(VIDEO) Un venezolano es el campeón olímpico de Circo

Hoy tiene contrato con un circo suizo con una nómina de unos 4.000 euros. Hijo de agricultores, salió de la calle como payaso y “dio el salto” como el mejor acróbata del mundo.

Hoy tiene contrato con un circo suizo con una nómina de unos 4.000 euros. Hijo de agricultores, salió de la calle como payaso y “dio el salto” como el mejor acróbata del mundo.

Credito: Correo del Orinoco

Aimé Morales Zubia se alzó los pasados días 25 y 26 de enero con dos medallas de oro en el 35 Festival Mundial de Circo celebrado en París, además del Premio del Público y el Premio del Presidente de Francia.

Nacido en Mérida (Venezuela) el 17 de enero de 1986, Aimé encontró en la calle su mejor escuela para formarse en el mundo circense, pese a la oposición familiar, que siempre le recomendó buscar un “plan B”, recordó su padre, Antonio Morales.

Una vez culminó su Bachillerato, en Venezuela, Aimé siguió los pasos de su padre, que ya se había trasladado a El Hierro, España, su tierra natal. En 2006 establece su residencia junto a sus progenitores Antonio y Marilena, y sus hermanos -el mayor, ingeniero geólogo y empresario, y la pequeña, estudiante aún de Bachillerato.

Desde entonces, Aimé Morales, que aprendió y se formó en malabares en los pasos de peatones de Venezuela, recuerda su padre, se preocupa por formarse y obtiene una preparación académica. Entre 2004 y 2006, practica diferentes disciplinas de clown en Mérida (Venezuela), para luego dar el salto a Ibiza, en el Bontis Internacional Clown, durante tres meses.

De ahí, marcharía a la Escuela de Circo Rogelio Ravel, en Barcelona, donde permaneció dos años, para pasar otros doce meses en la Flic Escuola Di Circo de la Societa Gimnastica di Torino, de Italia, para dedicar los últimos tres años a la Diplomatura en Artes Circenses en la Ecole Superieure du Cirque en Bruselas -la única en el mundo junto con la Estocolmo donde se obtiene esta titulación-.

Su familia, que ha crecido entre El Hierro, La Gomera, Tenerife y Venezuela, ve con satisfacción hoy cómo el empeño y entusiasmo que mostró aquel chico “rebelde” ha obtenido su recompensa con el oro de las consideradas olimpiadas del circo.

Hoy tiene contrato con un circo suizo con una nómina de unos 4.000 euros. Hijo de agricultores, salió de la calle como payaso y “dio el salto” como el mejor acróbata del mundo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7989 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /venezuelaexterior/n244339.htmlCUS