Que sabroso es viajar a Washington gratis ¿verdad Ismael García?

Secretario General Insulza, reciba usted de mis manos, este documento como carta a García de García que, le envía la MUD de Venezuela que es órbita política de la más rancia clase social de la CEV, burguesía patronal, medios de comunicación con fines de lucro, incluye apátridas e huidizos achantados en otras naciones por corruptos y sinvergüenzas descomedidos en que se ampara la extrema derecha mundial con la excepción de maromeros y payasos arraizados en otras latitudes del servilismo sin vuelta atrás –fue lo que pudo explicar Ismael García –sin titubeo- a Insulza.

-¡Bueno que bueno!-le asomó Insulza con una sonrisa desde Washington hasta Chile al diputado Ismael García que cojea antes de brincar la talanquera sin ser cojo y hablaba un inglés entrecortado de sutilezas por la nieve que pasaba por sus ojos truncados de emoción sin dirección.

-Okey, okey, yes, yes, pero recuerde que en la República Bolivariana de Venezuela estamos en la más peligrosa zozobra que país alguno últimamente haya padecido en que, un régimen nada democrático primero, nos quitó la luz y ahora nos quiere privar de la Internet, ya que el hambre y la inseguridad están en las nubes desde hace mucho tiempo, no así la inflación que se fue a la luna y no tenemos cohete económico para hacerla volver, por lo que la perdimos por completo y más con las leyes habilitantes que es para quitarnos hasta las ganas de dormir y, cómo podrá entender y por demás, darse cuenta, nuestra democracia –que la parimos a sangre y fuego, ¿quién? Nosotros los demócratas se la llevó el diablo que no es otro que el señor Chávez que piensa más en Cuba y en Fidel que en su país -finalizó Ismael, dándole una palmada en el hombro a Insulza.

-Caramba, tan seria está la cosa política por allá. -Yo pensé que más bien era un calofrío de esos que entran y salen rapidito y que nadie se da cuenta –yes, yes, repitió Ismael- e Insulza –continuó, lo creo y no lo creo –aunque quisiera creerlo y además, como viene de ustedes y señaló a los otros tres venezolanos presentes, voy a tener que tomar cartas en el asunto e inmediatamente plantearlo en la plenaria que se convocará para tal fin, aunque por demás está decirles que a veces esto se lleva su tiempito, que puede ser hoy o mañana o quizás pasado mañana, pero, tengan la seguridad que le vamos a meter la mano a la MUD que, para eso estamos acá, para manosear las buenas intenciones de los políticos que se preocupan por el devenir histórico de su país y se vienen a Washington a pasar frío del bueno con abrigo ajeno. En verdad, los envidio –sólo respondió Insulza.

-Y, otra cosa mi secretario general que, le puedo informar con toda la confianza que usted nos brinda es que el señor Chávez le quitó las tierras y las fincas a los terratenientes, para dárselas a los damnificados y resulta que el que no es damnificado es terrateniente –lo que nosotros echándole cabeza con ojo de piedad no entendemos y, -quizás usted tampoco-, pero eso es lo de menos, porque cuando nosotros lleguemos al poder, todo volverá a sus cauces normales, pero ese ahora está por verse, por lo que hay que actuar ya y usted debe y puede aplicar la Carta Democrática sin esperar que se reúna la Asamblea que, para eso es el Secretario General -¿sí o no? –preguntó. E insulsa sin responder, lo vio de arriba-abajo y soltó una carcajada que asustó a los presentes.

-¿Entonces? -Volvió Ismael García a la carga. -¿Qué opción nos da usted sin preámbulos, amigo Insulza? Y por favor no recule que en eso el señor Chávez es un maestro. –Es posible, dentro de la lógica yanqui que, hoy estén aquí y mañana allá en su país y yo me quedé aquí pensando un poco de cómo entrarle a la cuestión –atinó a responder –Insulza y, lo que yo dije antes, no fue lo que quise decir como un decir, pero lo cierto es que lo que dije no era lo que debía decir, pero sin ambigüedad lo dije y, quizás no me acuerde ni recuerde que fue lo que dije, porque sé sin la óptica gringa que en Venezuela hay plena democracia y si ustedes creen que no hay o que está en peligro y, acá en EEUU tampoco hay y, lo que es igual no es trampa –¿entendió diputado de la causa por averiguar?, pero eso no lo dijo Insulza, sino que lo pensó, pero Ismael García lo adivinó como médium que es y, sin más ni más Insulza los despidió con un abrazo de hermanos y con la lapidaria frase: Que dios los agarre confesados.



[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1919 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Venezuela en el Exterior

Actualidad

Oposición y golpismo

US Y /venezuelaexterior/a115852.htmlCUS