Entrevista a Marcela Máspero

Lucha de extrabajadores de Coca Cola es la lucha del pueblo venezolano contra el imperio

Plenaria de la Comision de Desarrollo Social caso COCA COLA.

Plenaria de la Comision de Desarrollo Social caso COCA COLA.

Credito: Prensa CTR-UNETE

Reunion con trabajadores de COCA COLA EN PUNTO FIJO

Reunion con trabajadores de COCA COLA EN PUNTO FIJO

Credito: Prensa CTR-UNETE

Caracas 23 de marzo 2008 / Marcela Máspero, en su condición de Diputada a la Asamblea Nacional, dirigente sindical y trabajadora, ha participado directamente en el conflicto de los extrabajadores de COCA-COLA, en sus últimas etapas. Ya que la Mesa de Negociación del TSJ está culminando las conversaciones, el equipo de prensa del CTR-UNETE, conversó con ella sobre este caso.

P.: ¿Cuáles son los antecedentes de este conflicto?

R.: La transnacional COCA COLA se valió de diversas estrategias flexibilizadoras, para evadir la relación laboral y los derechos de los extrabajadores a recibir sus indemnizaciones y prestaciones.

Los extrabajadores acudieron a las instancias administrativas y jurisdiccionales competentes, donde se produjeron decisiones de distintos signos, globalmente se les despojó de sus derechos.

Ellos son miles de seres humanos, que a lo largo de toda la geografía nacional hicieron grande a esta transnacional, en perjuicio de su salud, su familia y hasta su vida, sin que ésta les cumpliera con lo que en justicia les corresponde.

Hace aproximadamente 8 años emprendieron su lucha en colectivo y comenzaron a organizarse, gracias a la Diputada Iris Valera, para reclamar el pago de sus prestaciones sociales.

Este caso de los extrabajadores de la transnacional COCA COLA fué abordado por el último Congreso Nacional, la antigua Asamblea Nacional y la actual. La Comisión de Desarrollo Social Integral, en la anterior gestión de la Asamblea Nacional, conoció este caso. La actual designó una Sub-Comisión Especial presidida por la Diputada Iris Varela, que después fue asumida por la Comisión de Desarrollo Social.

P.: ¿Cómo empiezas a participar directamente tú?

R.: Cuando se designa la Sub-Comisión Especial presidida por Iris Valera en la actual gestión de la Asamblea, se me designa como parte de esa Sub-Comisión Especial.

Los representantes de la Empresa asistieron a una interpelación en el mes de Junio ante la Subcomisión Especial para los casos de COCA COLA y POLAR, y asumieron el compromiso de cancelar las deudas a los extrabajadores.

La Subcomisión entregó cerca de 3800 expedientes a la Gerencia de la Transnacional. Después de dos meses y medio, de manera arrogante y unilateral la transnacional COCA COLA, manifestó haber revisado sólo 1500 expedientes, de los cuales reconoce el pago a 76 casos.

Esta actitud representó un grosero desafío de la transnacional COCA COLA, emblema del imperialismo, a la dignidad de los trabajadores venezolanos, a nuestro pueblo y al Estado de justicia establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Todo este cuadro condujo a que los extrabajadores de COCA COLA, cansados del desconocimiento de sus derechos, junto a la Asamblea Nacional, específicamente, con la Diputada Iris Varela y conmigo, iniciaran una serie de acciones de presión, entre ellas, las tomas de las plantas embotelladoras y centros de distribución en todo el país, lo que contó con la solidaridad del pueblo y de la mayoría de los sindicatos afiliados a la UNT, incluyendo a los que agrupan a trabajadores activos de la COCA COLA.

Esta acción generó como respuesta de parte de la trasnacional COCA COLA, una estrategia orientada a crearle problemas a los trabajadores activos mediante maniobras que buscaban afectar la cancelación de sus salarios y demás emolumentos, para predisponer a éstos en contra de los extrabajadores, intentando sembrar la división, para así quebrar la unidad de la clase.

Esta perversa maquinación de la transnacional COCA COLA, contó con la complicidad de sindicaleros que no solo asumieron el triste papel de prestarse para intentar fracturar la unidad de los trabajadores en contra de tan emblemáticos enemigos de clase, sino que se convierten abiertamente, en peones imperialistas, incluso tratando de crear una cortina de humo para hacer ver que el fondo del conflicto obedecía a las diferencias internas en el seno de la UNT.

Tal es la degradación y descomposición de estos grupos, que avalaron conductas mercenarias y patronales como la de Armando Yañez, quien engañó a los trabajadores del Zulia, choferes y ayudantes activos de la transnacional COCA COLA, y los entregó a la patronal en los fastuosos locales del Hotel Paseo del Lago y Hotel Maruma, rememorando épocas anteriores, "en la mejor tradición cetevista", donde entre tragos y bocados, hicieron firmar a estos humildes trabajadores su liquidación.

P.:¿Qué paso después de las tomas de las plantas?

R.: Después de cuatro días con la toma, intervino la Presidenta de la Asamblea Nacional Cilia Flores, quien convocó a una reunión en la que participamos los Diputados de la Comisión de Desarrollo Social Integral, los Ministros José Khan y María Cristina Iglesias, la Diputada Iris Valera y yo, y una representación de los extrabajadores, donde se tomó la decisión de finalizar la acción de cierre y la Asamblea Nacional envió el caso al Tribunal Supremo de Justicia, con un exhorto donde declaraba el caso de interés público nacional y solicitaba al TSJ en el marco del Estado de Justicia contemplado en la Constitución de la República Bolivariana, la revisión y unificación de decisiones tanto en Sala Social como en Sala Constitucional.

A partir de allí se instaló una Mesa de Negociación dirigida por el Magistrado Pérez Perdomo, que en su primera etapa resolvió cerca de 300 casos de trabajadores con expedientes en los Tribunales.

Posteriormente se instaló una segunda etapa de la Mesa de Negociación, con cerca de 10.000 casos pendientes, nosotros participamos en algunas de las reuniones conjuntamente con el Diputado Reynaldo García, Presidente de la Sub-Comisión de Derechos Humanos.

P.: ¿Pero no hubieron algunas tomas también recientemente, mientras funcionaba la Mesa de Negociación?

R.: Pues sí, ya en la última reunión a la que asistí en el TSJ, la Empresa planteó al Magistrado Pérez Perdomo, que ella se retiraba de la Mesa porque algunas plantas estaban tomadas. Yo no tenía conocimiento de ello, y le manifesté a la Empresa que verificara la información, porque para ellos era claro que si había cualquier acción de parte de los trabajadores, nosotros la acompañaríamos, pero en ese momento no la conocíamos.

P.: ¿Por qué se produjeron estas acciones, si estaban negociando en la mesa?

R.: En esta segunda etapa de la negociación se produjeron algunas diferencias entre los Coordinadores de los Frentes, y los representantes de las regiones plantearon participar en las reuniones de la Mesa para ser testigos de las negociaciones, tanto el Diputado Reynaldo García como yo mediamos en este proceso y se logró la presencia de otros representantes, situación que contó con el apoyo del Magistrado, y que por supuesto molestó a la Empresa.

En las primeras reuniones la Empresa negó toda posibilidad de cancelar en dinero las prestaciones causadas a los trabajadores, sólo hablo de pensiones del IVSS y salidas "sociales", que no llenaron las expectativas de los trabajadores. Después de muchas presiones de los trabajadores y sus representantes, la Empresa habló de constituir un Fondo al cual ésta portaba 6 mil Bs.F, que tampoco alcanzaba para cubrir a los 11.000 trabajadores involucrados en esta segunda.

Los trabajadores hicieron propuestas dinerarias por año, que fueron rechazadas categóricamente por la Empresa, sin producirse acuerdo alguno.

