Ruralidades

Un Constantino antibolivariano

Ese fue Carmona, cuando creyó que había “tumbado” a Hugo Chávez. Todo lo contrario del saduceo de la conquistada Nicea ciudad del Asia menor, donde el que posteriormente y después de asesinar a miles de seres humanos, se declaró cristiano. Si no puedes con el enemigo, únetele. Constantino se desmanchó, murió tranquilo y bendito.  

Carmona se apresuró como Nerón que mató a la mayoría de los discípulos, incluido Pedro. Se le salvaron cuatro porque, con Juan y la muchedumbre, se enguerrillaron en las montañas. Ya a los locos sin Nerón que descomponen la “mesa de la unidad democrática”, con Mazuco y Rosales a la cabeza, no tienen tiempo para hacerse de un Constantino que tergiverse la historia bolivariana. ¿No será para eso que necesitan en la calle a Simonovis, Vivas y Mazuco, para que alguno de ellos sustituya a Guillermo Morón, quien está en una de lentitud, o no quiere mentir? 

Por nuestra parte, de pasadita compadecemos al filósofo larense, por esa tarea irrealizable a estas alturas, cuando ya los pueblos conocen, de cabo a rabo, la verdadera historia de las luchas libertarias de nuestro Simón Bolívar, a pesar de la muerte de todos sus seguidores que sí dejaron testimonios imposibles de tergiversar. El primero, Antonio José de Sucre. Otro de valía, como todos, Ezequiel Zamora.  

Ahora mismo, con motivos del cumpleaños de nuestro Libertador y el justo y honroso reconocimiento a nuestros muchachos de la Vinotinto, las plañideras (no mujeres) que representan a las agrupaciones de derecha en la Asamblea Nacional, están emberracados, como el cerdo de montaña, chillando para que los escuchen en Washington, con la cantaleta de que estamos politizando a Bolívar y a la Vinotinto. Pero ni de vainita frijolera dicen que los adecos escondieron la historia con la mala intención de diluirla en el olvido y sustituirla por las “hazañas” de Rómulo Betancourt. Y en cuanto a los copeyanos, no podían tolerar que a Simón Bolívar se le asignara en la historia como el hombre que desenmascaró a esa burguesía que traicionó al movimiento de liberación nacional de la época. La misma que ahora, con los llamados socialcristianos, volvió a tensar la cuerda de la tergiversación. Pero la verdad los dejó desnudos.  

Y en cuanto a la Vinotinto, ¿aceptarán ellos, tanto adecos como copeyanos y sus derivados, que los jóvenes deportistas, que lo fueron cuando ellos pervirtieron el mandato, le enrostren las vicisitudes a las que se enfrentaron para subsistir?. Probablemente no. Es que a los de la cuarta reversa (ojo: reversa) no les gusta hablar del pasado. Con ellos reconocen que no fue ejemplar. Al contrario, harto vergonzoso desde el mismo Miraflores.  

Lo lamentable para ellos es que no pueden enarbolar ningún hecho en beneficio de la nación que apague lo que hoy, con el gobierno de Hugo Chávez, se está llevando a cabo. Especialmente para los desposeídos por ellos, desde cuando se arrimaron a la burguesía, “suerte” que no tuvo José Luis y Lila, pese a que, a empujones lechero (la exclusiva que le dio CAP) logró atesorar para comprar un “quintón” en el Country Club y tuvo que regresar a Miami con sus corotos. El destino los “arrejunto”… con el gocho.

Mientras, el pueblo venezolano pa’ lante con el Comandante y bebiendo la verdadera historia. No habrá fariseos  imitadores y rastacuero que nos impida gritar: ¡Que viva Chávez, adelante la vinotinto, y Bolívar despierta cada cien años cuando despiertan los pueblos!                                      

  Patria, Socialismo o barbarie! 

  pedromendez_bna@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1517 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor