Son 40 dólares diarios

Ha caído como un saco de plomo a los zares del contrabando de nuestro país, la orden presidencial de Juan Manuel Santos, de que “todo venezolano que visite a Colombia por motivos de turismo, además de presentar pasaporte, deberá demostrar solvencia económica suficiente para sufragar sus gastos personales en el país: 40 dólares por cada día de permanencia”. México, Estados Unidos, Canadá y todos los países de Europa, exigen a los vacacionistas -para el ingreso a su territorio- reserva del hotel o una carta de invitación de un amigo o familiar y claro está, declaración de los efectos personales y otras “menudencias” que obligan a los compatriotas a permanecer horas en el aeropuerto en una sala de espera. Muchos venezolanos han cuestionado la orden de Santos por considerarla xenófoba, sin embargo habría que preguntarse, ¿a quiénes beneficia el ordenamiento de la frontera combo-venezolana por parte de Colombia?, ¿qué verdadera intención profesa tal ordenamiento, cuando el paso entre ambos naciones permanece “virtualmente cerrada”? Santos, los contrabandistas y el amigo de todos los venezolanos: Álvaro Uribe Vélez, no dan un paso si no tienen asegurada una ganancia por contradictoria, inconveniente o ilógica que parezca; se ha logrado algún beneficio para la economía nacional el cierre de la frontera por Táchira, Zulia o Apure; que yo sepa no.

Pregunto, el reinicio del paso por Ureña ha dejado un saldo operativo beneficioso, más allá de los negocios millonarios que mantienen los militares venezolanos mantequillosos apostados en la zona, quién sabe; por ello la orden de Santos de regular el paso de los turistas venezolanos me parece un pote de humo y permitir de manera controlada por él y su equipo de Gobierno, el ingreso del contrabando de gasolina y de los productos de la cesta básica y de aseo personal hacia el “hermano país de Colombia”.

Conversando con un compañero de trabajo sobre el tema abordado, me comentó que la decisión del primer mandatario colombiano atentaba contra los lazos de amistad entre ambos pueblos, pero que entendía que la facilidad de contrabandear, las ganancias que deja esa actividad y la corrupción en las filas de las Fuerzas Armadas por parte de los dos países, impedía el sano desenvolvimiento de la economía de frontera y el dinamismo diario de la jornada familiar; pero con la intervención de Juan Manuel Santos, la situación se agravará, toda vez que “el tipo le dará visos legales al contrabando de no extracción”. Las palabras del camarada me angustió mucho y sin ánimos de ser cabalístico, la frontera más caliente de Latinoamérica convertirá en campos de batalla real a ciudades como Maracaibo, San Cristóbal y Guasdualito, en el entendido que serán lugares imposible de conseguir alimentos, repuestos para vehículos, medicamentos y seguridad personal, además el proceso de fagocitosis que entre los sindicatos del crimen se lleve a cabo, producirá muchas bajas. Tal vez es ingenuo mi punto de vista, porque ustedes dirán: “eso que tú describes ya se vive allá”, pero partiendo del hecho que el venezolano es bonachón, solidario y dicharachero, me niego a creer que nos dejemos quitar o robar algo que es muy propio de nosotros, la alegría.

A los panas que les gusta viajar y a los que desconocen como es la cosa, hay antecedentes sobre nuestro comportamiento en el extranjero que no es para reírse ni para contarlo como una anécdota chistosa en una fiesta; ustedes sabían que hace más de un año Trinidad y Tobago, Curacao y Aruba han restringido el acceso a los “turistas” venezolanos, porque somos desordenados, bulliciosos y antiparabólicos, bueno si restringieron el paso hacia Colombia, pues el que quiera viajar para allá sabe que tener en el bolsillo 40 dólares diarios mínimo, además para ver a Colombia basta con ver el comportamiento de muchos neogranadinos residenciados en nuestro país y sabremos que es mejor hacer turismo nacional.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5144 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Cruz Mario Silva

Representante de Periodista por la Verdad, miembro del Frente de Comunicadores Socialista y de la Plataforma de Periodista Socialistas en el estado Portuguesa. CNP 8739 CRGV 1753.

 periodistacruz@yahoo.es      @periodistacruz

Visite el perfil de Cruz Mario Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Cruz Mario Silva

Cruz Mario Silva

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /venezuelaexterior/a224257.htmlC0NON-VE