Creo que los trabajadores en las regiones cansados de esperar, y empujados por algunos coordinadores empezaron a tomar algunas plantas, pero lo que más me llama la atención, es que justamente para esa misma fecha, la Empresa COCA-COLA, produjo un memo interno donde señalaba que bajo ningún concepto reconocería prestaciones dinerarias a estos trabajadores.

Había otro sector grande de coordinadores que no estaban de acuerdo con las tomas y creían que había que culminar la negociación en el TSJ.

P.: ¿Pero tú fuiste acusada por un grupo de dirigentes sindicales de ser la promocionadora de los paros, cómo explicas esto?

R.: Casualmente regresando del Estado Falcón, donde había asistido a una gran asamblea de extrabajadores de COCA COLA en Punto Fijo, fui sorprendida por las declaraciones de estos "dirigentes sindicales", que acompañados por los representantes de la Empresa acudieron a todos los medios a reclamar su derecho al trabajo, acusándome directamente de ser la responsable de las paralizaciones.

Inmediatamente salimos al paso a esta nueva maniobra de la Empresa, que repetía el libreto anterior, y para la cual lamentablemente se prestaron estos "dirigentes sindicales", y gracias a la oportunidad que nos brindaron en VTV, en el Programa "Dando y dando", el cro. Edgar Jiménez y yo pudimos manifestar públicamente nuestra posición.,

Denunciamos a la Empresa, su conducta en la mesa y el memo interno, pero además que desde hacía más de un mes habían tomado previsiones para una supuesta paralización.

Por otro lado, hicimos un llamado a la unidad de todos los extrabajadores en una sola posición, y de los trabajadores activos, ya que sólo una minoría acompañó la maniobra de la Empresa.

Ya en la etapa anterior, la COCA-COLA introdujo una demanda ante el TSJ contra la Diputada Iris Valera y mi persona, por los daños causados con las paralizaciones, y para esa fecha señalamos que si las demandas de los capitalistas y las transnacionales eran causadas por la defensa de los derechos de los trabajadores, esto era un orgullo para nosotros.

P.: ¿Cómo se logró restablecer el diálogo en estas condiciones tan difíciles de los trabajadores?

R.: Yo asistí a una reunión convocada por la Comisión de Desarrollo Social, n la que estuvieron presentes los Diputados Malaquías Gil y José Mora, conjuntamente con Wilmer Apóstol, Secretario de la Comisión para la COCA-COLA y un grupo de Coordinadores de los Extrabajadores, que no estaban de acuerdo con la toma.

Mi planteamiento allí fué el de desenmascarar la postura de la Empresa, llamar a la unidad del sector de los extrabajadores, ya que nuestra división y dispersión, sólo favorecía los intereses de la transnacional.

Ellos insistieron en la necesidad de continuar con la última etapa de la Mesa de Negociación que era una Comisión Técnica conformada por las partes y representantes de diferentes Instituciones Públicas.

Estando de acuerdo con el planteamiento, me propuse para hablar con el otro sector de extrabajadores para buscar una posición unitaria, cosa que hicimos de inmediato, sin lograr muchos resultados, ya que había mucho escepticismo y falta de credibilidad en el escenario del diálogo.

P.: ¿Qué paso con la posición de los sindicatos activos?

R.: Ellos asistieron a la Comisión de Desarrollo Social a poner la denuncia, y el día que les correspondió intervenir en la plenaria de la Comisión, yo estuve presente.

Ellos expusieron su posición de verse afectados en el derecho al trabajo por los paros, que ellos no estaban en contra de los extrabajadores, y que pedían la mediación de la Comisión para suspender las acciones de paralización.

En mi derecho de palabra hicimos una larga intervención sobre lo antecedentes del conflicto, las diferentes etapas, y la situación actual reafirmando nuestra posición sobre la necesaria unidad de la clase trabajadora en este conflicto, recordando además, que gracias a las acciones pasadas de paralización de cuatro días, se había dado una lucha muy fuerte en el Estado Carabobo desde los propios trabajadores, donde la Empresa tuvo que reconocer la relación laboral de choferes y ayudantes, cancelándole lo justo a estos trabajadores y que a partir de allí, estos trabajadores disfrutan de los mismos beneficios, son reconocidos como activos y eso había beneficiado a toda la clase trabajadora. Reiterando que la lucha de los extrabajadores HOY era la respuesta para los activos MAÑANA.

Se propuso como objetivo estratégico la unidad de todos los trabajadores activos y extrabajadores, aceptar la Comisión Técnica propuesta por el TSJ, poniéndole un lapso perentorio, y a partir de allí decidir el plan de lucha en conjunto, activos y extrabajadores.

El Presidente de la Comisión de Desarrollo Social Diputado Oscar Figuera expresó que ambos sectores tenían derecho y que era necesario convocar una reunión con todos los factores y con presencia de los Diputados de la Comisión de Desarrollo Social, lo cual fue aprobado por unanimidad por la Comisión. Nosotros nos ofrecimos para convocar al grupo de tomistas y a otros sindicatos que no tenían la misma postura que los que habían asistido a la Comisión.

No pudimos asistir a la misma, ya que estábamos en Guayana con el caso SIDOR, pero nos informaron que el propio Diputado Oscar Figuera asistió y después de una larga discusión se logró unificar las posiciones de los trabajadores, se acordó retirar los grupos de trabajadores de las plantas, acudir a la Mesa de Negociación para culminar con la Comisión Técnica y se designó un equipo de Diputados de la Comisión para dar seguimiento al caso.

P.: ¿Qué resultados hay hoy con respecto a la Mesa de Negociación?

R.: Sabemos por los trabajadores que ya la Comisión Técnica culminó con su tarea, también el Diputado Figuera nos informó que hubo una reunión con el Magistrado Pérez Perdomo para informar de los resultados de esta Comisión y de que en estos primeros días de la Semana Santa informaría a las partes para conocer su posición.

P.: ¿Qué crees tú que pasará en los próximos días?

R.: Ya los trabajadores nos han llamado angustiados para iniciar otra vez acciones y movilizaciones, nosotros hemos sido categóricos en responder que es necesario esperar los resultados de la Comisión Técnica, reconocemos el gran esfuerzo realizado por el TSJ, por el Magistrado Perdomo, por la Asamblea Nacional y es fundamental respetar su actuación hasta el final.

La decisión es de los trabajadores, si aceptan o no los acuerdos, y en esto tenemos que ser responsables, nosotros actuaremos como siempre, en base a lo que decidan ellos.

Para eso es fundamental la unidad de la clase, renovar el compromiso que hicieron todos los factores de los trabajadores, para iniciar cualquier acción.

Yo particularmente creo que la Empresa no va a responder, conociendo su comportamiento en Colombia donde contrata paramilitares para asesinar dirigentes sindicales y trabajadores, su propio comportamiento en Venezuela, maniobrando para dividir a los trabajadores y burlar sus responsabilidades.

Pero también creo firmemente en este proceso revolucionario que lidera el Presidente Chávez, sólo en este Gobierno se atendió el conflicto y la Asamblea Nacional y el Tribunal Supremo de Justicia han jugado un papel importante para ello, en otro Gobierno esto jamás hubiera ocurrido. Por eso tengo la esperanza de ver concretado ese Estado de Justicia que recoge nuestro texto constitucional y les sean reconocidos a estos miles de trabajadores sus derechos. No tengo ninguna duda de que LA CLASE VENCERA!!! VENCERA AL IMPERIO, A LAS TRANSNACIONALES Y EMPUJARA HACIA EL SOCIALISMO!!!

Esta nota ha sido leída aproximadamente 9074 veces.

Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas