Más sobre las debilidades que estamos pareciendo...(ahora es con el servicio exterior venezolano…..)

Y SOBRE LAS CUALES (ésta en específico) APARENTEMENTE NO ESTAMOS NI TENEMOS LA MAS MÍNIMA INTENCIÓN DE HACER ABSOLUTAMENTE NADA.

Recientemente revisando el portal web de aporrea dí con una nota de una compañera llamada Inés Gamboa titulado “Qué pasó el 7 de Octubre en algunas embajadas”? (http://www.aporrea.org/venezuelaexterior/a153499.html), me llamó poderosamente la atención que en TODAS las delegaciones diplomáticas que ella citó, la derrota del Comandante no solo fue aplastante, sino que no logró sobrepasar un voto y en solo cuatro de las nombradas consiguió apenas más de dos pero menos de 4 sufragios; esta compañera se hizo una pregunta bastante pertinente: es que acaso el servicio exterior venezolano no vota en esas delegaciones? Pero es que sorprende que Chávez apenas sacara un voto (y de vaina)!!! Yo sin embargo me pregunto: para que mantenemos a un montón de chulos cobrando en dólares si ni siquiera son capaces de votar por nuestra propia opción?, pero mas allá de eso: COMO VAMOS A PROMOCIONAR A NUESTRA REVOLUCIÓN EN EL EXTERIOR CON GENTE QUE NO CREE EN ELLA!!!!!!?

Este es un punto esencial: vamos a seguir pagando publicidad en Estados Unidos o en Europa, vamos a seguir organizando eventos invitando a la misma gente que en esos mismos medios de comunicación extranjeros diariamente despotrica de Venezuela y su Revolución en cada uno de esos países? aahh!!! pero como es la gente “linda y pensante” de estas naciones (porque como nos encanta dárnoslas de “jediondos” cuando tenemos un par de dólares en el bolsillo….) entonces nuestros muy patriotas, socialistas y diligentes funcionarios diplomáticos DEBEN codearse con ellos. Hermano, si la Revolución en Venezuela nació en un barrio, y su defensa ha salido de allí, que carajos hace nuestro servicio exterior organizando cenas benéficas, rifitas balurdas, donaciones o patrocinios a instituciones probadamente antivenezolanas y todo ese montón de mariconadas!!!??? Es necesario que promocionen a nuestro país en los barrios, en las escuelas, en las Universidades; el mismo Chávez no se fue una vez al Bronx en una visita a New York? Yo quisiera saber cuántas veces han ido a realizar trabajo político nuestros denodados funcionarios diplomáticos a lugares como Agua Blanca de Cali, Villa Francia en Santiago, el Chorrillo en Ciudad de Panamá, el Bronx en New York y tantos lugares similares a nuestro Gramoven, Petare, o Catia? Cuantos han intentado realizar un contacto con centros estudiantiles de universidades brasileras, argentinas, peruanas, españolas o alemanas? Cuántos de ellos se han preocupado por conocer a fondo a la colonia venezolana en esos países e intentar un acercamiento no solo porque busque ganar algún tipo de simpatía política, sino porque simplemente también son compatriotas? Es que precisamente es su condición de extranjeros en un país específico y no su filiación política lo que debe mover a esta burocracia absurda a apoyar a estos coterráneos que viven en el exterior.



Pero hay más, quienes son los responsables en cancillería de nombrar a estos funcionarios? Cuáles son los criterios? Aquí también se puede abrir un debate interesante, estamos enviando gente que por un lado puede tener mucha empatía política con el proceso revolucionario (cosa que dudo por los resultados electorales citadas por la compañera Gamboa, a menos que sea –cosa rara- se trate de un montón de “chavistas” disfrazados….), pero con muy poca experticia en el manejo de nuestras representaciones diplomáticas en todos los niveles, o estamos enviando gente que tiene experiencia en estas lides pero son recalcitrantemente contrarios al triunfo de nuestra opción bolivariana y nos están saboteando la vaina fuera de Venezuela? La escogencia se basa en aspectos profesionales y de filiación política de forma integral? o –como siempre ha ocurrido en este país- porque “ahora yo soy el jefe y tu eres mi pana, mi primo, mi hijo (a) o eres o fuiste mi amante y te voy a hacer este favorcito”. Esta apreciación se ve reforzada porque revisando en la página del CNE encuentro que el candidato Capriles obtuvo la victoria en: China (64%), Brasil (82%), Suiza (87%), Suecia (88%), EEUU (97%), Australia (97%), Argentina (82%), Canadá (96%), entre otros. Sorprende que en países considerados aliados, con los cuales existen innumerables convenios de cooperación y nos beneficiamos de la relación económica y política que se mantiene, como en el caso de Argentina y China, prácticamente nos dieran paliza. Sorprende también que en un país como Cuba, donde a pesar de que el presidente vapuleó a otro candidato, los aspirantes de la oposición en conjunto, sacaron cuatro (04) votos; si fuera otra nación cualquiera se pudiese argumentar que se trata de compatriotas que se fueron a vivir para allá, antes, después o durante el triunfo del Comandante, pero quisiera saber a qué opositor le gustaría irse a vivir a Cuba?.

Es claro que generalizar sería un error imperdonable de mi parte porque confío que este fenómeno citado por otra “aporreadora” no se esté repitiendo en todas las delegaciones diplomáticas de Venezuela, tengo la esperanza de que queden bastantes Roy Chaderton´s (quien desde siempre no ha tenido empacho, en admitir su pasado copeyano y hacer una auténtica y oportuna autocrítica), bastantes Jorge´s Valeros´s, es decir, personal suficientemente capacitado y comprometido con el país y con la revolución, haciendo el trabajo que por desgracia y aparentemente, la mayoría del funcionariado de este sector no solo no hace, sino que además no le da la gana de hacer.

Sin embargo, no hay excusas para seguir permitiendo esto, es urgente revisar el funcionamiento de la red de embajadas, consulados y representaciones que nuestro país mantiene en el exterior, no solo el trabajo de los funcionarios que son responsables de ellas, sino la pertinencia de mantener algunas delegaciones, no puede ser que pretendamos ser el ejemplo del mundo con unos carajos que lo mejor que saben hacer -y demostrar- es su afición a comprar carteras y equipos de marca, transportarse en vehículos de lujo, jartarse de aguardiente 18 años y vestir unos trajes que aquí nos costaría a algunos el sueldo de todo un mes. Cómo vamos a pretender luchar contra el imperialismo si los “combatientes” que tenemos “preparando las trincheras de las ideas” están diligentemente excavando nuestra propia tumba?

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1874 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Juan Gómez Muñoz


Visite el perfil de Juan Gómez Muñoz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




US Y /venezuelaexterior/a153625.htmlCUS