciones.

Me explico, aunque mi "Presi" no me crea, cada vez que se va la luz perdemos puntos, y como eso ocurre en el interior a cada rato, ahora con mucho más frecuencia y por períodos de tiempo muy largos, perdemos. Hay que revertir eso, ¿cómo?, pues primero que nada cambiando toda la directiva nacional y regional de Cadafe, no podemos estar alegando que es sabotaje, aunque claro que lo es, sabotaje por nuestros funcionarios que no trabajan sino para apagar fuegos, no hay planes de mantenimiento predictivo y/o preventivo, no se en que se gasta el dinero, pero deberia gastarse en la renovación de equipos y tendidos eléctricos, en fin, seguro que los ingenieros eléctricos y los electricistas saben perfectamente que hacer, pues tiene que haber la forma de hacerlo. Hay que Supervisar, controlar, inspeccionar, no se puede trabajar desde las oficinas con aire acondicionado. El alumbrado público no puede estar encendido todo el día, y luego Cadafe pedirnos que ahorremos energía, eso es una cruel burla. Debe haber líneas telefónicas de emergencia para atender a la población y darle apoyo, casi como el Chapulín Colorado, de inmediato.

El gravísimo problema de la inseguridad hay que atacarlo, y remediarlo eficazmente a nivel nacional. Nada hacemos con que no haya ni un asesinato en una parte de Caracas, cuando hay cientos en el resto del país. Los secuestros expres, etc. tienen azotada a toda la población, más a los pobres y a la clase media que está más desamparada. Debemos ser sensatos, los delincuentes tienen derechos humanos, quien lo duda, pero las víctimas también. El capitalismos es el culpable de la situación, pero ahora tenemos que remediarle, por lo tanto hay que afrontarla, las leyes deben ser cambiadas y ser mucho más duras para los delitos extremos. Que los delincuentes son en cierta forma víctimas, cierto, pero con su accionar además de la crueldad a que están sometiendo a la población, están logrando que perdamos nuestros logros. La población exige resultados, no necedades. Muchos delitos extremos no son denunciados por las víctimas, temerosas de las represalias, más aún cuando los delincuentes que las cometen se identifican como de la policía, ¿dónde está la inteligencia?, en esto no podemos perder ni un sólo minuto más. Muy bueno que se adecenten las cárceles, pero muy malo que se pretenda que los delincuentes no paguen por sus crimenes, muy bueno que se separen los presos según su peligrosidad, los de muy baja peligrosidad que estén bien separados de los otros, pero que la reincidencia sea duramente castigada. La educación y la formación, bastante deficiente por cierto, hará su efecto dentro de 10 o 20 años, entre tanto hay que encarar el problema con mano de hierro con guantes de seda.

La policía tiene que ser continuamente depurada, supervisada, inspeccionada y controlada, estas palabras y sus significados no las conocen nuestros ministros ni los demás altos funcionarios, que se la pasan creyendo en pajaritos preñados.

La especulación tiene que ser combatida eficazmente, no bastan los Mercales ni Pdevales (que muchas veces están corruptos), porque no hay suficientes para satisfacer las necesidades de toda la población, Indepabis tiene que mejorar el trabajo que viene haciendo, no necesitando que la gente deuncie sino haciendo sus inspecciones continuamente con gente honesta y vigilada, controlada, supervisada para que no se venda a los comerciantes, acordemosnos que la ocasión hace al ladrón. La red de Mercal debe ser ampliada y llegar a toda la población.

Las Inspectorías del Trabajo son otro desastre, con la excusa de que tienen mucho trabajo, lo cual es verdad, se les va la luz a cada rato, lo cual es verdad, pues los reclamos de los trabajadores se procesan cuando la rana hecha pelos y el sapo hecha bigotes, no hay justicia oportuna y expedita como exige la Constitución que tanto nos cuesta mantener vigente.

En fin cada cosa buena que se hace tiene que ser bien hecha, por ejemplo, es excelente la cobertura de los pensionados del IVSS, pero nadie hace nada para mejorar las condicines en que cobramos nuestras pensiones, tenemos que esperar 10 o más días después de que se inició el pago, para cobrarlas a menos que estemos en condicines de hacer 3 o más horas de cola.

El programa PAE en las escuelas debe ser continuo, no como ahora que se para una semana, o se para un día porque y que está llegando la comida, en fin SUPERVISION, INSPECCIÓN, CONTROL, tenerles la cabulla cortica. Con este programa tan maravilloso se había evitado la decersión escolar, pero con las fallas enormes del pasado año y ahora con su intermitencia, estamos logrando volver para atrás, ¿qué hace la Ministra de Educación?

Es excelente que más de 8.000 médicos se integren a servicio público de salud, pero si no se les controla, supervisa, inspecciona, motiva, continuamente, si no se les da nuevas oportunidades de estucio y especialización, pronto tendremos a una legión de funcionarios públicos y no se servidores públicos. La Ministra Sader no sólo tiene que innaugurar nuevos hospitales, tiene que supervisar los existentes que son un desastre, pediles cuentas a sus directores a ver que es lo que está pasando, no esperar a que se mueran una cantidad de recien nacidos para ocuparse del asunto. ¿Para qué tienen los Minsitros ese tren de burocracia inútil?.

La Misión Milagros, la Misión sonrisa, que verdadera maravilla, reactivemosla a nivel nacional con amor y sobre todo con supervisión y control.

Los gobernadores tienen, como los ministros que ser supervisados, controlados e inspeccionados por mi Presi, sin blandenguerias y no es que y piense que él tiene que estar viajando, no el muy tranquilito en su hamaquita pero con un tren de ojos y oidos en la población para que lo tengan al tanto de las barrabasadas o de los aciertos que esos funcionarios y los alcaldes hacen. El tiene que tener con ellos mano de hierro pero sin ningún guante, pues para trabajar en favor del pueblo, y no para enriquecerse, fue que los elegimos, y el que no sirva pues no puede ser relegido aunque sea muy apreciado por nuestro Presi.

Bueno, yo como siempre rodilla en tierra seré una de los votos que conformaré el 70%, espero haber contribuido en algo a lograrlo.

Victoria Elena Otero de Chacín
veoch@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1466 veces.



Victoria Elena Otero de Chacín


Visite el perfil de Victoria Elena Otero de Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: