Un tal JJ Rendón

Este gentleman de la creatividad estratégica que embiste como un perseguido más de las penurias ocultas sin rastro de mal trato en su languidecer y, que vive sin aspavientos simultáneos: forrado de negro en la atribulada Miami con su revolver western de cowboy yanqui en la cintura: apuntando hacia Venezuela y, en particular al presidente Chávez a quien excomulga de equidad hacia el pueblo: se ufana con regocijo y con toda la buena intención de serle útil a todos aquellos que requieran gobernar y necesiten de sus servicios profesionales pagaderos en dólares sin demora y, es tan jactancioso que no esconde su amistad con un tal Uribe Vélez a quien encumbra repetitivamente de prohombre al que fue un perverso gobernante que enterró a la República de Colombia en la ignominia con millones de nacionales desterrados por el mundo en que llevó la batuta del Estado dos veces como presidente y, a quien aquél explotó sin consideración alguna hasta intuirlo con sus consejos patrios por los senderos del Narcotráfico y de la Parapolítica en que lo dejó sin confusión pasiva y actualmente mantiene en jaque al presidente Santos y, él lo sigue alabando con tanta justeza de ditirambo que se proclama su primer fans a nivel mundial: cuando al ex presidente Uribe Vélez se refiere y, el gozo político que se le refleja en su rostro no es de sorpresa sino de complicidad extrema.


Y es que JJ Rendón participa de lleno en la campaña electoral venezolana al lado del candidato oposicionista e imperial Capriles Radonski a quien asesora con su tumulto de efectividad de veintidós asesorías: veinte ganadas, lo que asusta al contrario que ose presentarse en su camino que con una soltura de enredos políticos que comienza con el rumor y se expande con un conjunto de engranaje de mentiras que Capriles maneja a su antojo como buen alumno del consejero altruista que utiliza la inequidad con un prodigio de sutilezas que recorren al país por los vericuetos más inciertos en que se desplaza en caminatas cargadas de ofrecimientos como el que vende el pan de cada día, las que se reflejan en titulares de los medios en que la oferta engañosa hacia un futuro mejor es esperada por muchos que comulgan en conchupancia con la truculenta ligereza del candidato en cada acto público en que tira la casa por la ventana y, el odio que JJ Rendón no le perdona a Chávez y, que Capriles explota en seguidilla les deja de manifiesto: sencillamente la consigna que se ha hecho realidad dentro y fuera del país, es que: Chávez los tiene locos y a Rendón -entre ellos- al perder la cabeza de desvelos que, en lo político lo desnuda sin cordura de afianzamiento en que las ideas que suelta el presidente Chávez como consignas que lo afianza hacia su reelección: los mantiene en carrera de disparates que no juntan cabos de razón y el ejemplo más eficaz dentro del atolondrado juicio que no ancla en el verbo del candidato Capriles es la gran ventaja que le lleva el candidato Chávez y la efervescencia de multitudes que lo acompañan en la escalada popular es afianzamiento de aceptación.



Mientras tanto: el futurista y, además misógino –candidato de la burguesía- el de los discursos cortos e insípidos que deja boca abierta a los tontos de siempre y, que no florece la alegría ni retoña de satisfacción en la pradera de la mayoría de votantes, anda de pañales nuevos, tratando de ocultar la vieja junta que le ofrecen los viejos partidos que tienen un viejo pasado de felonías políticas cuarto republicano: está plantado en medio del concierto electorero del oportunismo como un doble seis: esperando un milagro del amo de la Magia Negra que venga del Norte metida dentro de una cajita feliz, bien resguardada de la Propaganda Negra de su mentor asesor –JJ Rendón- quien no pierde de vista a su maestro y señor Goebbels al que abraza con cariño y lo mete sin respiro en el presente en cada uno de sus cometidos que salen como saetas invisibles a descontrolar y diluir la armonía política de naciones y que ahora le toca a Venezuela como inspiración sangrante de maldades que se enredan con la inteligencia y lucidez del venezolano que, mantiene a Capriles tras las rejas de la sumisión y a JJ Rendón vagando en las nebulosas de la insidia que le atraganta su desnudez de apátrida sin razón.


Y, nosotros acá seguiremos con Chávez: clamando cada día, sin distinción por la justicia social que emana de su alma hacia la mayoría del pueblo venezolano.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4285 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /venezuelaexterior/a148333.htmlCUS