Peligrosamente Ignorantes

En este país y en este continente no se han aprovechado los negocios, la gente prefiere ser empleado con sueldo esa es, la cultura de lo seguro y no es posible pasar por alto con ligereza esa ineptitud intelectual del típico hombre y mujer del pueblo, sus efectos son graves cuando se engrosa enormemente el aparato público, sosteniendo casi las mismas tasas de desempleo favoreciendo el subempleo.

Esta misma masa que se lamenta por el crecimiento del aparato publico ineficiente convertido en el mejor empleador para proteger el monopolio interno, demuestra su ignorancia al no advertir que las dos partes del proceso, comprar pero no vender, son contradictorias para una de las principales naciones productoras de petróleo, la venta de productos terminados debería acompañar al crudo en su comercio exterior sobre la base de la diversidad productiva, debiera figurar entre las lecciones más elementales para construir el socialismo cuando se tiene con qué.

El gobierno demuestra una total falta de visión respecto de un hecho evidente, en la etapa actual de la civilización el desarrollo de la economía y de la sociedad debe ser proyectado en forma integral, pero, la ignorancia política es más desbastadora a pesar de las relaciones comerciales con Rusia, Irán, China, y las ventas de petróleo en todo el continente, son a su vez, los ejemplos más frescos y dolorosos cuando la historia, la experiencia y el sentido común son fatuamente descartados.

Por supuesto no podemos ni pensar descartar la venta de petróleo a Estados Unidos, al menos por ahora, con el resto de países, un pequeño intercambio facilita un cierto contacto deseable que nos permite la importación de ciertos productos necesarios y ejerce cierta función de palanca política.

Pero, comerciar solo cambiando petróleo por productos y beneficios, siempre es preparar el suicidio, o más bien, fabricar la guillotina para nuestro propio verdugo. La ineptitud del gobierno para solucionar el problema económico es nuestra mayor debilidad y la mayor protección para que goce el capitalismo.

Más directamente fatal es, la presión constante aunque se halle parcialmente oculta, 40000 millones con China, 19000 millones con Bielorrusia, otro tanto por acá y por allá a cambio de petróleo, es comerciar con un enemigo relativo, es provocar la voracidad en base a compulsiones económicas. ¡Qué importa la política del proceso y la crisis mundial cuando se puede ganar unos millones fácilmente! Y, cuando nuestro crecimiento económico es parcial el deseo de obtener esos dólares se hace más intenso con la acostumbrada ingeniosidad criolla que el pueblo aplaude porque está lleno de demagogia

En los negocios actuales no hay socialistas todos son capitalistas, cada uno hace un último análisis de precio, beneficios y ventajas y, por difícil que el negocio sea siempre es posible llevarlo a cabo. El pueblo, en su gran mayoría no conoce la diferencia entre comunismo y anarquía, entre un socialismo y el comunismo, porque, esta frase, “que el socialismo es la antesala del comunismo” bueno…ya no hay comunismo excepto en los partidos, y se piensa que repitiéndola se alcanzara algo mejor.

China, Rusia, están dirigidos por sus partidos comunistas pero su economía es capitalista, Cuba, con un partido comunista requiere cambios en su política económica. En nuestro proceso, en la lucha contra el capitalismo interno las cualidades negativas de aclarar una ideología económica son desalentadoramente obvias.

En economía no podemos ser reaccionarios solamente, aplastar a los sindicatos, encadenar al proletariado con sueldos básicos y no producir con los campesinos para llevar agua al molino de la `propaganda anticapitalista, porque, no podemos pensar como operara una industria moderna, limpia y en serie ya que no la tenemos. Entonces, por ignorancia proceder con la política que ensalza la mediocridad cultural y la compulsión económica.

En este campo el funcionario es alerta, inteligente, agudo, perceptivo, pero cuando se enfrenta a un proceso nuevo, a una nueva máquina, aun nuevo método que le permita vivir con la realidad su gestión avergüenza por la magnitud de esa visión que requiere de un millón de casas por año, de un ferrocarril que nos lleve a todas partes, de energía limpia en base al agua y al gas que no tenemos donde poner y se desperdicia, tuberías para llevar el gas domestico y no en bombonas, crear nuevas ciudades productivas, usar el satélite para unir a todos los ciudadanos y ciudadanas con teléfono gratis.

Todo esto es una realidad posible para que el pueblo trabaje, desgraciadamente, el funcionario tan consumado, reciclado en la esfera pública, demuestra ser un ignorante y un necio cuando se aventura o es obligado a salir de su estatus mental.

El gabinete es lo mismo y lo mismo, carece de visión y rapidez, su gestión es opuesta al proceso revolucionario por esa otra frase “de que falta mucho por hacer” interés político simple y llanamente para conservar al mismo gobierno que no es creativo, muestran siempre una misma tendencia hacia lo pomposo, hacia lo vacio, obtuso, desesperadamente atrasado e ingenuamente crédulo, repitiendo incansablemente las mas banales abstracciones sin que ellas vengan al caso.

Hay que pasar de ese miserable conjunto de reflejos verbales a un proceso creador para que el pueblo haga de este país una tierra de negocios y para que el proletariado construya el sector más importante de la comunidad nacional.

¡Cuán infinitamente cansador resulta escuchar el mismo discurso! En política y petróleo que son los asuntos de la política económica de Venezuela, las buenas intenciones (cosa subjetiva) no cuentan, lo que interesa son los resultados concretos de una política trazada hacia lo objetivo, hacia lo real.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2375 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: