Ruralidades

Trabajo, comida y casa

Habrá  que desmenuzar esa triada, que es de las primeras necesidades del ser humano, en el mismo orden en que están señaladas en la titulación de este artículo, hasta que podamos hablar de la consolidación del Socialismo que es uno sólo y verdadero asumido por el hombre, Jesucristo, de los originarios en las mismas montañas donde los había aventado la canalla que después se convirtió en el anticristo y, por lo mismo, antihumano enemigo del socialismo. 

Cuántas angustias la del Presidente Hugo Chávez cada vez que contempla la inestabilidad de los “barrios tricolor” cuales, como un terrón, se desintegran con los primeros aguaceros. Pero así mismo y con la misma  angustia que nosotros, reconoce que la falta de un trabajo digno durante el siglo pasado, el de gobiernos adecos y copeyanos, encaramó a la gran mayoría de los venezolanos a mal vivir en esos “cinturones de miseria” en donde también se incuba el odio y el crimen del cual hoy, descarados, culpan a Chávez. 

Pero que caray, aunque está “prohibido” olvidar, veamos con entereza el presente como el hormigón del futuro. Para ello, también con entereza, metamos el hombro, con todo y corazón, para que Hugo Chávez Frías deje Miraflores cuando todos los venezolanos y venezolanas tengamos el trabajo digno con el que sustentemos nuestra casa propia, lo que conlleva implícito el borrón y cuenta nueva de manera de no repetir el denigrante refrán, del que solo los desposeídos somos burla: “amor con hambre no dura”. 

Claro que, por fin, llegó el momento que los hombres y mujeres que le juraron a Chávez, tienen que renovar el compromiso “al cuadrado”. Si no lo hicieron…, y para que nuestro Presidente duerma tranquilo, es urgente que no muten en bacalaos de manera de cumplir el juramento: Es decir que si el camarada Presidente regresó con el macuto lleno de proyectos, que Gobernadores y Alcaldes asuman su parte de responsabilidad, a objeto de una mancomunidad con los ministros del Despacho. 

La voluntad del pueblo, en su mayoría sin lastre, está expedita para ayudar a nuestro Presidente en cuanto a la construcción  de viviendas. Los sitios abiertos y por reurbanizar esperan. Los ejemplos se pueden reseñar: El Silencio de Caracas, el primero que, de suburbio putañero, Medina Angarita lo transformó en lo que es hoy.  

¿No se podrá hacer lo mismo con el resto de la parroquia San Juan, hoy convertida en cueva de seres de mal vivir? A manera de sugerencia, con relación a La Pastora, antes de caballeros, Farruco puede reurbanizar de manera que las fachadas, hasta una profundidad conveniente, se mantengan, en cada “manzana” cuatro edificios de cinco pisos. Indispensable el cierre de Termópilas, el Polvorín a Lídice, la salida a la Av. Sucre y el recoveco Los Mecedores- Puerta Caracas.  

Con respecto a la agricultura, léanse las proposiciones del camarada Carlos Lanz (Sábado 16-10-2010): “Todas las manos a la siembra”. Al respecto, hubo mucha gente de izquierda que dejó pasar lo del “fracaso” de la colectivización del agro en Rusia. No se dieron cuenta que, muerto Lenin y Trotsky después, los bundistas ejercieron su poder de maniobra sobre Stalin, quien como obediente de los intrigantes, maldijo todo lo programado por aquellos mártires, incluido a los fundadores del Ejercito Rojo. 

Para terminar, un pedido al camarada Presidente Hugo R. Chávez Frías: La muerte del Camarada William Lara no debe quedar en la tumba. Las hienas rondan allá en los llanos del Guárico. 

Patria, Socialismo o barbarie. 

pedromendez_bna@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1418 veces.



Pedro Méndez


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor