Solicitaron el cese de pronunciamientos en España a favor del asesino Leopoldo López

Víctimas de las Guarimbas en Madrid: "Tememos un nuevo brote de la violencia en Venezuela"

Madrid, marzo 18 - No reciben, ni mucho menos, el mismo tratamiento mediático. De hecho, muchas veces son ignorados. Son víctimas de la violencia política en Venezuela. De las violentas protestas alentadas y organizadas por la oposición que en 2014 causaron 43 muertos y más de 800 heridos. Este jueves han llegado a Madrid procedentes de Ginebra para, dentro de su lucha contra la "invisibilización" de su causa, denunciar la Ley de Amnistía que la Asamblea Nacional venezolana quiere aprobar.

Son Desiree Cabrera y Óscar Carrero, portavoces del Comité de Víctimas de la Guarimba ─protestas organizadas en forma de barricadas o de otro tipo de mecanismo para bloquear las calles─ y el Golpe Continuado. La delegación ha mantenido diferentes encuentros con la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, con concejales del Ayuntamiento de Madrid y con representantes del Defensor del Pueblo y de la ONG Sodepaz.

Atienden a Público aprovechando un pequeño hueco entre reunión y reunión. Agradecen la “solidaridad” que han recibido y que les ha permitido mostrar “el testimonio de las víctimas”. Algo que podría parecer básico, pero que en su caso es toda una excepción. Dicen sentirse “impotentes” ante las campañas mediáticas que se encargan de “invisibilizar” su trabajo y, ante todo, se lamentan de la falta de apoyo institucional durante su visita a España. Sobre todo en comparación con el recibimiento que ha recibido Lilian Tintori, esposa del opositor preso Leopoldo López, a la que, denuncia Carrero, tratan “como si fuera una reina”. Óscar Carrero es una víctima directa de las protestas organizadas por la oposición. Perdió su mano derecha durante uno de los tantos actos violentos de 2014.

“Vemos con preocupación cómo las autoridades españoles no quieren recibir a las víctimas”, critica, por su parte, Cabrera. Ya no es sólo eso. Su preocupación también surge del apoyo que reciben los “promotores de la violencia y de las violaciones de derechos humanos”, a los que se les pretende hacer quedar como víctimas y, según el caso, como “presos de coinciencia”. "Ellos (la oposición) dicen que se les están violando los derechos pero, ¿y nuestros derechos humanos? Los de los que sufrimos, de los desastres que hubo en Venezuela", comenta indignado Carrero.

Son rotundos a la hora de afirmar que en Venezuela “no hay presos políticos”. “Son personas que llamaron a la violencia” y que por eso están encarcelados. Es el caso de Leopoldo López, “uno de los responsables intelectuales de las protestas”. "Solicitamos que cesen los pronunciamientos que hacen desde España para la liberación de estas personas, porque esto entorpece todos los procedimientos penales que se están llevando a cabo en Venezuela", exige Cabrera, que vio cómo manifestantes violentos atacaron la sede de tu trabajo poniendo en peligro la vida “de 89 bebés, de 6 meses a 3 años” con un grave incendio.

Ven con temor la posibilidad de un nuevo rebrote de la violencia, algo que podría ocurrir con la “hoja de ruta” propuesta por la oposición y que tiene como único objetivo derrocar al presidente Nicolás Maduro “por medio de actos violentos y otros que puedan provocar la dimisión” del mandatario. “Puede haber más fallecido, más heridos”, advierte Cabrera, que avisa de que ya se están volviendo a producir nuevos actos violentos, como, según denuncia la portavoz del Comité, la quema de ambulancias.

Asimismo, también con temor la llamada Ley de Amnistía y Reconciliación que tramita la Asamblea Nacional venezolana, controlada por la oposición, y a la que varias formaciones políticas en España han dado su apoyo. Carrero ve la ley, que tacha de “ley de amnesía” o “ley de autoperdón”, como una “amenaza” porque busca la impunidad de los responsables de los actos violentos. “Nosotros sólo queremos que se haga Justicia, que los responsables sean sancionados, para que los casos no queden impunes y para que no se reedite la violencia”, pide, en tanto, Cabrera.

Por último, los representantes del Comité consideran una "falta de respeto" la instalación de pancartas de apoyo a López como la que el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha colocado en la Puerta del Sol, ante la que se han concentrado tras sus reuniones. "Acciones como esta son una muestra más de la invisibilización que se les quiere dar a las víctimas", critica Cabrera. “¿Por qué no se ocupan de los derechos humanos de los españoles y dejan que Venezuela arregle sus problemas y sus diferencias?”, concluye Carrero.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3877 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0'' /venezuelaexterior/n287591.htmlC0US