Comentarios críticos a "los Bicentenarios de las Independencias" de Nuestra América

COMENTARIOS CRÍTICOS A “LOS BICENTENARIOS DE LAS INDEPENDEN


Coordinador del Proyecto Libre e Intercultural Guaicaipuro

Asesor de la Dirección de Educación Intercultural del MPPP la Educación 

PAPEL DE TRABAJO PARA EL   “DIÁLOGO DE SABERES   POR LA   UNIDAD, LA DIVERSIDAD CULTURAL Y  LA INTERCULTURALIDAD”,  SIERRA DE SAN LUIS, ESTADO FALCÓN:  14 AL 18 DE ABRIL  DE  2009. 

América no caminará  sin el indio.

José  Martí 

“Me siento más indoamericano y afroamericano que:

-latinoamericano,

-iberoamericano

-e hispanoamericano”.

Hugo Chávez (en Brasil)

Afirmación que debía pasar por debajo de la mesa de los círculos imperiales e imperialistas.

Porque ello en el fondo, propone una construcción endógena de la interculturalidad y una opción por las identidades más reprimidas e invisibilizadas del continente. Entonces, todo lo que tiene contundencia, no se discute. Ignóralo. Es la lógica de la cultura metropolitana dominante. ¿Por qué?   

“Un pueblo avergonzado de sus propios orígenes y que duda de sus posibilidades de autorrealización, no es el sujeto histórico más idóneo  para una revolución”.

Esteban  Emilio Mosonyi. 

Un nuevo fantasma recorre el mundo. ¿Es Bolívar? ¿Miranda? ¿Martí? ¿Artigas?  ¿San Martín? ¿Sandino? Nos anuncian el regreso de Quetzalcoátl. El regreso de Túpac Katari. Micaela Bastidas. De Guaicaipuro, de Lempira, Apacuana, el Negro Miguel y Guiomar. Otro canto de Neruda hace falta en estos 200 años de nuestras  Independencias. En cada 100 años cuando  los pueblos  hablan y despiertan de nuevo con Bolívar, cuando Bolívar regresa.

ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

Valernos de la crisis para  avanzar. Aprovechar adecuadamente la oportunidad histórica, En el aquí y ahora, estemos despiertos.  Las grandes revoluciones se han montado sobre la oportunidad histórica precisa, cabalgando sobre el lomo del caballo domado de nuestros viejos y nuevos conquistadores, en el corazón de los grandes sacudimientos históricos y sociales. Allí nace de nuevo la Patria Grande.  Resistencia y Emancipación, participación y protagonismo se complementan, no se excluyen. 

Primera revisión  de su marco teórico-ideológico 

      Período: 2009 al 20021?.  ¿Por qué no  hasta el 2024? ¿Vamos a dejar por fuera al 2024 , fecha en que se consolida la Independencia de Sudamérica con la Batalla de  Ayacucho?  Primer elemento de duda….¿quedó atrás Haití? Y hacia delante  ¿dónde está  Ayacucho y el Congreso de Panamá? 

        Hasta los proyectos educativos que ya se esbozan desde  centros metropolitanos como España y Portugal, en  conchupancia con oligarquías nativas piti-yanquis, pretenden vendernos desde ya un cronograma de actividades para los 200 años de nuestras Independencias, que iría del 2009 al 2021. Cronograma educativo ya por sí chucuto, mutilado, que deja por fuera  -como en efecto dejó los 200 años de Haití en el 2004(º) pasando por debajo de la mesa-  y pretende escamotear  en el  2024 los  200 años de la Batalla de Ayacucho que cierra  la primera  independencia de  Sudamérica … Yendo más lejos en el 2026 los 200 años del  Congreso de Panamá para enfrentar a la  perversa Doctrina de Monroe de 1923, brazo americano de la Santa Alianza  de 1815, instrumento del colonialismo  europeo para   ayudar a España a  reconquistar sus colonias en  América (o para un nuevo reparto entre las potencias europeas y el  naciente imperialismo yanqui).

(º) Salvo el  Congreso Bolivariano de los Pueblos, que en esa fecha recordó la gesta y la memoria de  Alejandro Petión. Recordando la deuda de  Venezuela y América con Haití. En esa fecha circularon varios artículos de José Marcial Ramos Guedez.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

LA DOCTRINA DE MONROE: UNA ORIENTACIÓN IMPERIAL, ETNICA-PATRIARCAL Y PAN EUROPEA COMO  LA SANTA ALIANZA

 

“Nosotros no somos ningún Nuevo Mundo”. Somos tan viejos y tan nuevos como Europa”

Hugo Chávez

 

-Ya  la doctrina de Monroe tenía una orientación  no sólo  imperial y  de clase. Tenía también una ideología étnica y patriarcal, pan-europea, como  la  Santa  Alianza. De  allí,  que tanto Inglaterra como Francia y los Estados Unidos dejaban cada rato a  Miranda con los crespos hechos… De allí la tardanza para reconocer nuestras  Independencias y  el  saboteo al Congreso de Panamá.  De  allí el compromiso reciente de  USA en su alianza con Inglaterra en la guerra de Las Malvinas. Patriarcal, porque  lo de  “Madre Patria”  lo tomaron en serio. El culto a los padrotes de La Conquista. Y lo de Madre o de madrastra, sólo se expresaba en su  astucia para cogerse la Tierra:  la  Madre Tierra y sus recursos, con gente y todo. Y a la Madre Nativa de carne y hueso. Hasta convertirnos en un gran centro de recría bajo pretexto de “mejoramiento de raza”.  El racismo y el etnocentrismo comienzan como vergüenza materna: vergüenza primera, de la madre india y luego, vergüenza de la madre negra, parda, indomestiza o blanca de orilla. Y a la final, madre es madre, que se contrapone a los señores o padrotes de la conquista. Los toros de raza de la “Raza Cósmica” para el mejoramiento de raza. Es una forma muy particular de europeizar o de transformar lo  propio en ajeno o lo ajeno en propio. Y eso mismo lo llevarán también a la política y a lo social.

 

ALQUIMIA IDEOLÓGICA PARA CONVERTIR EL BOLIVARIANISMO EN PANAMERICANISMO

 

-Hay toda una  anti-historia republicana que no termina de explicar la  magia o el proceso por el cual cierta alquimia ideológica transformó paulatinamente el  pensamiento independentista,  integracionista y emancipador de  Bolívar y  Miranda, Martí, Sucre, Hidalgo, San Martín, Abreu de Lima, Artigas, Simón Rodríguez, Sandino… en un  huero  Panamericanismo, camuflado en la  Doctrina imperialista de Monroe. Hasta hace  poco, cada  14 de abril celebrábamos en las escuelas el  Día Panamericano y nos obligaban a cantar el  Himno de Las Américas.

-Falta que  al nuevo  coro del  iberocentrismo y  al hispanocentrismo se reincorpore  el  neo latinoamericanismo liderado por  Francia para   hegemonizar entre  los  tres,  los 200 años de nuestras Independencias y convertirlos en una  fruta insípida o podrida, a título de lucha contra le hegemonía anglosajona, para negar de raíz nuestra indianidad, nuestro  indoamericanismo, nuestro  afroamericanismo y llevarnos a la quinta esencia de una venezolanidad sin  asidero propio, siempre por los caminos de unas nacionalidades  exogenéticas, vistas desde afuera, con un origen y desarrollo  y punto de llegada en las grandes metrópolis. Europa convertida en alfa y omega de nuestra existencia histórica, cultural y espiritual. Hasta el extremo  de presentarnos como “naturales” (o sin cultura) y hacer de América un  “invento europeo”…Un papel en blanco donde el colonizador de turno escribe una historia a su antojo, capricho y según sus intereses. América Latina, Iberoamérica, Hispanoamérica, América, siguen operando como excluyentes, negadoras e invisibilizadoras de  Indoamérica y  Afroamérica.

 

DESLIGARNOS  ANTE TODO DE NUESTROS ORÍGENES INDÍGENAS: El  MESTIZO  Y CRIOLLO COMO  INVENTO DE LO “NO-INDIO” (Vale decir, la imposibilidad mestiza o criolla de que en América existan hoy descendientes de indios o herederos auténticos de la indianidad).

 

    Llamamos indio al descendiente de los primeros americanos, hoy “ sin mezcla de otra raza”, expresará en su cinismo el Diccionario de la Real Academia Española.  El reto es tan grande que te obliga  a buscar un indio o un descendiente de indio en Júpiter o en la Luna.  Porque en este planeta no existirá nunca y por esa vía, no habrá aborígenes o indígenas en ningún continente. Es una manera de extirpar la presencia indígena por la vía biologicista. Hasta hace poco, 1979, la FUNAI de Brasil  le sacaba la sangre a los indios, para ver que porcentaje de sangre india tenían y saber si las tierras le pertenecían o no.

También existe la extinción jurídica, para decir quien es indio y quien no.  Aquí sí y aquí no. dirán los manipuladores de la geografía etnográfica con una ficción jurídica. La extinción lingüística,(hablamos sólo español y no en ye´cuana) la extinción cultural y humana (naturales, salvajes), la extinción religiosa (paganos, sin bautizar) la extinción estadística (no hay indios sino mestizos o campesinos), la extinción territorial (territorios vacíos), la extinción por la educación (educación, uniforme, estandarizada bajo pretexto de igualdad), la extinción urbana,(en ciudades no hay indios sino ciudadanos)  la extinción  laboral (si un indio es campesino, ya no es indio, si  no vive en el campo y vive en la ciudad, ya no es indio. Si es minero o asalariado, ya no es indio). Pero también existe la extinción  por endorracismo, por vergüenza étnica, por vergüenza de clase ( de  ser pobre), la extinción por eliminación física (genocidio directo e indirecto) y tantas otras modalidades que inhiben e invisibilizan su presencia histórica, nuestra presencia histórica como parte de los primeros americanos.  En el fondo, es cuestión de métodos, de cómo y cuando acabarlos.

 

  -El primer deber de todo colonialismo es dejar a  los territorios sometidos sin ninguna referencia sobre el aborigen como punto de partida para desubicar a  los dueños originarios y sus descendientes, y convertirnos en agradecidos súbditos y en eternos criados o menores de edad: Darcy Ribeiro comenta el  trauma del  Caribe, vivido por  los nuevos pobladores ante el exterminio  físico del aborigen, aún cuando sobreviva de cierta manera algún  legado de su herencia cultural.

 

-Porque ellos se sienten portadores de la  “raza superior”. De allí el “Día de la Raza”, con el aval de muchas momias de academias. De allí la idea terca de “Descubrimiento”, porque en esas tierras “descubiertas” no había gente y por tanto no había nadie y por tanto, no estaban habitadas por nadie: sólo había  animales exóticos y paisajes pintorescos. Así se haya producido un  “mestizaje”  casi confundido  con la  zoofilia, -como apunta cierto discurso mantuano- para calmar una necesidad sexual semi animalesca  al concurrir a otro continente sin sus propias familias. Y algo muy importante para el derecho de propiedad: la necesidad de dejar herederos y de tener siervos o criados, o de tener doble familia, una legítima y otra ilegítima, para crear vínculos con las castas sometidas y un equilibrio social de la colonia.  Aparte de esclavizados. En una  escala de castas  con  extremos  e intermedios sociales y económicos en  provecho de la instauración de la unidad del  imperio.

 

-Porque ellos siempre se presentaron como portadores de “la cultura” y de la “civilización superior” y  del “idioma” para sacarnos de las variantes “dialectales” de una  Babel de dragones. Haciendo el milagro bíblico de traernos la palabra de Dios, que ayer hablaba en español y en portugués, pero que ahora nos habla en inglés y en la lengua de las máquinas. ¡Oh Ciber-Dios de la globalización  capitalista neoliberal! ¡Identidad o Muerte! ¡Patria, socialismo o muerte! El triunfo de la vida sobre la muerte del planeta.

 

EL “EXTRANJERO ENDÓGENO”, ES EL NATIVO EN SU PROPIA TIERRA(º)

---------------------

(º) Esta expresión de “extranjero endógeno” para designar la situación inexplicable de los pueblos indígenas de América después de la conquista, fue acuñada por un estudiante de un Liceo Bolivariano en el interior del país.

 

Tierras de nadie, espacios vacíos. Habitados por nadie, son esos espacios y territorios indios. Por eso los indios, desaparecieron antes de aparecer.

Eduardo Galeano

 

- La historia del colonialismo nos demuestra que todo conquistador y colonizador se cree a sí mismo eterno, natural, transhistórico, en su patio trasero con sus pateaderos y sus indios pateaos: y  por supuesto que, ojo pelao: “yo soy más venezolano”  que tu, “más “boliviano” que tu, “más ecuatoriano” que tu,  “más nicaragüense” que tu o “más salvadoreño” que tu. ¿Quién lo dice? 

 

-Tres divinas personas:

a) El Padre: mis derechos de conquista, que son interminables e infinitos; legados a mis hijos de generación en generación;

b)El Hijo: mis orígenes europeos y mi razón europea que son eternos y hablan con la voz de la ciencia y de una tecnología descomunal y avasallante, pero que ayer hablaron a sus esclavizados con el “temor de Dios” como principio de la sabiduría; aunque mis hijos nacidos en  América seguirán siendo inferiores. Los eternos “críos” o “criados” así tengan con sus nietos pasaporte  de la Comunidad Europea. ¡Oh, pecado mortal de haber nacido en América, exclamaría de nuevo Francisco de Miranda!

Por tanto, mis hijos, nacidos aquí, como críos o criados o criollos, siempre tendrán de alguna manera oculta algún régimen de excepción que los rija, que limite sus derechos, para que no se conviertan en “ovejas descarriadas”, ni de la iglesia, ni del Estado Imperial, ni de la familia real. Ni de la razón operativa de Occidente. Ayer no podían ser Virreyes, ni Cardenales, ni Obispos, ni Capitán General, ni diplomáticos, ni altos militares. Hoy todavía no tienen derechos de europeos de primera. El indiano –europeo radicado en América- es de segunda y sus hijos de tercera. Les falta  muchísimo…Hay un  “todavía…” (trecho largo… inalcanzable o la esencia del colonialismo). Pero hagamos que ellos sigan disfrazados de europeos –jugando al blanco- para pisar a los otros nativos. Trampas y entrampamientos indefinidos. Ambigüedad aprovechable por el imperio de turno.

 

c) El Espíritu Santo de aquella repugnante ideología de colonia: La vergüenza racial, la vergüenza étnica, la vergüenza de la madre, la vergüenza territorial, del lugar de donde naces, de la nación de origen y de clase oprimida o de todo lo que caracteriza al  colonizado. Resultado: malinchismo y  xenofobia como caras distintas de una misma moneda, la enfermedad común del colonialista y del colonizado. Odio  hacia sí mismo, extranjero en tu propia tierra, rechazo al sí mismo y al  otro diferente. Amor y odio al que te oprime,  cuya tensión es inculcada por la metrópoli: el problema de  no ser europeo en  Europa (xenofobia); el problema de ser aborigen en América o  el pecado de haber nacido en América (malinchismo). Al cruzar el Atlántico: La degradación de haberte convertido en  indiano (europeo radicado en América). Aquí en  Nuestra América,  el malinchismo priva sobre la xenofobia.

 

- Yo quiero ser “como él”, más no “como soy”… o “como no soy”…Más no es posible ser  otro. Es natural el mimetismo en el camaleón para defenderse de sus enemigos. Pero en  los humanos, revela una debilidad: ausencia de personalidad, de identidad y dignidad. Carencia de sentido de libertad. Y debo ser libre desde ahora mismo para configurar un proyecto de liberación de largo alcance histórico. ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Adonde vamos?  Con el  cómo o los métodos por delante para operar en el aquí y ahora. Y la utopía como espejo del porvenir, de un porvenir por hacer. ¿Qué hacer? Ahora mismo, a mediano y largo plazo.

 

-  Mientras que ustedes –dirán ellos-   indios y negros, isleños y demás blancos de orilla, nietos del guanche bereber Francisco de Miranda o nietos tan expósitos como Simón Rodríguez, aparte de ser de razas y culturas inferiores,  son transitorios, efímeros, pasajeros en tránsito,  especies en proceso de extinción (o de lenta digestión –o asimilación-  por la boa de los imperios de Occidente). Por lo tanto no Son, ni tendrán esperanzas del “Serán” (o del Seremos). Negación ontológica del colonizado. Presente negado para negar el futuro. Presente negado  para negar el pasado. Identidad, es mucho pedir. Dignidad, es contrario al estatuto  que rige al colonizado. Libertad, igualdad, fraternidad:  entelequias jurídicas.  Está en la ley, pero no en la realidad social e histórica.  Aunque muchas de estas banderas fueron tomadas  de   América, del “hombre bueno por naturaleza”, pero,,, todavía era “salvaje”… Entonces la asumió la  Revolución Francesa en nombre de los  Derechos del Hombre y del  Ciudadano  para darle un retoque  “civilizado” y “universal”, aunque no universalizable. Pero, cuidado, cuchillo para su propia garganta: libertad, igualdad y fraternidad, son contrarios a  imperio y privilegios sociales, son la negación de la hegemonía de Occidente sobre los pueblos del mundo.  Será el único camino para su encuentro con el mundo(interculturalidad) para salir del eurocentrismo, del logocentrismo  o  caricatura de universalidad. Será el único camino para encontrarse consigo mismo (intraculturalidad).

 

HABLA VASCONCELOS Y  SU  “RAZA CÓSMICA”

 

      Tal y como reza  la lógica colonialista, hoy  transfigurada por la lógica del capitalismo global.

-Vasconcelos lo dice: las razas vienen y se van ¡Para nunca más volver! Como dice aquella canción   ¿de despecho? ¿o de anhelo de blanqueamiento?. Pero la raza blanca anglosajona, todavía no ha cumplido su papel. Es la que Es. La Raza Cósmica, nueva raza por venir, tendrá que esperar… de donde saldrá el nuevo Supermán de América, hablando por todos los pueblos y culturas y lenguas del mundo, pero en el futuro también hablará en  Inglés y  en la lengua de las computadoras. ¿Y  para qué carajo estudiar castellano o portugués, menos idiomas indios, vasco, catalán o gallego o patois afroamericanos o ese alemán, machucado, degenerado, alemán “mal hablado” de la Colonia Tovar  o de El Jarillo?  ¿Y para qué estudiar historia y geografía?  Hay que vedarle todo eso al colonizado. ¿Y para qué conocer  esas historias y empresas fracasadas  del  Hombre de las Dificultades?  ¿Acaso no  fracasó el  Congreso de Panamá? ¿Y la Gran Colombia? Hay que reivindicar, dicen ellos, a Páez, Santander, Sarmiento, Alberdi y Gutiérrez porque ellos devolvieron la unidad y capacidad de nuevas expansiones al imperio por la vía del neocolonialismo y  la negación radical de nuestros pueblos, naciones y países.  Habrá que reivindicar a Gómez frente a las aventuras de Cipriano Castro. Habrá que reivindicar el bloqueo de las potencias europeas de  1902 y los intentos recientes de la Exxon de embargar a PDVSA.

 

La eterna espera: o el letargo colonial

 

Entonces: ¿qué  le queda al colonizado? 

-La eterna espera, responderán con cinismo.

-Luego: ¿qué  sentido tuvo la independencia?

-Ninguno, dirán. Es “natural” el sometimiento de las razas, culturas y clases inferiores.  Es natural la esclavitud y el servilismo.

-Habrá  que reivindicar a Aristóteles en aquello “de que unas razas nacen para mandar y  otras para obedecer”.

-De allí  que una invasión de Occidente a un pueblo, no es una invasión, es una demanda civilizatoria y un acto generoso de evangelización frente a un pueblo “bárbaro”. Pero cuando  un pueblo  diferente  invade algún pueblo de Occidente, entonces –ojo- allí sí hay una invasión, una invasión de los bárbaros para oponerse a la  “civilización”.

 

ARGUMENTOS DEL COLONIALISMO EUROCÉNTRICO  CONTRA  LAS  INDEPENDENCIAS O LAS MANIPULACIONES IMPERIALES

 

º Sólo guerra civil: ¿no hubo guerra de independencia?.

 

-Por eso, sigamos diciendo que no hubo guerra de Independencia sino guerra civil y exterminio injustificado ante las bondades de Monteverde o de  Pablo Morillo. La guerra a muerte, injustificada la inventó aquel Bolívar alebrestado contra la unidad del imperio. El genio del mal, la tea de la discordia, el enemigo de nuestra patria, dirán ellos, aún después de muerto.

 

º Los indios y después Bolívar, son los grandes “divisionistas y  secesionistas”:

 

-Por eso sigamos diciendo que Bolívar  -y de paso  Miranda-  fueron los grandes secesionistas y divisionistas, los grandes balcanizadores porque cometieron el pecado mortal de atentar contra la  Unidad del Imperio. Todo se verá desde el cristal con que se mire: desde su estrecho mundo de intereses.

 

º Remover lo indio que hay en mí y en nosotros:   o bailar sobre un tusero.

 

-Digamos también, señalan ellos, que los pueblos indígenas hoy son peligrosos porque pueden ser utilizados por  el  imperialismo  para impulsar contra el proceso de integración continental, nuevos secesionismos. Por lo tanto  hay que seguirles negando el derecho a sus tierras y  hábitats. Hay que negar –o desconocer de hecho- sus derechos  originarios. Devolverlos a un “régimen de excepción”, que limite de nuevo sus derechos. Echar atrás los derechos de la Constitución Bolivariana.

 

º Las luchas son peligrosas:

 

-Digamos que la lucha de las mujeres, aunque legítima, puede ser peligrosa, porque puede reproducir un  machismo al revés.

 

º Descalificar todas las luchas:

 

-Digamos que la lucha de los negros, aunque justa, como afrodescendientes es peligrosa y puede producir un racismo al revés. Entonces, es mejor negarla de antemano y procesarla sólo como dominación económica y  lucha de clases..en todo caso.

 

º El sindicalismo pudrió la clase:

 

-Digamos que la lucha de los trabajadores, también es peligrosa, porque  el fruto de su vientre es una casta de sindicalistas corruptos y decadentes. Además, si están aliados a  Fedecámaras, sólo con eso ya pierden –no sólo ellos, sino toda la clase- su esencia de  clase revolucionaria. Ya no tendrán chance de sacudirse contra sus propios verdugos. Esos trabajadores pardos, indomestizos, zambos, afromestizos, flojos por naturaleza, no están preparados para el autogobierno. Además, por su lado español tienen taras hereditarias de provenir de delincuentes.(la supuesta huella perenne de Herrera Luque). Mejor hubiera sido, la conquista con otra estirpe humana, dirá la nostalgia anglonorteamericana. Fuéramos otro pueblo. ¿fuéramos o serían ellos? Es el secreto a voces, descalificador  de todas nuestras herencias culturales, que no siempre podemos pregonar a cuatro voces. Pero a veces hay las imprudencias y se le va la lengua al Mata Cura en Globovisión:   ¿Y qué hace ese zambo de Sabaneta en el poder? ¿Y todavía sigue ahí? Pero ¿hasta cuándo?... La “paz laboral” la había logrado muy bien Lusinchi, incluso la paz con los grandes medios, a cambio de suministro de papel y otros privilegios ocultos.

 

º Hasta los ambientalistas, son peligrosos:

 

-Digamos que son peligrosos los ambientalistas, porque se oponen al  “progreso” y el “desarrollo”. Quieren que los paisajes sigan  vírgenes, silvestres, sin la pisada humanizante del “hombre blanco”. Es una mentira afirmar que los polos se derriten ante el calentamiento global. Es una Kyoto-mentira-global de esos ecologistas. Una Kiotomanía, como lo adelantó Bush. 

    Pero también algunas ONG financiadas por los grandes centros de poder –hay que decirlo-, el Banco Mundial, la CIA, la Corona Española, Nestlé, la Exxon, sabrán disfrazarse a tiempo de ecologistas para darnos la medida de lo que es o debe ser el ambiente. Ya Estados Unidos tiene claro cómo y cuándo se debe salvar el Amazonas de gobiernos “bárbaros” y “tribus” salvajes. Y así también  financian movimientos indígenas y afrodescendientes, para decirles de antemano cómo deben administar los recursos naturales de sus tierras y territorios. O a periodistas e intelectuales para decirles cómo y qué informar, pero también, qué no informar. Con qué velocidad y con qué intensidad para formar  nudos o matrices de opinión favorables a la causa de la “libertad” y el “equilibrio del planeta”.

 

º No nos conquistaron los españoles sino ¿los mismos indios?

 

-Digamos también –dice la derecha- que la conquista no fue española o portuguesa sino una conquista de los indios contra los mismos  indios enfrentados unos con otros. Cosa que  utilizó el  español o el portugués para  afianzar la  búsqueda del Dorado, sin lo cual no  hubiera sido posible  la conquista de América a pesar de la superioridad de armas de hierro contra  palos y flechas y estratagemas guerrilleras sobre un terreno nativo conocido palmo a palmo.  Hagamos de cualquier independencia una Babel de Papel con todas las trampas del lenguaje, de la comunicación y  la información. ¿Olvidan que es la misma táctica operada por todos los imperios y colonialismos, en todos los tiempos, con aquello de divide, divide y vencerás?

 

º Los africanos no fueron esclavizados ¿se esclavizaron ellos mismos?:

 

-Digamos también que  África también se prestó a la esclavitud, porque sus dirigentes vendían como negros- negreros a sus hermanos a los mercaderes europeos, traficantes de carne humana y así lo hicieron también los caribes en Las Antillas. Y lo hicieron primero, los guanches guatiaos en las islas Canarias.

 

º El Evangelio, ¿atado para siempre a la esclavitud y al colonialismo?

 

-Y por esa vía, terminemos descalificando también  el Viejo Testamento porque  los judíos  vendían como esclavos sus hermanos a los fenicios y  a otros pueblos traficantes de esclavos.  Sobre todo,  porque el  Viejo y el Nuevo Testamento no condenaron en forma expresa  la esclavitud. Y salvo algunas voces aisladas de profetas abolicionistas, era vista como algo “natural”.

-Recordemos que en la primera independencia de América, las teologías de la liberación, también se hicieron presentes. Frente a la pastoral contra Miranda de Monseñor Hernández Milanés, Miranda contrapone el manifiesto del cura Giscardo.  Frente a un evangelio casado con el imperio, el colonialismo y la esclavitud, Juan Germán Roscio antepone  un evangelio que anuncia el Triunfo de la Libertad contra el Despotismo y el cura Hidalgo, con los indios y la Guadalupe, revienta con el Grito de  Dolores y ya aquí,  Madariaga, detrás de la  godarria,  señala con el dedo al pueblo, pidiéndole que responda que no y ponga punto final al Gobierno del Capitán General, Vicente Emparam. 200 años se cumplirán el  19 de abril del año que viene: 2010. 

 

-Admitamos dirán ellos, que los nativos son flojos como los indios y africanos. Los vascos, canarios y los puertorriqueños son  aplatanaos, otra modalidad de flojera, que también envuelve a los filipinos. ¡Qué casualidad!! Pero aquí en  América, si juegan al  colonizado-colonialista, si se hacen pasar por europeos, los  vascos, los canarios,  pueden pasar también como trabajadores ejemplares. Y los gallegos, satirizados desde España, pueden volverse eficaces e inteligentes en Las Indias, si cumplen con su papel asignado.  Ojo pelao. Pero  Bertold Brech nos recuerda en  su obra de teatro  “Hombre por Hombre”, cómo fue que  un  ciudadano  irlandés que era en su propia tierra un  personaje ejemplar, enviado como  colonizado-colonialista a la India al servicio del  imperio inglés, de la noche a la mañana se convirtió en una máquina de matar. Un militar recluido en sus cuarteles se convierte en  una máquina de matar. Un episcopado, encerrado en sus iglesias y en los recintos  de las capillas privadas y de misas privadas para la burguesía, se convierte en los teólogos de las máquinas de matar, de robar, de mentir y de fornicar.

Así,   -para ellos-  nunca han existido aquí,  Teologías de la Liberación sino  “herejías”.

 

INDIOS Y NEGROS, SOLO COMO PASADO,  AHORA SÒLO HAY  MESTIZOS, CAMPESINOS, CIUDADANOS  Y  ASALARIADOS

 

-En definitiva (vaya qué táctica)  reconozcamos el pasado glorioso de aquellos heroicos Caciques y Próceres como Guaicaipuro, Tamanaco,  el  Negro Miguel,  José Leonardo Chirino, que prefirieron morir de pie a vivir de rodillas, Pero  sigamos negando  la  diversidad cultural y la interculturalidad para desconocer  el presente histórico de los  pueblos y comunidades indígenas y de las poblaciones afrodescendientes. Ambos con presencia rural, semi-urbana y urbana al mismo tiempo. Ambos hoy  conforman un mapa etnográfico complejo que comprende todo el país rural y urbano, aparte de  las  zonas o regiones de resistencia más precisas,   fijas y connotadas, según los casos.

 

EL SECUESTRO DE LA CONTEMPORANEIDAD HISTÓRICA

 

-La contemporaneidad histórica ¡Señor, Señor!  que llegue sólo hasta Gómez, hasta  Pérez Jiménez o hasta las bondades de la  paz social del  Pacto de Punto Fijo.  Después: a comprá alpargatas nuevas que lo que viene es joropo. Se acabó la paz social: no existió el  caracazo y el 4 de febrero. Eran sólo relámpagos del Catatumbo, cuyos celajes se vieron en varias partes de la geografía nacional.  Se acabó en Venezuela la luna de miel, -q.e.p.d.- obra de Fedecámaras y la CTV y la Conferencia Episcopal, ahora somos hasta “racistas”, que antes “no lo éramos”. Ahora somos intolerantes, que antes “no lo éramos”..Nunca se había visto tanto enfrentamiento entre venezolanos. Obra de quién? Pues de Chávez (¿?)  El Cardenal Urosa ora por  la  reconciliación y por cambiar  los mandamientos: sobre todo eso de no mentir/ no matar /y no robar /. Todo es persecusión inclemente de una “justicia política”, dice él.   Claro que necesitamos paz, pero con  pan y justicia como la del profeta Isaías. No la paz de los sepulcros blanqueados. No la paz  que   convoca al delito y a la impunidad. Me hablan de paz y en secreto se preparan para la guerra civil, como lo vio Bolívar después del terremoto de 1812.

 

Un ejercicio de la memoria:

 

Ajá, un ejercicio de la memoria histórica: ¿olvidamos que la misma acusación –de haber dividido el país- se la hicieron los copeyanos a los adecos en la época de Gallegos? Los copeyanos eran racistas-clasistas con “los cholúos”.  Sólo que ahora, tanto adecos y copeyanos, ambos son racistas-clasistas contra “los cholúos”, esos indios y negros encaramados  en cerros, que perturban a la gente de las colinas. Sólo que AD le ganó la partida a  COPEI  y Fedecámaras fue fruto sagrado de  tu vientre, ¡oh, Corporación Venezolana de Fomento! donde Fedecámaras se despachaba y se daba el vuelto para aprobar los créditos a la empresa privada, al amparo y complicidad de un  gobierno adeco. Entonces hoy no sabemos quien es más enzapatao para  bailá aquel  “Mayami Nuestro”, si  Ramos Allup o  Eduardo Fernández.  Por eso, Ramos Allup acusa a Chávez  de  “creer que todavía  somos indios” y  “de pretender mantenernos  sobre los árboles, con un taparrabos de hace 2000 años”. Palabras textuales.  Luego Chávez, dice Ramos Allup, creó eso del  “Día de la Resistencia Indígena”  el  12 de octubre para alimentar “el odio” contra los europeos.

 

  Una  República en venta, era  el primer capítulo de  Política y Petróleo de Rómulo Betancourt criticando a Gómez. Pero Ramos Allup no se atreve a escribir el capítulo final: La República que los adecos terminamos de vender (con el Pacto de Punto Fijo).¡Por una Venezuela empeñada y de la Exxon!  Se parece mucho Ramos Allup a aquella “Mis Bolivia” cuando afirmaba:  que la gente cree que Bolivia es india como la gente de La Paz, pero están equivocados los que crean que somos un país andino: aquí somos  altos y blancos y de pelo amarillo y ojos azules y además,  hablamos  inglés.  Espoleta en mano, pero…no me vas a provocá… Bueno, ellos –Ramos  Allup, “Mis Bolivia” o “Señorita Mayami”, los nazi-croatas de Santa Cruz-  son blancos y se entienden. Deja ¡que los muertos entierren a sus muertos!

 

LA JUSTIFICACIÓN DE LA INTERMINABLE CONQUISTA

 

-Digamos también (hablan los detractores) que la conquista fue obra de los propios indios divididos  y enfrentados entre ellos mismos en luchas “tribales” intestinas y locales como aliados del poder español……. y que la  Independencia fue sólo obra de  hijos de españoles, una guerra de  los hijos contra sus padres para luego seguir haciendo con  indios, negros y pardos, lo mismo que hacían sus padres contra los legítimos americanos. Los indios de Guayana con Piar y luego los llaneros, estaban pintados en la pared. Hubo  apenas “un” negro –y de vainita-  al que llamaban Primero, que cayó herido de muerte en Carabobo..

-Digamos entonces (hablan los detractores) que no hubo traición a los libertadores y  al  proyecto de Independencia. Porque si “no hubo” proyecto, tampoco hubo independencia y tampoco podrá completarse con una segunda independencia. Todo se convertirá ayer y hoy  en un “quítate tu para ponerme yo”. Es deber del imperio y de los imperios clausurar toda esperanza en los oprimidos.  Para ello: el  temor del diablo con las teologías de la dominación y  hoy,  el terrorismo mediático,  alimentado en la Semana Mayor por la  Conferencia Episcopal.-

 

-Digamos que las tentativas de Zamora y la Guerra Federal por una segunda  Independencia económica y social, se quedó en veremos. Y todo lo que queda en veremos, es parte de un pasado anacrónico, inalcanzable. Clavo pasao. ¿Qué nos dejó La Tempestad? Preguntará César Rengifo.

 

-Señalemos, que aparte de la consigna  ¡Patria para los Indios!   la  Guerra Federal no  se propuso una revolución cultural como  complemento de la revolución  política, económica y social. Y que ahora, sería extemporáneo  proponérnoslos. Destaca con saña el oligarca. Las banderas no realizadas sólo pierden vigencia cuando se realizan. Así, la lucha de clases no tendrá sentido cuando desaparezcan las clases sociales.

 

-Señalemos, que cuando vino el V Centenario de la masacre de América, el más grande genocidio de la historia humana, había que celebrarlo sobre las cenizas de los mártires. Porque ellos perdieron su cuerpo para “salvar” su alma.  El imperio siempre ha tenido su manera de interpretar y  de operar el Evangelio. Los 200 años de nuestras  Independencias, no se pueden celebrar, en cambio, porque “hubo muchos muertos de lado y lado”.(¡Mayor hipocresía!, de los que en 1992 danzaron sobre las cenizas de millones de indios y negros  muertos en aquel genocidio de la conquista y la colonia). Es mejor, entonces, una c o n m e m o r a c i ó n. de los 200 años, dicen ellos. Sin poner  mucho el énfasis en lo que pasó  -señalan-  sino en lo que pasa o puede pasar.. Pero, mientras huimos del presente, tampoco hay pasado que le sirva de herramienta, mucho menos futuro. Es la lógica de un interminable colonialismo, casado con el capitalismo global: ¡Miserable de ellos, quién los liberará de ese cuerpo de muerte!  El capitalismo financiero? ¿el mismo ladrón administrando la crisis  y financiado por sus propias víctimas? ¡Quien nos liberará de ese capitalismo de muerte!  Pues, nosotros mismos.

 

¿Qué  América encontró su  “unidad” a través de España? ¿Pero, España no encontró su  unidad a través de América?

 

-Son las pretensiones unilaterales de todos los imperios  de Occidente.  Es  a partir de su desencuentro con  América, que España comienza a tomar conciencia de su  unidad, la unión de los Cuatro Reinos:  Castilla, Aragón, León y  Navarra. Problema todavía no resuelto… En  cambio en  Abya Yala (la América  precolombina, desde el  Canal de Panamá, la garganta de América ya teníamos conciencia de los dos océanos, el  Atlántico y  el  Pacífico). Dicen que fue Vasco Nuñez de Balboa el  primero que vio los dos océanos desde el nivel más alto de Panamá. Se pregunta Eduardo Galeano: ¿Y los  que allí vivían, eran ciegos?

 

El mito de que  España nos dio hasta la lengua.

 

¿Y antes los indios eran mudos, no tenían idiomas, ni lenguas francas -como el quechua y aymara, entre otros para comunicarse en amplios territorios- y  hasta un plurilingüismo, que se articulaba y se articula con distintos medios de comunicación e información?

 

Es verdad que hablamos hoy  castellano o portugués brasileiro. Pero  coexiste una multiplicidad de idiomas indígenas. Pero insisten en llamar lenguas o  idiomas sólo a las lenguas e idiomas europeos. Y sin embargo, los afrodescendientes –aún translinguados-  articularon sus propios instrumentos de comunicación específica. ¿Y  los otros idiomas de la península ibérica?. ¿Pueden decir hoy que a  vascos, catalanes, gallegos, valencianos le dieron hasta la lengua? ¿también le dieron lengua a la Colonia Tovar y  El Jarillo?  Es un hispanocentrismo lingüístico - cultural reaccionario y fascista, tanto aquí como en la misma península ibérica.

 

Que la independencia no las dio también, sólo  el mismo espíritu hispánico que nos colonizó.(¿?)

 

Se pretende ver la independencia sólo en el espíritu de una óptica hispanocéntrica. Se desconoce y descalifica  la participación, el valor y el heroísmo de otros  pueblos:  indios, afrodescendientes,  indomestizos, pardos y blancos de orilla.  Todo lo que inspiró la independencia fue sólo y exclusivamente, el espíritu español. ¿Es posible seguir sosteniendo tamaña  soberbia racista, etnocéntrica e imperial?.

Entonces, dentro de esta visión  hispanocéntrica  y  dislocada, cuando Simón  Rodríguez dice, Inventamos o erramos,  no imitar a  Europa, lo que está  es supuestamente afirmando  la cultura europea.  Lo más típico de la  cultura occidental, dice uno de esos intelectuales hispanocéntricos de uña en el rabo, es negar su propia cultura, para después afirmarla. De todas maneras nos sale el muerto.

 

Cuando  Sarmiento maldice a  España en su nostalgia anglonorteamericana, dice Unamuno, que Sarmiento se comporta como “el más español de los españoles”. Porque maldice y maldice a España, pero la maldice en español. Por lo tanto, a pesar de lo  piti-yanqui, se comporta como el más español de los  españoles. Es  la nostalgia imperial de una  España abatida, derrotada, la que ha perdido sus colonias, que comienza a vivir del sueño, pero de un sueño encarnado ideológicamente en una clase dirigente nativa hiperalienada, que trabaja en  provecho de la nueva  dominación  anglonorteamericana. Teniendo  como base tres siglos del discurso hispanocéntrico después de la primera independencia.

Cuando Bolívar derrota  a Pablo Morillo, también se comporta como el más típico de los tipificables españoles.  Vale decir, que la  conquista y  la colonia  se despacha y se da el vuelto con la independencia. Es un discurso  único y cerrado sobre sí mismo del fundamentalismo  hispanocentrista. Allí está la tramposidad ideologizante.

 

España, nunca tuvo colonias en América sino “pueblos y  provincias”

 

-Además,  señalemos que  España no fundó colonias en América, sino “pueblos y provincias”.(Ricardo Levene, Guillermo Morón). Yo te aviso Chirulí, dirá Jaimito.

-Puerto Rico no es tampoco una colonia, sino un  “Estado Libre Asociado”. Me lo dice  El Llanero Solitario a pesar de tener como baqueano a un pitiyanqui boricua. Vale decir, a un cero a la izquierda. Un no-ser. Un Tonto. El  tató-makum, (sirviente de los blancos, en  idioma e`ñapá)

 

-La Independencia, sigue siendo la piedra en el zapato: ¿Por qué? 

 

-Porque es negación del imperio, de todo imperio, del imperialismo. Imperio es anexión, contrario a Independencia, como lo reconoce Germán Arciniegas. Independencia convoca a descolonizar. Socialismo apunta a la igualdad social y a la democracia participativa.

-Independencia y Congreso de Panamá no  es  un  neo-imperio. No es neo-monarquía. No  debe ser ahora  una unidad sin diversidades, ni diversidades sin profundo sentido de la unidad histórica. No es una venezolanidad  anti-indígena y  anti-afrodescendiente. Es  Madre y Padre. Donde la madre antecede al  padre en la construcción del equilibrio de género. Proceso de construcción endógena del equilibrio de género después de 5000 años de patriarcalismo occidental. Reivindicar la Madre para restablecer al  Padre.

 

La moral imperial europea se sobrepone a toda moral particular frente a “la barbarie”:

 

-Independencia es traición a la Madrastra, porque se ha hecho con alianzas con potencias enemigas del  imperio español; pero cuando la  Madrastra se alía con las potencias occidentales enemigas de España contra sus Hijastros, entonces se trata de un acto digno y encomiable para restablecer la unidad del imperio. Cuando los imperios occidentales coinciden en bloque en la defensa de sus intereses, allí no hay traición, ni enemigos visibles de la  España imperial. Es la moral imperial, la causa común de los imperios europeos, que se antepone a toda moral particular frente a los  supuestos bárbaros  e incivilizables.

 

Independencia no es exclusión de Occidente, pero sí  de sus imperios y de su endogamia cultural: la pretensión de la cultura única mestiza y la única civilización válida.

 

-Independencia no es tampoco  la negación de las múltiples herencias occidentales, pero tampoco puede seguir siendo el escondite donde se pretende ocultar el colonialismo interno que antagoniza con el aborigen y lo niega de raíz.  El aborigen sigue siendo la clave de América para abrirle el abanico a todos los excluidos, a todos los invisibilizados. Y  por eso desde la colonia existieron alianzas secretas entre indios y negros. Más  allá de ello, hoy existen alianzas profundas desde un trasfondo histórico y cultural  entre indígenas, afrodescendientes, mujeres, trabajadores y trabajadoras, los sectores más comprometidos de las academias, de los jóvenes, de los artistas y de los intelectuales. Las llaves que abren este complejo abanico pasan por el reconocimiento de nuestro carácter de país multiétnico y pluricultural, la  construcción de la interculturalidad en un proyecto unitario y multisocietario de largo alcance histórico.

 

-Mira indio ¡Cállate!: ¡Te habla Juan Carlos de Borbón!

 

      Muchos han tratado de banalizar aquel acontecimiento de Chile, donde Juan Carlos, con voz de rey omnipotente le dice a Chávez ¡Cállate!  No es algo meramente coyuntural. Estamos en el epicentro de la ideología de los imperios. Particularmente del hispanocentrismo.  La respuesta de Chávez  fue con la voz de la dignidad de América. Nada de  antihispanismo, ni de nativismo o de telurismo a ultranza. Nada de indianidad exclusiva y excluyente tenía su respuesta.  Así lo entendieron amplios sectores de la izquierda española y del pueblo español. Pero la derecha nativa se cuadró con la voz del amo  con dos cabezas: Bush y Juan Carlos.  Defender a Juan Carlos en ese contexto era también un cuadre con Bush, a quien Dios los creó y el Diablo los juntó en la invasión a Irak. Todo imperio se apoya en una élite nativa desnacionalizada, desde los primeros días de la conquista hasta hoy. Allí se articulan dominación sociocultural y lucha de clases.

Para cerrar el cuadro de agresiones coloniales, le dice Rodríguez Zapatero a  Chávez:  recuerden que hasta Marx era europeo.  Es como decir, ustedes, indios no  aportaron nada. De aquí viene la opresión de ustedes, pero también, de aquí saldrá  cualquier posible liberación.

 

La primera revolución de América, la mexicana: 1910

 

-Admitamos que la revolución mexicana de 1910 fue una revolución anti-indígena, donde desindianizar era sinónimo de mexicanizar, que después se hizo sinónimo de norteamericanizar. Culturalmente fue una nueva modalidad de asumir el malinchismo. Muy tarde se descubre que desindianizar era también deshispanizar.  100 años después México es otra colonia yanqui.

 

Franco y la revolución cubana:

 

-Admitamos que la revolución cubana en 1958, no estaba en condiciones de promover una revolución cultural en este continente frente a ese cruel aislamiento al que fue sometida hasta hoy. Pero la España franquista, le tendió la mano, una mano cultural y política, una mano paternal y fraterna. ¿Cómo explicó Franco aquel desliz ideológico, pasando por encima de las radicales diferencias de sistema?

-Si una hija suya se mete a puta y  usted la bota de la casa, no tiene la posibilidad de regenerarla. (Palabras textuales)… Cuba es España, es de la casa, es hija (o mejor dicho, hijastra nuestra) dijo Franco. Admítase pues esta doble herejía –en aras de la salud espiritual y humana- con esta  “hijastra descarriada”.

Había allí  una visión estratégica del viejo imperio de la “cultura única mestiza” para impedir a tiempo de que Cuba “degenerara”. Lo más peligroso no era que exportara la  revolución política económica y social (de eso se ocuparía la Alianza para el Progreso, El Departamento de Estado y la CIA) sino que “degenerara” hacia una  revolución cultural en este continente y nos dejara fuera del juego, con los crespos hechos. Lo cultural y el lazo espiritual con esos “españoles del Caribe” pasaba a ser  prioritario. Se jugaba  la suerte del neo- colonialismo español en el continente. Colonialismo que todavía no se ha recuperado de su nostalgia ante la pérdida de sus colonias en América y por ello intentó una recolonización espiritual y cultural en el V Centenario, para  reubicar sus intereses económicos y espirituales en  América en 1992 ; y así servir a un nuevo modelo de acumulación de capital a escala mundial. Y la recolonización sigue presente en la ultraderecha española.

-Cuba, actuó  bien. No había más remedio. No había otra salida aparente en el endocolonialismo de 500 años en el cual estábamos imbuidos hasta la coronilla.

 

El episodio con la primera revolución sandinista: ¡cállate clérigo!, que el Papa es la voz de Dios en la tierra..

 

-El episodio se repite con la primera revolución Sandinista, más  cuando estaba montada en el filo de la navaja del V Centenario de la conquista de América. El cuadro se complicaba porque además del marxismo crítico, en el Sandinismo concurría también en su desarrollo la Teología de la Liberación. Un cura poeta,  Ernesto Cardenal era el  Ministro de la Cultura  y el alto mando sandinista era de formación católica, pero sin conexión profunda con la indianidad y con el agravante  de que había manipulación étnica de los imperios y teologías de la dominación en toda la costa Atlántica, poblada por mískitos, sumos y ramas, entre otros sectores, además de afrodescendientes. En la división del trabajo de los  Contra le correspondía un papel a la CIA a las Iglesias, pero también al Vaticano. De allí el viaje del  Papa. Sin embargo, excelentes relaciones con  España, a pesar de su opción clara por Violeta Chamorro. El V Centenario, la Comisión Española debía llevar la voz cantante en lo atinente a los 500 años del genocidio.  España no desampararía, aparentemente a otra hijastra suya que se había metido a prostituta…Pero estábamos a tiempo de “regenerarla” de cualquier recaída en el “salvajismo” y “la barbarie”. Aunque el choque étnico en Nicaragua era favorable a  la mediación de España., y del Vaticano. Por eso el  Papa ante Ernesto Cardenal no se aguanta en ese momento y  le dice: ¡Cállate! Clérigo, que la voz de Cristo en la tierra soy Yo… Trágate entera tu Teolo-herejía de la Liberación..  A buen entendedor…  

      Se reivindicó un poco después –antes de morir- este Papa, diciendo que la guerra de Irak era una guerra injusta e inmoral. Mientras la Conferencia Episcopal Venezolana sigue guardando silencio hasta hoy… frente a hechos como el de Irak, Afganistán, Líbano y finalmente Palestina. Como siempre, más atrás de la sombra del Papa, la Conferencia Episcopal. Y así en Bolivia y Ecuador. Ahora en Honduras.

 

Chávez y la revolución bolivariana: exponentes de una revolución cultural indoamericana:

 

-Un marxismo que me vacíe de mi propia historia y cultura, es religión, opio del pueblo, nos recordaba Eduardo Galeano desde El Tigre Azul. Hay que unir el mito a la ciencia, decía Mariátegui:

 

-La revolución bolivariana es bolivariana,  desde sus inicios,  zamorana y  rodrigueana. Pero toca fondo con  la indianidad y el  indoamericanismo desde sus primeros peninos. La realidad indígena del  Estado Apure, la más racista, violenta y genocida, no era extraña al Presidente Chávez. Estaba en sus experiencias de vida, especialmente con el pueblo cuiva y pumé. Equilibrio de género, teologías de la liberación, afroamericanismo, marxismo crítico, nada de todo lo humano de nuestro reservorio  histórico, cultural y espiritual le era extraño.  A pesar de sus antecedentes en  Martí, Mariátegui, Haya de La Torre en su período anti-imperialista, Velasco Alvarado, entre otros, ninguna  revolución  americana hasta ahora había  ahondado tanto en nuestra vertiente histórica más originaria, antigua, constante y específica del país y  del continente en todo su devenir histórico: los pueblos y comunidades indígenas. La revolución mexicana de 1910 fue lamentablemente, contraria a sus propios orígenes.

Simbólicamente entra el  Cacique Guaicaipuro al  Panteón Nacional con la consigna de la Guerra Federal ¡Patria para los indios! Y sus derechos constitucionales en un capítulo específico superando el anterior régimen de excepción de la Constitución del 61. Se le daba estatus constitucional a los idiomas, cosmovisiones, pueblos, comunidades y culturas indígenas, derechos a la tierra y hábitats.  Se transforma el 12 de octubre en  Día de la Resistencia Indígena, superando Descubrimiento,. Día de la Raza,  Encuentro de dos o de Tres Mundos y demás expresiones del argot colonialista. Ahora, los honores cada 12 de octubre, por mandato expreso y público del  Presidente, no serán a Cristóbal Colón sino a Guaicaipuro en el Panteón Nacional con todos los poderes públicos. Descubríamos que Colón había desplazado en una especie de magia simbólica de la derecha, incluso a nuestro Señor Jesucristo. Véase El Calvario o La Plaza Colón, en Caracas, por ejemplo. La opción era obvia, aquel era un Conquistador, mientras ese otro, llamado el Hijo del Hombre, era un sospechoso de Socialista, hijo de un carpintero raso.

-Nada de esto podía soportarlo la  España  monárquica, imperial, todavía bajo la sombra del fascismo franquista, el Opus Dei y la Falange, aznarizada, que hasta hace poco luchaba por canonizar a Colón y a Isabel La Católica.

Se dice –por ejemplo- que  la banda presidencial que le colocaron a  Carmona  El Breve en el Golpe de Estado fue mandada a tejer por la familia real española. Y el gobierno de Aznar estuvo metido hasta la coronilla en el golpe de Carmona Estanga.  De allí que nada hay de extraño –o de coyuntural- en eso de  ¡Cállate! (indio) por parte de Juan Carlos de Borbón.   Chávez ha denunciado el  culto al genocidio y el culto a los genocidas, el culto a los conquistadores de ayer y de hoy; diferenciando  muy bien    asumir plenamente la herencia hispánica, del culto a los verdugos de Guaicaipuro y del  Negro Miguel.

Después  llegaría Evo Morales al poder. En 500 años el  primer Presidente indio de América, en el país  más inestable de Sudamérica. Pero todo esto traía un largo tejido de luchas en Bolivia, pero también en México, con los zapatistas y  en Ecuador con Pachacuti.

-¿Tenía conciencia la izquierda continental de toda la fuerza subversiva contenida y reprimida en la indianidad americana? ¿La tenemos hoy de todo lo que ha pasado y va a seguir pasando?

   Toda esta diversidad de fuentes y fundamentos del  Socialismo del  Siglo XXI crea las condiciones objetivas y subjetivas para una revolución cultural y  para   una construcción de nuestras identidades nacionales y continental por la vía de asumir  la diversidad cultural y el proceso de construcción endógeno de la interculturalidad.

 

Reencontrarnos con nuestros primeros orígenes  prohibidos:

 

“Dicen los Cobos (los encomenderos)  que han de empalarnos si decimos que somos de Guacaipuro” (Vale decir, si declaramos nuestros orígenes).

Los indios Teques y el  Cacique Guacaipuro. HNM. BATM. Los Teques. 1982.

Hoy día  le resulta difícil a  cualquier indomestizo, declararse con propiedad y firmeza orgulloso descendiente de indígena. Todo un instrumental ideológico sofisticado está al servicio de bloquear los orígenes indígenas de la población venezolana en su conjunto. Estamos todavía en un terreno prohibido. Se necesita un  nuevo  prohibido prohibir en una segunda independencia para promover la redención de los pueblos indígenas y  el afianzamiento continental de nuestra identidad indoamericana-caribeña.

 

-De allí  que nuestro  primer deber hoy, sea  reencontrarnos con nuestros primeros orígenes indígenas, orígenes prohibidos por cinco siglos de dominación occidental. Porque de lo contrario seguirá aquella canción de los imperios de turno que dice:

 

-Todos los caminos llegan a Roma

-Todos los caminos llegan a Madrid o Lisboa

-Todos los caminos llegan a Londres

-Todos los caminos (de cierta élite intelectual) también llegan a París

-Todos los caminos llegan ahora  al  consenso de Wáshington, con la ayuda del sionismo político europeo y de oligarquías nativas pitiyanquis.

 

-Pero otra historia escriben hoy los  pueblos colonizados con un mundo multipolar y un nuevo equilibrio del Universo. Uni (di) verso,  Uni (di) versidad,  el  camino  a la ecopolítica y a la interculturalidad. La construcción del tránsito al  socialismo del  siglo XXI. Adelanto e innovación  de nuevos escenarios socialistas con estos insumos, se harán presentes en distintos momentos.

 

ALGUNOS COMENTARIOS FINALES:

 

Primera cuestión: valernos de la crisis para avanzar y profundizar la revolución bolivariana. Las crisis son las parteras de las grandes revoluciones o de lo contrario, profundizan la dominación.

     Nuestras  Américas tienen pleno y soberano derecho  de  c e l e b r a r  y no sólo conmemorar o recordar el  bicentenario de  nuestras  Independencias.  Ello no está en discusión. Ponerlo en discusión es ya asumir el colonialismo cultural y político, convertir el irrespeto en un elogio y en un aplauso. Asumir nuestra minoría de edad cultural indefinida. En estos  200 años, la iniciativa debe ser nuestra, no de España, Portugal o Francia. Menos de Inglaterra o Estados Unidos.

 

-Para evitar que se vuelva a una réplica caricaturesca  de  lo que se llamó desde los grandes centros del poder mundial y particularmente desde  España  el V CENTENARIO, (1492-1992),   dotado en aquel momento de una tónica celebracionista y embriagadora, con  las  consecuencias  de  rechazo frontal de nuestros pueblos como algo contrario a su dignidad, a su pasado y a su presente histórico, debemos tener hoy un enfoque radicalmente diferente, partiendo de  nuestra  independencia y soberanía y no desde los intereses de las grandes metrópolis  occidentales.  Si no hay enfoques y  métodos de equidad intercultural, nuestros pueblos  rechazarán cualquier tentativa hegemónica, abierta o encubierta, occidental o de colonialismo interno.

 

-Recordemos que el  12 de octubre de 2008 como Día de la  Resistencia Indígena,   el gobierno de España rechazó una manifestación de  africanos e hispanoamericanos  que traía el propósito  de autoafirmación de los  pueblos  indígenas y afrodescendientes de  Indoamérica y el Caribe.. La  plaza en Madrid fue tomada  militarmente para  impedir  la manifestación.

Veamos:

-Obsérvese que mientras el  12 de octubre es “fiesta” para  la hispanidad, “Día de España” para el Estado español, “Día de Colón” para  Estados Unidos. “Día de la raza” y “Descubrimiento” o “Encuentro de dos o de tres mundos, tiene –para Occidente- un carácter  de  celebración. Para nosotros ahora en la Revolución Bolivariana…… es “Día de la Resistencia Indígena”….. y apunta por convertirse en DÍA DE LA RESISTENCIA INDÍGENA PLANETARIA. De los aborígenes de todos los continentes y el restablecimiento del equilibrio del  globo.

