Diputado racista chileno de la UDI llamó “simio” a Chávez. ¿Cómo llamaría a Obama si resulta reelegido?

Molestia y vergüenza provocó en el país el diputado derechista Gonzalo Arenas Hödar después que el domingo escribió en un twit "Ganó el simio", refiriéndose al triunfo electoral del presidente Hugo Chávez en Venezuela con 55,14% de la votación y 8,06 millones de sufragios.

Irónicamente, este abogado racista de 40 años, que representa a las comunas de Angol, Collipulli, Ercilla, Los Sauces, Lumaco, Purén, Renaico, Traiguén, de la región indígena mapuche, pertenece a la comisión de relaciones exteriores de la cámara baja. Elegido en 2006, cumple su segundo período como diputado de la Unión Demócrata Independiente (UDI), que sustenta al gobierno de Piñera junto con Renovación Nacional (RN), el partido del Presidente.

Arenas y otros diputados de derecha de la Región 9° La Araucanía pretende modificar la ley de protección, fomento y desarrollo de los indígenas, que en 1993 creó la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI), estableció el carácter ino enajenable de las escasas tierras asignadas a la etnia mapuche. Ahora Arenas y sus quiere que esas tierras puedan venderse para llevar adelante desarollos inmobiliarios que llaman construcción de viviendas sociales.

Los poco felices twitteos de este diputado "ario" resultan altamente ofensivos para todo un pueblo como el que votó el domingo, cuya diversidad étnica –muy diferente a la de Chile– no es motivo de vergüenza para ningún ciudadano venezolano que no sea blanco como Arenas, incluidos los seguidores del candidato opositor Henrique Capriles. Por lo demás, en Venezuela también existe diversidad política y disenso, en un cuadro social-político muy diferente al esquema local de consenso permanente, como para ocultar siempre –por ejemplo– la permanente e ignorada lucha del pueblo mapuche por sus tierras ancestrales.

De paso, Arenas dejó por el suelo la alicaída profesión de político, especialmente la de diputado, despreciada por la ciudadanía con una escasa credibilidad en continuo descenso, al fragor de la crisis de liderazgo y representatividad del sistema político que hoy vive Chile.

El diputado de la región mapuche por lo menos debería ser sancionado simbólicamente por el tribunal de ética de la Cámara. Por contraste, el gobierno de Piñera mantiene relaciones con Venezuela cuidadosamente manejadas por la Cancillería, en un cuadro muy diferente a la hostilidad que caracterizó los 20 años de la Concertación. Incluso acaba de firmarse un convenio de comercio sin aranceles para una amplia gama de productos con Cuba, nación fuerte negritud y cultura afro. Cabe preguntar ¿que haría este Arenas-ario si tuviera que vérselas con el “simio” Obama?, incluso un poco más negrito que Chávez.

Los twitteos

Según El Mercurio (http://www.emol.com/noticias/nacional/2012/10/08/563643/diputado-arenas-y-triunfo-de-chavez-en-venezuela-gano-el-simio.html), en su cuenta @diputadoarenas, el parlamentario de la Unión Demócrata Independiente (UDI) añadió: "Ahora en Venezuela banana gratis para todos los seguidores del SIMIO!!!!!".

De acuerdo al diario de Agustín Edwards, el parlamentario de derecha añadió: "Con su regreso a la izquierda, fiji (sic) que el PPD (Partido por la Democracia) nombra al SIMIO su gurú oficial". Y continuó: "Futuro del SIMIO: Cuando termine de quebrar por completo a Venezuela va a tener que buscar una guerra con alguien. Vieja tactica de SIMIOS", continuó el heredero ideológico de la dictadura militar.

"(El) diputado Arenas es un fascista de la peor especie, además de ser un diputado que avergüenza al Parlamento", escribió en otro twist Sergio Aguiló (@sergioaguilo), legislador de la Izquierda Ciudadana.

El diputado Jorge Tarud (PPD), conocido por sus pocas simpatía por la Revolución Bolivariana, criticó a su colega gobiernista: "Rechazo en la forma más categórica estos comentarios absolutamente indebidos para un miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores como el diputado Arenas, lo que demuestra a su vez, un desprecio por el sistema democrático", afirmó.

Tarud aclaró que no comparte “el estilo de gobierno del Presidente Chávez”, pero criticó que “parlamentarios chilenos se entrometan en los asuntos internos de Venezuela” e hizo un llamado a respetar “la voluntad ciudadana expresada en las urnas”. Añadió que “el pueblo venezolano ha dado una lección al mundo de comportamiento cívico”, no obstante que “se trata de una sociedad políticamente polarizada”.

El legislador Arenas respondió: "No sabía que en Chile los militares golpistas (como HUGO CHAVEZ) tuvieran tantos seguidores!!!!!". Una desconocida Alejandra Rivas Leone (‏@AlejandraRivasL) de inmediato lo apoyó: "Soy venezolana y estoy 100% de acuerdo RT @diputadoarenas: Futuro del SIMIO: cuando termine de quebrar por ... http://m.tmi.me/xSZSj).

Carta del senador Alejandro Navarro

Alejandro Navarro Brain, vicepresidente del Senado y presidente del Partido Movimiento Amplio Social (MAS), dirigió una carta abierta al Nicolás Monckeberg presidente de la cámara baja, “para manifestarle mi más honda preocupación por los hechos que paso a exponer, y que dicen relación con graves ofensas, ilegales, racistas, infundadas, odiosas y discriminatorias por parte de un miembro de la Cámara que Ud. bien dirige”.

Tras reproducir los twistts, Navarro expresó: “El Presidente Chávez tiene un origen afro-descendiente como muchos de sus compatriotas, y cómo negarlo, el mote de “SIMIO”, que siempre se le enrostra de parte de sus opositores, es un insulto racista. Entendemos el fragor de las pasiones políticas, pues quienes realizamos esta actividad durante décadas, hemos estado más de una vez como testigos del debate electoral, pero rechazamos y condenamos la violencia política, sea esta física o verbal, y proferida por quien fuere.

“Imaginamos que más de alguien dirá que lo mejor es dejar pasar estos hechos, que es natural que ocurran, que parte de la sociedad considera que esto es normal. Pero nosotros creemos que no podemos cometer el pecado de la indiferencia, y permitir con ello que este tipo de actitudes se propaguen, se hagan comunes, fuertes, y pasen a ser un patrón de conducta.

“Tampoco queremos que se instale una mirada estrecha, miope, sesgada de la realidad venezolana, pues una de sus fortalezas es justamente ser una sociedad multicultural, formada con sangres indígenas, europeas y africanas, que se reconocen mutuamente, donde los distintos sectores de la sociedad conviven en paz.

“Reprochamos y rechazamos estas palabras de un Diputado de la República, que trata de simio a un Presidente reelecto, de una República hermana y soberana, que resultó victorioso en un proceso electoral ejemplar, sin acusaciones de fraude, y por el contrario, alabado a nivel internacional. Nos parece un recurso bajo y reprochable, que requiere de su intervención, de su público rechazo.

“Una cosa es criticar, pero otra es insultar. Pero hay otra cosa peor, que es proferir insultos racistas, insultos de odio, que impliquen el desprecio de otro por su origen racial. SIMIO, un insulto centenario, aplicado a los esclavos originarios del África y sus descendientes.

“Es similar a tratar de “cerdos” a los judíos; de “camellos” a los árabes; y de “auquénidos” a los aymara o quechua chilenos o extranjeros. Son palabras insultantes, que causan deshonra más al que las emite, que a quien las recibe, pero que si son toleradas a una autoridad de la República, amenazan con dejar de ser un germen de racismo, y convertirse en una plaga. Por eso es importante extirpar de la política, nacional o internacional, estos insultos.

“No podemos dejar de decirlo, el Diputado Arenas ha proferido insultos racistas, xenófobos, discriminatorios. No pretendemos demandarlo, pero no podemos tolerar estas actitudes tan inmorales y que bajan el nivel de la discusión y del debate políticos.

“Me asombra, asimismo, que siendo el diputado Arenas, representante de zonas con gran cantidad de personas y comunidades mapuche, que viven y han vivido la discriminación, no mida sus palabras.

“Recientemente aprobamos en Chile la Ley Antidiscriminación, pero también tratados internacionales de Naciones Unidas que prohíben toda forma de racismo y discriminación, existe la Constitución que prohíbe la no discriminación y el derecho a la honra de toda persona. Pero nada de eso le ha importado al Diputado Arenas, ni siquiera su juramento de respetar la Carta Fundamental al momento de asumir su alto cargo.

“No quisiera dejar de señalar, Sr. Presidente, que Venezuela es un ejemplo democrático en nuestra región, y que por ende, los insultos del Diputado Arenas, son por lo demás gratuitos. Hasta misiones de la OEA, encabezadas por el Ex Presidente Jimmy Carter, han señalado que las elecciones en Venezuela son ejemplares, sin fraudes ni irregularidades.

“Y en estas elecciones ni siquiera la oposición ha dicho lo contrario, registrándose más del 80% de participación electoral. Esto es un ejemplo para Latinoamérica y para Chile. En Venezuela existe una Constitución aprobada el año 1999 por el 71,78% de los electores venezolanos; referéndum revocatorio; posee plebiscitos vinculantes; elecciones directas de intendentes; los venezolanos que están en el extranjero pueden votar; los indígenas por ley tienen que ser parte del parlamento; existe el poder electoral como poder autónomo del Estado; hay 32 partidos nacionales y más de 200 estaduales.

“Tengo vivas sus palabras en mi mente, Sr. Presidente, cuando este día sábado, en una entrevista, manifestó su “completo rechazo” a la última pelea sucedida en la Cámara de Diputados, que involucró a la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, y los parlamentarios Marcelo Díaz y René García.

“Ud. señaló en TVN: "Yo espero que tanto los diputados que se agarraron a puñetes, como la ministra que se expresó a garabatos, den una explicación al país y pidan las disculpas del caso". Asimismo dijo que "creo que estamos topando fondo. Cuando usted ve las encuestas de opinión y el nivel de desconfianza hacia el Congreso uno dice "o reaccionamos ahora que tenemos este problema".

“Estamos de acuerdo con Ud. en cuanto a que es necesario actuar ahora que estamos a tiempo. El silencio con este tipo de actitudes es una tolerancia cómplice. Es por ello que acudo a Ud., para que evalúe las acciones a tomar para rechazar y condenar públicamente estas expresiones”.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3014 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Ernesto Carmona


Visite el perfil de Ernesto Carmona para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




US Y /venezuelaexterior/a151854.htmlCUS