Tenemos los dias contados 2010...2012

El diablo capitalista anda suelto, alerta pueblo este le puede pasar a cualquiera

Conozco de muy buena fuente un caso que bien pudiera considerarse una pesadilla, y aunque es algo muy cotidiano da cuenta en palabras sencillas lo que es el capitalismo criminal y como actúa en las personas que se dicen de buena fe.
 
Veamos, en noviembre pasado Ruperto con todo el esfuerzo del mundo compro una cocina en un comercio bien establecido en una ciudad del centro del país a un precio que lucía justo pero que representaba para el su esposa y sus tres hijos una victoria tremenda ya que por fin cambiaría la vieja cocina que le regalo su mamá y que ya le funcionaba solo una hornilla, la alegría familiar era inmensa porque de paso era de esas cocinas que lo hacen casi todo, solo les falta servir lo que se ha cocinado, la cuestión comenzó cuando la desembalaron y le quitaron los tirros que tenía en la tapa inferior donde está el gratinador, se cayó la tapa porque tenía los resortes vencidos y en mal estado (oxidados) pero además no tenía piso en su lugar tenia algunos orificios amarrados con alambre, pero como el gratinador no era de uso común la parapetiaron y la tapa cierra decentemente y decidieron no usar el gratinador que es donde se supone que se conservan los alimentos calientes para servirlos posteriormente pasa un tiempo prudente, cuando fueron a usar el grill que dora los alimentos el mismo se apagaba constantemente y había que estar pendientes, pero como tampoco necesitaban dorar todos los alimentos siempre que doraban algo estaban pendientes, el horno funcionaba más o menos igual, se conformaron pero cuando probaron el reloj también estaba dañado y avisaba cuando le venía en ganas, entonces llamaron a la garantía, se tardaron como un mes en venir, cuando vinieron como tres tipos con camisas azules con el logotipo del servicio técnico de Mabe, le pidieron hasta lo que no tenían para hacerles efectiva la garantía y que la empresa solo reconocía las fallas mecánicas porque lo del piso no era con ellos y tendría que pagar un latonero, lo que le molestó a Ruperto y a su esposa es que los tipos defendían la empresa como si fuese suya y casi que los maltrataban como usuarios de manera muy grosera, en fin tomaron nota de todo y se comprometieron a pedir los repuestos y reparar las fallas, pasaron tres meses y nada, cuando volvieron a llamar a la garantía les dijeron que ese servicio técnico ya no trabajaba con ellos y mandarían a otra persona que les resolvería el problema con una nueva orden de servicio, hace como tres meses en uno de esos temporales fuertes por el cambio climatico se cayó parte de un apamate que hay en el patio de la casa donde está arrimado ruperto y de broma no les cayó en la pieza de cuatro por tres donde vive ruperto con sus tres hijos y su esposa esperando que les salga su casita, entonces quedaron muy asustados y la esposa se descuidó al ir a ver la lavadora que estaba funcionando en el baño y cuando regreso a la cocina para ver el horno porque estaba cocinando algo se dio cuenta que estaba apagada y cuando abrió la puerta del horno para encenderla con el encendido eléctrico le exploto el horno en la cara y dentro del alboroto se la llevaron al CDI más cercano en donde la atendieron y se dieron cuenta que no era nada de gravedad, quemaduras en la cara y en los brazos pero nada grave, asistió a las curas y se fue aliviando poco a poco, si la hubiesen reparado esto no hubiese pasado pero bueno así es la vida del pobre, cuando lava llueve, a los días vino el señor del servicio técnico le contaron lo sucedido y ni siquiera se conmovió y volvió a defender a la empresa como si fuese suya y les dijo que eso era culpa de ellos por no estar pendientes, nuevamente tomo los datos y se comprometió a pedir y traer los repuestos y hasta el sol de hoy no ha regresado.
 
El lunes pasado Ruperto porfiado al fin con unos realitos compro una nevera de 12 pies bien bonita, hasta con dispensador de agua en otro comercio del centro del país bien establecido y cuando se la iba a llevar para su casa después de convencer al fletero con vergüenza que le rebajara el precio del flete porque parece que están de acuerdo con los dueños de los negocios y le sacan a la gente un ojo de la cara por hacerle un flete se dio cuenta que la nevera Mabe también estaba golpeada por los lados y le dijo al dueño del negocio que así no se la podía llevar porque recordó lo que le paso con la cocina y le hecho el cuento al dueño del local entonces este dijo que no había problema que fuese al otro día(martes) que le traería una igual del depósito, Ruperto volvió al otro día y cuando reviso la otra nevera tenía unos golpecitos por los lados pero nada grave y decidió llevársela, cando en su casa la prendió la nevera no funciono, solo le prendía la luz interna, el motor arrancaba pero se apagaba inmediatamente, al siguiente día (miércoles ) llamo por la mañana al local y le atendió uno de los empleados muy amablemente y le dijo que los dueños no estaban y el encargado tampoco pero que en lo que llegaran atenderían su caso y que le llamarían en el transcurso de la mañana, lo cual no pasó entonces Ruperto como al medio dia les llamo nuevamente y le atendió otra persona, quien escucho su caso y le dijo que le daría pronta respuesta y que le llamarían luego, pero ruperto un poco molesto ya se fue hasta el local y le atendió la persona que lo había escuchado antes entonces ruperto le explico nuevamente el caso y la mujer después de un toma y dame nada agradable llegar al acuerdo de que elegiría otra nevera, que pagara la diferencia y como cosa extraordinaria prácticamente como un favor y no como un deber ellos pagarían los gastos del flete para traer la nevera dañada y Ruperto obstinado ya se comprometió a pagar el flete para llevarse la nueva, pero lo que Ruperto no sabía porque es muy ingenuo que la mujer que lo atendió es la esposa del dueño y que ella dijo que una cosa es el negocio de su esposo y otra muy distinta es en el negocio donde a veces le hace el favor de atenderlo cuando pasa algo extraordinario, pero quedaron en ese acuerdo.
 
Cuando la esposa de Ruperto llama hoy jueves, le dicen que lo del cambio está bien pero que tiene que pagar los dos fletes (habiéndose comprometido ayer ella misma a que ellos cancelarían el flete para traer la nevera dañada) argumentando que esa fue la decisión de su esposo y que ella no podía hacer nada, así quedaron las cosas Ruperto anda ahora como loco consiguiendo los reales para pagar la diferencia y los dos fletes, porque la nevera vieja la regalo el dia que supo que había comprado una nueva a alguien que le hacía mucha falta y que no tenía.
 
Todo este cuento fastidioso que le ocurrió a una persona muy cercana a mí, da cuenta de las relaciones de agresividad, injusticia y mal trato al que se someten las personas comunes producto de un mundo globalizado, voraz e inhumano ( capitalista pues ) y que muchos compañeros parecieran no comprender y están pensando votar en contra del presidente para cobrarle una factura que no es de él, porque al igual que ruperto es víctima de un sistema que no ha querido entender que las transformaciones profundas para eliminar todos esos vicios capitalistas nos tomara los próximos 50 años y mas, pero me queda la tranquilidad de que Ruperto está consciente al igual que su esposa y sus hijos de que debemos acompañar al presidente Chávez por sobre todas las miserias humanas y que más temprano que tarde nuestros hijos vivirán una verdadera patria Bolivariana justa y humana y no importa cuántos fletes tengamos que pagar pero…. De que no vuelven no vuelven.
 
Bolívar vive la lucha sigue
 
Hemos jurado vencer y venceremos
 

p.d. por favor me disculpan los camaradas que les gustan los análisis filosóficos científicos políticos, pero yo ando por la vía escuchando los problemas de la gente y tratando de llevar un mensaje de compromiso revolucionario en plena tormenta.

m1r1p1s1@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2032 veces.



Patricio Silva


Visite el perfil de Patricio Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: