Ruralidades

Los traidores también juran

Y algunos abusan hasta el sacrilegio al jurar que lo hacen con el ejemplo de hombres y mujeres que se despidieron de este mundo y que actuaron siempre apegados a la verdad hecha PALABRA; a la ética hecha costumbre sin darse cuenta el farsante que su atrevimiento se opaca ante la gracia del mono, simio al que nunca se le confunde el “hazme reír” con la morisqueta.

Pero bien, tenemos que concluir que sólo en la oposición disociada en nuestro país Venezuela, tienen cabida morisqueteros como Pablo Medina, que de él se trata. No es que este escribidor y Aristóbulo Isturiz estemos reconcomiados con el saltón de talanquera porque él, Medina, pidiera una investigación para cerciorarse de la consanguinidad de Aristóbulo con la honorable mujer que amamantó al héroe Simón Bolívar, la capayera y negra Matea. “A mucha honra”, diría José Leonardo y nosotros le haríamos el coro.

Es que no se trata solamente de que Pablo, el del pistolón contra los adecos de Petare porque le acariciaron la espalda cuando todavía no había saltado la talanquera, negreara a Matea. Es que se atrevió a equipararse con ese bastión revolucionario que fue Miguel Otero Silva cuando éste, en la plaza Bolívar de Caracas, juró conjuntamente con el Gabo García Márquez luchar por la paz entre los pueblos de Venezuela y de Colombia. De cuyo juramento, y como un testimonio eterno, la casa de MOS y María Teresa Castillo empezó a llamarse “Macondo”, nombre que fue borrado por quien hoy mantiene las primeras necesidades de Medina,  el talanquero.

De las babosadas de Pablo Medina se desprende que pronto se trasladará a la Plaza Bolívar de Colombia, si es que ya no traspuso la frontera de la mano de Pérez Vivas o del maracaibero Pablo Pérez. Es que todavía a los talanqueros y a la oposición guerrerista venezolana les es fácil entrar y salir de Colombia. Allá tienen al gestor Carmona, el breve. Pero en cuanto al socio inseparable de Andrés Velásquez, aun cuando gocen de comedero distinto pero juntos tras bastidores, el susodicho debe estar de viaje con dos maletas, previsivo el cobarde como es, por si la gente de Uribe prende la mecha de la guerra contra Venezuela. Es que a Pablo Medina se le olvida que, rodeando las plazas de la hermana Colombia circulan muchos colombianos y colombianas anti Uribe que ya saben quién es Pedro Carmona, y del talanquero Medina ya tienen su imagen en la pantalla mental, y quien con esos viejos fusiles que le quedaron del “caracazo” no puede parapetearse. Es que ya deben estar oxidados y, además, no puede alzar su peso.

Y por nuestra parte concluimos que Pablo Medina y quien le paga sus pendejadas no tienen peso para inclinar la balanza de la guerra a favor de Uribe, aún cuando sus mentores de la canalla mediática hicieron circular la especie en cuanto a que el colombiano asesino y traficante paracriminal, “tiene rodeado al presidente Chávez”.

Luego entonces, en vista de que esa campaña no está desfasada de la política oposicionista que pretende agudizar el conflicto planteado por Uribe contra nuestro país, no debemos caer en la retrograda inercia y el “según vaya viniendo”. Ellos, quienes dicen con regusto que “Uribe tiene rodeado a Chávez”, deben saber que las siete bases y los aviones artillados también los tiene en la mira y que, decimos nosotros, de aquí no se mueve nadie.

Por otra parte, aunque nos tilden de repetitivos y necios, lo aceptamos, pero la frontera terrestre entre nuestras dos naciones hermanas, debe dejarse en movimiento solo para el contacto entre los pueblos quienes, con los militares patriotas, serán los vigilantes insobornables para que no pase, en ambos sentidos, la conjura y los cobardes conjurados. Con estos, el maldito contrabando de extracción cual es siempre de aquí para allá y la maldita droga, siempre de allá para acá.  El intercambio comercial de gobierno a gobierno y en beneficio de los pueblos, debe hacerse de ahora en adelante por el amplio mar Caribe y el Atlántico. ¿Habrá quien lo crea inconveniente?, en todo caso que diga el por qué.

Patria, socialismo o barbarie.

                         *pedromendez_bna@yahoo.es 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1478 veces.



Pedro Méndez (*)


Visite el perfil de Pedro Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Méndez

Pedro Méndez

Más artículos de este autor