 

¿Por qué entonces para nosotros los 200 años de nuestra  Independencia, vale  decir, de negación  de  imperios, de racismos-clasistas,  patriarcalismos y de colonialismos debe tener sólo un  carácter de “recuerdo y conmemoración” y no de celebración plena dentro  de un espíritu profundamente ecuménico e intercultural? Es la fiesta de la libertad sobre todas las esclavitudes y servilismos.

 

-Hay que recordar que mientras existan imperios, imperialismos y colonialismos, no habrá ecumenismo neutro. Es necesaria la opción histórica, cultural y social por los más excluidos y oprimidos. Esta opción  ha sido asumida por  los grandes profetas y libertadores de todos los tiempos, en distintas culturas y en distintos tipos de sociedades. Además, la cacareada  “civilización” como ideología de dominación contrapuesta a la llamada barbarie,  es una incitación a  profundizar y naturalizar las desigualdades sociales y económicas. Es una  manera de desconocer nuestra cultura propia y la educación propia, punto de partida de la  interculturalidad.  Civilización o Barbarie, es  la columna vertebral de nuestra  dominación cultural.

 

SEGUNDA CUESTIÓN:   POBLAMIENTO INDÍGENA PRECOLOMBINO Y POSTCOLOMBINO, CONQUISTA. COLONIZACIÓN  E  INDEPENDENCIA SON CARAS DISTINTAS DEL MISMO PROCESO  QUE SE PROLONGAN HASTA HOY. (1)

 

-Esto significa que  los  poblamientos indígenas, africanos e ibéricos, así como la conquista,  la colonia y  la independencia, son  procesos no sólo del pasado sino también del presente, que comprometen desde el futuro inmediato hasta  los proyectos de largo alcance histórico.

 

-Uno de los objetivos fundamentales de  los bicentenarios de nuestra  independencia debe ser  profundizar nuestra independencia y soberanía dentro de  la prioritaria  integración de  Indoamérica y el Caribe, sin desconocer  los  lazos y herencias culturales  hispanos, ibéricos y latinos. Pero estos  lazos no deben entenderse  como  culto abierto o encubierto a los  viejos y nuevos conquistadores, ni  como  la  prolongación  de la conquista cultural y educativa indefinida  sobre los  pueblos indígenas, afrodescendientes e indodescendientes, mestizos múltiples y blancos de orilla. 

 

-Para  ello es  fundamental  el  reconocimiento operativo, más allá de los textos constitucionales y las declaraciones oficiales  de NUESTRA UNIDAD  Y NUESTRAS INTRADIVERSIDADES  E INTER-DIVERSIDADES Y   DE  LA INTERCULTURALIDAD  COMO   MODALIDADES  EDUCATIVAS DE JUSTICIA Y EQUIDAD, DE PARTICIPACIÓN Y CONVIVENCIA, SIN ANULAR A LOS DISTINTOS SUJETOS  DEL PROCESO CULTURAL Y EDUCATIVO  Y DEL PROYECTO  DE AMÉRICA COMO CIVILIZACIÓN EMERGENTE.

 

-La Babel Cultural y Educativa  no lo constituye nuestra diversidad cultural y lingüística sino el mito de  la  CULTURA ÚNICA MESTIZA. Baste recordar que la misma España que nos impuso en cinco siglos esta ideología ha tenido que redefinirse hoy como país multiétnico y pluricultural  ante la evidencia  de vascos, catalanes, gallegos, valencianos, canarios, hispanoárabes, gitanos  etc.

 

-Sin quedarse reducida, por importante que ello sea, a la sola revisión histórica de los acontecimientos pasados, no debe ignorarla y dejar de profundizarla, pero debe además plantearse como compromiso colectivo para enfrentarse a los retos y desafíos actuales  de nuestros pueblos y como una apuesta por el futuro.   Sin ignorar el  proceso de globalización no debe perderse la conexión viva  con los intereses específicos de nuestros pueblos y países en el marco de  la integración  indoamericana –caribeña  y establecer vínculos con toda la comunidad hispanoamericana, iberoamericana y latinoamericana, sin detrimento del papel protagónico de indoamérica y de afroamérica en el diseño de su propio destino en un continente multiétnico, pluricultural y multisocietario y donde surgen proyectos socialistas que pretenden partir de nuestras propias fuentes históricas y culturales.   Esto significa, que en ningún momento, nuestros pueblos indoamericanos, afroamericanos y mestizos múltiples pueden perder la iniciativa en lo concerniente a la celebración, diseño y operatividad del perfil estratégico de nuestros  países.

         Ya no es posible ir de “lo simple” a  “lo complejo”. Sino  de cada  entidad compleja a su relación con otras entidades complejas y  en un sinnúmero de complejidades,  dotados de herramientas teórico-metodológicas  interculturales.. Toda persona, toda etnia, toda sociedad en particular, sean macrosociedades o microsociedades son en sí mismas  complejas.  Cada pueblo  es  insustituible como sujeto o actor, como responsable en primera instancia de su propio proceso de complejidad creciente, con una pedagogía propia e intercultural para trasmitir su herencia cultural a sus descendientes y a las nuevas generaciones.

……..

-Se  apela por ejemplo a  la necesidad de incluir a toda   la  comunidad hispanoamericana, iberoamericana, y en lo más extensivo, latinoamericana, con la finalidad de enfrentar la hegemonía anglonorteamericana, pero  terminamos ejerciendo hacia adentro una hegemonía de aplanadora lingüística y cultural  sobre nuestros pueblos indígenas, afrodescendientes, indodescendientes, mestizos múltiples y blancos de orilla. O en la península Ibérica contra vascos, catalanes, gallegos, guanches canarios, valencianos, gitanos, hispanoárabes e hispanojudíos.  De la misma manera, dentro de cada país, se apela a la camisa de fuerza de  los pueblos más numerosos o dotados de más poder contra  las  regiones y  las microsociedades.  (“El  Perú trata a sus pueblos indígenas como el Norte del Mundo trata  a  El Perú”. Eduardo Galeano).   España, Portugal y Francia, tratan  a la América  llamada  Latina o Caribeña  como   Angloamérica y como el norte de Europa trata a los  Latinos, podríamos decir haciendo extensiva esta frase de Galeano.   Es necesario ver como se expresa en escala esta ideología occidental y  unilateralmente pseudo-occidentalizante.

 

-Se olvida con cierta frecuencia que un mundo multipolar tampoco se puede gestar hacia una estandarización y homogeneización cultural, negadora de la personalidad e identidad específica de los distintos sujetos y actores.  Puesto que tampoco hay inclusión  política económica y social sin inclusión cultural y sobre todo, sin inclusión cultural de la cultura y de la  educación propia. Base de toda interculturalidad.

-PARTICULARMENTE NOS LLAMA LA ATENCIÓN QUE HABIENDO ASUMIDO  LA  INTERCULTURALIDAD Y  LA DIVERSIDAD CULTURAL LA MAYORÍA DE LAS CONSTITUCIONES NACIONALES DE SUDAMÉRICA, EL  CONVENIO 169  DE LA  OIT, LA  UNESCO Y OTROS ORGANISMOS  INTERNACIONALES, UN  PROYECTO  PARA   LOS DOSCIENTOS  AÑOS DE NUESTRA  INDEPENDENCIA,  NO  ASUMA EN SU PLENITUD  Y EN SUS OBJETIVOS OPERATIVOS  LA  INTERCULTURALIDAD  COMO  PRINCIPIO  RECTOR DE TODOS LOS SISTEMAS EDUCATIVOS  A ESCALA  LOCAL Y  PLANETARIA.

 

  (1) Una opción holística bastante aproximada la plantea también Enrique Bernardo  Nuñez. Y sobre todo,  Esteban Emilio Mosonyi  cuando  reconstruye una visión  pancrónica de la historia y de las sociedades, restableciendo la contemporaneidad de todos los tiempos, de todas las sociedades del presente.

guaicaipurosrr07@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2117 veces.



Saúl Rivas-Rivas


Visite el perfil de Saúl Rivas Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: