La impunidad se hace recurrente en el caso de Galleteras Carabobo

Pretenden imputar a dirigentes sindicales en la Fiscalia 7° de Carabobo

En horas de la tarde dirigentes de la UNETE entre ellos  Marcela Máspero y cuatro compañeros más fueron trasladados al Palacio de Justicia del Estado Carabobo Fiscalía  Séptima.  Dirigentes sindicales del Estado Carabobo en estas horas de la noche se encuentran a la espera de los compañeros de la UNETE una vez sean liberados.

Dirigentes de la  UNETE hacen  del conocimiento público el atropello al que están siendo sometidos los camaradas Marcela Máspero, Julio Polanco, Edgar Jiménez, Roberto Yépez y José Guillen,  los cuales fueron detenidos por funcionarios de la Guardia Nacional  en la mañana del día de hoy en el Portón de Galleteras  Carabobo, criminalizando así el derecho a la protesta y a la huelga: instrumentos estos propios de la lucha obrera, declara Gladys Montenegro.

Nos informó la compañera Miriam Mijares del Sector Salud, que los camaradas fueron trasladados a las  7:00 pm  al Palacio de Justicia del Estado Carabobo-Fiscalía Séptima y que la Guardia Nacional pretende imputarlos de manera arbitraria, e injusta por los siguientes "delitos":

  • Obstrucción de la Vía Pública.  
  • Destrucción de Bienes Nacionales propiedad del Estado (carretera).
  • Agresión a funcionarios públicos (Guardia Nacionales)

Por otra parte, Lili Rincón del sector farmacéutico declaró que lo grave de esta situación fue que la Guardia Nacional del referido estado, no expresan que fueron ellos los que arremetieron contra los trabajadores, ocasionándoles lesiones por  cascasos, golpes, patadas, tirándolas por los cabellos y arrastrando por el piso a las trabajadoras, además lanzaron  ráfagas de tiros contra mas de 70 trabajadores para dispersar la concentración de protesta y así aprovechar para detener a los dirigentes antes señalados.

Denuncian que mientras estuvieron detenidos por la  Guardia Nacional, fueron objeto de atropellos y vejaciones ya que les fue rociado en la cara gas pimienta y para impedir que se sentaran en el piso fueron esposados a tubos.

Manifiestan que no se callaran ante estos actos violentos a los que han sido sometidos y esperan se haga  justicia con estos dirigentes Sindicales, ya que de lo contrario quedaría muy mal parado ante la comunidad nacional e internacional este hecho aberrante. 

Ratifican  una vez mas, que ni violaciones como estas, ni venideras los harán desistir de sus justos reclamos, que no entregaran la autonomía sindical y harán  que se les  respete cuésteles  lo que les cueste.

Por ultimo le recuerdan a los funcionarios agresores la frase de SIMÓN BOLÍVAR:

"MALDITO EL SOLDADO QUE VUELVA LAS ARMAS DE LA REPÚBLICA CONTRA EL PUEBLO"


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9258 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /trabajadores/n219291.htmlCUS