Sola fané y descangallada*..

Existe un esqueleto. Orden o logia. Muy parecida a un mamarracho cuya cara suelen asomar cada vez que buscan amedrentar. Sobre todo los "académicos", -denominación un tanto pestosa, por indefinida y mudable- la suelen utilizar como expediente cuando quieren dar brillo a cualquier intento de descalificar o hacer tesis de tono "mayor". Fetiche de aspecto cadavérico. Vestida en untuosa y raída mortaja y aroma fascista que denominan, a falta de mejor gracia: Comunidad Internacional.

Esperpento que oxigenaron como pendón. Banderola de pirata en honra a, Lucifer, Satanás o Belcebú en las ultimas elecciones.

Hoy lo contrario, lloran. Patalean y llegan al  éxtasis, e histeria, por un suceso ordinario: Venezuela ingresó, ante sus mustias miradas, al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, periodo 2013-2016. Punto.

Después del silencio que causa esta sorpresa solo esperamos el grito, ya familiar, de frrraaauuuudeee.

Esto, pesar de que Venezuela obtuvo 154 votos de los 194 que integran la ONU y supera ampliamente la mayoría de 97 votos requerida para ser electo. Para mayor paradoja, igual fueron electos Brasil, Argentina y EEUU para formar parte del órgano de la ONU.

No queda allí el alegato e impudor negador de la verdad. Lo justo y legal decidido.

Van a mayores en sus letanías al asegurar, vaya Ud. a  saber, por que este acto es una afrenta a la memoria del holocausto. Uno se pregunta, ¿cuál holocausto¿, el terrible cometido contra el pueblo judío por Alemania o este del Estado sionista hoy. Que convierte a Palestina, según Noam Chomsky, en la mayor cárcel a cielo abierto del mundo. Lugar infernal donde solo se espera el exterminio de uno punto cinco millones de seres humanos que allí viven.

A pantalla global, ante el silencio, mas que cómplice de la "comunidad internacional" y a pesar de la, docenas de herrumbrosas RESOLUCIONES de la ONU que condenan el proceder de los gobiernos sionistas.

A lo cual se suma el clamor de muchos de sus políticos que no conjugan con este proceder genocida.

Ejemplo es  Michel Warchawski, periodista israelita, que ha contribuido durante mucho tiempo a la causa de la paz en la región; y realiza combate contra la ocupación y el colonialismo organizado desde hace más de cuarenta años por los sucesivos gobiernos sionistas. 

En su libro "Otro Israel", que firma, junto con Dominique Vidal, pone de relieve el movimiento de los "indignados" de la población israelí que plantó sus tiendas el verano de 2011 en Jerusalén, Haifa y Tel-Aviv.

¿Que exigían estos indignados¿ derecho a la vivienda, el derecho a una salud pública gratuita, el derecho a la educación.

Expone que se trata de derechos. Enfatiza, no mercancía en el marco de una liberalización y de un neoliberalismo sin freno. O sea temas de derechos humanos.

Sobre esta intolerancia, hacen mutis, quienes atacan el ingreso de Venezuela al Consejo. Prefieren mentir con uso de tramas políticos manejadas como bandera electorales, para esconder el éxito de Venezuela. Mientras piensan en diciembre.

No dudo, que de existir pruebas sobre indeseables acusaciones a Venezuela se debería investigar. La lista de las difamaciones contra nuestro país engloba:  "ejecuciones extrajudiciales", "torturas y uso excesivo de la fuerza" por policías y militares indeseables; "condiciones de la cárceles",  hasta el extremo "del trafico de mujeres".  Obvio que preocupan estos asuntos.

Solo que hasta ahora se exponen sin pruebas suficientes y quedan como palabrerío. Mero recurso electoral.

Mientras no logren fundamentar estos expedientes será difícil avanzar.

Concluimos:  se aprecia en sus quejas sobre lo decidido y resuelto en Naciones Unidas una pura patraña. Trapacería avalada por el Cartel de las grandes cadenas de la comunicación mundial.

Lo inocultable es su despecho. Por eso lo califican de "bofetada".

En llorera, suplican. Exponen, que se agrede: "no tanto al decadente sistema internacional, en marchita crisis, sino a los principios de la ONU".

Moraleja, "La Comunidad" .. perdió su brillo. Ahora es vieja decrépita. Despreciable meretriz, y anda "sola fané y descangallada". Cuando hace un mes fue usada como emblema para agredir al candidato que los derrota siempre; y, parece, repetirá..

*Tango E. Santos Discépolo (1901-51)

Nota de referencia: Como ejemplo de resoluciones condenatorias  de Derechos Humanos (diferente a la aprobatoria sobre ingreso de Venezuela) está la 799 del CS, de 18 de diciembre de 1992, sobre el retorno de los palestinos expulsados por Israel a Líbano, en violación de la legislación internacional (Convención de Ginebra de 1949, de la que Israel es Estado miembro). O aquellas que cita el texto "Las inútiles condenas de naciones unidas contra el terrorismo del gobierno israelí", que dice: "reafirmando sus resoluciones 607 (1988), 636 (1989), 641 (1990), 694 (1991) y 726 (1992)", las cuales se ocupan del mismo asunto: la violación de esta Convención y de otros instrumentos internacionales de salvaguardia de los derechos humanos y políticos por parte de Israel (Tomado de Nación Árabe nº 37, otoño 1998. Expuesto en tenacarlos.wordpress.com/2012/10/15/ "Las inútiles condenas

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1449 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /venezuelaexterior/a154584.htmlCUS