Los sidoristas se movilizaron en la mañana de hoy hasta la gerencia de la CVG.

Trabajadores de la empresa Sidor (del grupo Amazonia y CVG), se movilizaron desde los portones de la empresa hasta la sede de las oficinas principales de la CVG. Fueron hasta allí, a exigir la entrega de la cuantificación de las acciones que poseen cada trabajador y a reclamar el restante pago de las utilidades (las liquidas) que hasta el momento de esta acción, la empresa no ha confirmado si las cancelarán o no y, en qué fecha sería.

Los trabajadores fueron movilizados por el sindicato (Sutiss), cuando este en medio de la presión que ejercen los trabajadores, quienes reclaman airadamente se clarifique, el reconocimiento y el pago de estos beneficios, ha quedado presionado y atrapado en reclamos como el pago de las liquidas, que al principio decían, los trabajadores no tenían derecho..

Desde hace varias semanas los sidoristas han estado esperando que tanto representantes del grupo Amazonia o algún funcionario de la CVG, dieran respuestas a estos puntos que todos los trabajadores creen les pertenece. Sin embargo, ninguno de ellos, tampoco el sindicato supo aclarar a tiempo estos reclamos. Ahora después de la movilización de hoy, es cuando Carlos Lánz, Presidente de Alcasa y alto directivo de la CVG, es quien ha prometido ir hasta los portones de Sidor para fijar su posición sobre estas exigencias.

Los trabajadores de Sidor están profundamente airados con la gerencia de la empresa y con la mayoría de la directiva sindical. Amazonia a pesar de haber aumentado los niveles de producción y obtener altas ganancias en estos últimos años, le niega cualquiera reivindicación a los trabajadores. No sólo escamotean el pago de las liquidas, que es el reparto, restante de los 120 días de utilidades, del 15% de las ganancias anuales de la empresa. Niegan y maltratan los beneficios de los trabajadores como los jefes y supervisores maltratan verbalmente a los trabajadores.

Mientras la empresa atropella a los trabajadores, los que componen la mayoría del sindicato no garantiza ni las reuniones de la Junta Directiva Sindical. Directivos como José Meléndez y muchos delegados sindicales no tienen oportunidad de expresar sus puntos de vistas y de plantear respuestas a la actitud de los patronos. Si eso no lo pueden hacer los dirige sindicales, el ser escuchados, que pueden esperar los 4 mil trabajadores fijos y los 8 mil contratados de la empresa. Este último grupo labora en un estatus de semi esclavos.

Afortunadamente para los trabajadores se acerca la fecha para que se convoque a las elecciones sindicales. Esto ha hace, que como hizo hoy, el sindicato, empujado y todo, ha tenido que ponerse al frente de estos reclamos. Pero, un grueso número de trabajadores está viendo la oportunidad de qué llegó la hora de salir de esto dirigentes que no han sabido cumplir con los compromisos que les ha tocado asumir.

Entonces, un mejor futuro para los sidoristas está por verse. Estos trabajadores están embriagados con el proceso de cogestión que se desarrolla en Alcasa y que tiene impactado a todos los trabajadores de las empresas básicas de Guayana. Muchos sidoristas se están manifestando altamente interesados en imponer dentro de Sidor, el control de la planificación, de la producción, el participar en el nombramiento de los gerentes y de la distribución de las ganancias.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2652 veces.