¿Hasta cuándo mentiras, conspiraciones i violaciones a la ética por Capriles Radonski i María Machado?

De este desequilibrio mental  −incluyo lo biológico i lo inmoral o amoral− de todos los miembros de la oposición radical, protagonizada por el candidato Henrique Capriles Radonsky i la diputada María Corina Machado, que padece el resto más indiferente pero sumiso de la oposición, se desprenden una serie de falsedades tan rastreras o estúpidas que, el mayor asombro es que sus partidarios movidos por el cuido de prebendas, grandes ganancias i sueldos, no se percaten de que no tienen porvenir electoral al menos, i que son burradas las que dice el aspirante a conducir un país; i malintencionadas i traidoras las palabras de la diputada que, siendo venezolana oligarca, antepone a la soberanía i felicidad de su país, el anhelo infernal de querer una invasión genocida como las sucedidas en Irak, Afganistán, Libia, i ahora Siria, fuera de las muchas otras que ha perpetrado siempre el maldito imperio del norte.

El candidato, un niño malcriado, de padres ricos que le compraron todo en la vida que ha vivido; creo efectivamente que no tiene educación ni ejemplo de hogar –sino juguetes caros a montón i caprichos triviales cada día− i en cuanto a estudios, una cadena de compra de notas i favores que lo llevaron a aprobar la primaria, el bachillerato i luego, el título universitario de abogado, sin el menor esfuerzo mental.  Que sus dos primera etapas fueron insuficientes, no hai duda –un muchachito hasta por sus coroticos de Navidad, sabe que un submarino tiene periscopio i no telescopio−, pero me atrevo a decir que ese señor no se graduó realmente de abogado, ni ha ejercido un solo día su supuesta profesión. Todo fue a punta de dinero para el niño medio loco, que su misma fisonomía, sus ojos saltones, sus gestos i arrugas en la cara i sus palabras mal pronunciadas o con sintaxis carcomida, su contextura de “flaquito” como él mismo se describe i sobre todo una mirada extraña como si tomara algo no mui bueno, i una boca en tubo al pronunciar palabras o gritar, hacen pensar que el trastorno mental es más serio de lo que parece. Esta cosa, como lo califican muchos, pudo llegar a Diputado por una entidad federal que no conocía (Zulia), i luego, a Presidente de la Cámara de Diputados, de un Congreso, donde los viejos estaban solamente para cobrar i hacer negocios u ostentar cargos de Ministros o Banqueros, i daban responsabilidades a los casi analfabetos culturales, para no complicarse los momentos libres de parrandear o beber. A veces el Presidente de la República, era de los que bebían, hasta tener que satisfacer sus apuros en plena calle, como me dicen hacía en Ciudad Bolívar, un rechoncho gobernador. Un candidato que ahora pretendiendo acercarse al pueblo, come empanadas con carne adentro, o paseando por el Orinoco en una curiara con capacidad para cincuenta personas por lo menos i motor fuera de borda, llega en un festejo típico a recomendar suapara, o ante un rancho con solamente una puerta aparentemente sana, pero las paredes de ladrillos rotos, una regadera con un pote perforado i en vez de tuvo una manguerita, los techos rotos i hendijas por donde quiera, dice con el mayor desparpajo que son casas que ha ayudado a construir la gobernación de su estado, i en base a eso les pide votar por él el 7 de octubre, mientras una acompañante entrega cheques de mil quinientos bolívares. Promete además lo que está hecho, i miente al decir que conservará casi todo lo de la revolución socialista. Es un Tartufo de basurero o albañal; es chocolate nuevo i las mujeres votarán por él, porque es chocolate dulcito. Ni Rosales ni ninguno de los otros opositores dice más pendejadas, incluyendo a Ledezma i Pablo Medina.  Este es el misógino que no se ha casado por estar dedicado “al amor a su pueblo”. La ridiculez le sale por los poros, como una baba negra, i no se ha casado, también,  porque parece que prefiere la música i ciertos instrumentos. Realmente los venezolanos creíamos que Manuel Rosales era el mayor analfabeto cultural que habíamos conocido, porque sus disparates dieron lugar hasta a la aparición de un libro. Sin embargo, Rosales no era como éste un abogado; apenas un maestro de escuela en el sur del lago, que nunca dio clases, e hizo célebres “las peras al horno” o “si me matan i me muero”, pero ahora veo esos disparates perdonables. No tuvo ni dinero ni oportunidad de formarse; pero este hombre le sobraron las dos cosas, i está detrás del anterior candidato opositor, en que aquél fue un hombre normal con esposa e hijos que lo corrompió su partido, ni era oligarca de nacimiento i nazi-fascista después. Estamos, pues, ante un desequilibrado mucho más peligroso, porque torpe i bruto, es ficha del imperio más criminal de la Historia i anhela como Maricorina, al no ganar i recibir paliza electoral, una invasión al país. Aunque los dos ignoran, cómo estamos preparados i que el mundo cambió.

En cambio, María Corina Machado, que en el papel de niña, debe haber sido mui parecida al candidato; sus estudios, su título, etc. que estimo al menos algo mejor, aunque puso una nota de alarma cultural que hizo desmayar a algunos cultores del idioma, al hablar del verbo “responsabilidad”. Empero, su desequilibrio mental, su odio visceral, su petulancia de oligarca rancia, su visón interior de creerse buena hembra, cuando tiene canillas de rana i una figura común –en las marchas i concentraciones chavistas, he visto muchachas i hasta mujeres madura como ella, verdaderas bellezas de pueblo− aunque ninguna le ha pelado las rodillitas a Bush, es una conspiradora bien pagada, porque además de ser rica i por lo tanto mui alejada del pueblo i de las clases medias, se llenaba de dólares conspirando en SÚMATE, i en la actualidad debe tener una buena cuota de billetes verdes por tratar de enredar las reuniones de la AN, aunque en una ocasión el Presidente la hizo callar caballerosamente.

Esta venezolana de apellidos poderosos, no por talentos literarios o artísticos, sino talentos en billetes verdes que, deben haber contribuido, a esa cifra de más de 400 mil millones de dólares que tiene reunida la oligarquía, en unos cochinitos de porcelana en los bancos mundiales, no le importa un bledo la patria, ni su gesta libertadora, ni la obra de Bolívar, ni nada con lo que los venezolanos hemos venido creando una patria, sana, libre i soberana. Le da alergia el término socialismo, i el comunismo, aunque no sabe lo que es, le produce convulsiones i pérdida de la conciencia. Eso para ella, que posiblemente en escuelas de clases privilegiadas, vacaciones  i estudios en inglés en el exterior, viajes por los cinco continentes en  aviones, trasatlánticos, hoteles de primera clase i unas rutas de ensueños ¿Cómo le puede importar la historia, la ciencia, la filosofía i las artes? ¿Ideologías? ¿Qué es eso? ¿Justicia i Verdad? ¿Con qué se come? ¿Constitución i Leyes? No me ha dado tiempo de leer esas trivialidades. Soi una princesa clase aparte, e incursiono ahora en la política, porque mi familia me manda a tratar de desbaratar esas pesadillas que el pueblo llama sueños, en vez de postrarse ante el Imperio del Norte que tiene a Miami, New York, Washington, San Francisco, Los Ángeles, Disney Word, Hollywood i cuanta maravilla haya en la Tierra o buscaremos en el Cosmos. ¿Por qué pensar en Venezuela, en Bolívar o en un pueblo? ¿Cómo perder el tiempo en eso, en vez de salir de compras en el norte i en Europa?

Este es el cerebrito de esta “ninfa”  que ahora con frecuencia se forra de blanco no por adeca (¡Qué horror, mezclarse con Ramos Allup!) sino por pura. Es una diputada pura que no puede soportar a Chávez i menos a este pueblo estúpido que lo sigue. Por eso con dulzura, les estoi diciendo que se está gestando, una probable invasión del país terrorista del norte; terrorista para ellos, pero para mí, la gloria de estar libre i comprar. ¡Cuando entenderán que la única maravilla que Dios nos dio, es el Mercado i el Consumir!

Entonces, un grito lejano a ver si lo oyen: ¡Hasta cuándo impunidad!    

[email protected]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4576 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Venezuela en el Exterior

Actualidad

Oposición y golpismo

US Y /venezuelaexterior/a148501.htmlCUS