Sindéresis

Festín adeco en la Mesa

Los adecos se salieron con la suya y desde ya le pusieron rúbrica a la fecha de sus primarias para el carnaval de febrero 2012. Ramos Allup, romulero desde siempre y con agallas inmensas para ponerle la mano al coroto, se dio cuenta que el petimetre, como califica a Capriles Radonsky, ganaría las primarias opositoras si se hicieran por estos días.

Y se dio cuenta también el zamarro más adeco, que ese lechuguino como también lo bautiza, no le gana a Chávez porque tiene el rabo de paja más grande que el del Comenta Halley. 

Y empezaron tempranito a conspirar adentro, los adecos. A ratos la mesa des balanceaba. Saben los zorros del acta mata votos que ellos en unos meses pueden cambiar la opinión de esa cuerda de burguesitos, que en el este del área metropolitana de Caracas ponen a ganar al figurín de Los Teques. Y Teodoro entonces, cogió una calentura, porque es que se ha cansado de escribir desde su pasquín, que él quiere elecciones ya. 

Un poco como arrimándole la braza a la Parrilla lechuguina. Porque tampoco Teodoro le perdona al primogénito romulero que lo haya tratado de mal medico y peor curandero. 

Nunca se había visto tantas ganas de perder con Chávez. Por eso el pobre Ledesma desde hace rato se dio cuenta que nada tiene que buscar en las primarias, menos en las presidenciales y María Corina cede al parecer sus ambiciones y usa sus fortalezas para emprender el apoyo a quien sea, desde la Casa Blanca que habita el negrito Obama. 

Así están las cosas en la mesa. Ramos Allup cogió ventaja en su propuesta, recorrió el país buscando un candidato de la social democracia, pero sin decir que él era el tipo. Y el zangabino lo soltó ahoritica y va a medirse después y cuando le dio la gana. Hasta los izquierdosos de la mesa lo apoyan y el saltarín de Barquisimeto es uno de sus más fervientes apoyadores. Porque es que los izquierdosos de la derecha dicen que apoyar a Radonsky seria un descaro. 

Y fíjense que al parecer el único que lo apoya es Puerta Aponte, para honra de la vieja salsa, sorpresas que da la vida. Y se preparan pues, en la mesa para las elecciones primarias abiertas de 2012. Toda una incertidumbre se cierne en el convite. Disyuntiva que se proyectará a finales de ese mismo año.

Porque esas elecciones espernancadas serán una edición desafinada de aquellas que Copey realizó a principio de los noventa y que ganó Álvarez Paz para después recibir una zurra electoral en las presidenciales que desinflaron la votación antes obtenida. Por eso un pocotón de gente irá a los comicios opositores sólo con el soberbio deseo de enviar, sea el adeco vejancón o el galanete pies de barro, a la mas contundente derrota que oposición alguna en Venezuela pudo haber obtenido. 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1872 veces.



Neri La Cruz


Visite el perfil de Neri La Cruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: