Contrato colectivo marco para los trabajadores universitarios ¡Haciendo justicia social!

El Gobierno Revolucionario, siempre consecuente con los trabajadores, el día miércoles 21, instaló la Normativa Laboral con el sector de los trabajadores universitarios, esta figura contemplada en la Ley Orgánica del Trabajo, permitirá que las Federaciones de Obreros y Empleados, así como, los Sindicatos no afiliados a las mismas; igualmente, el Ministro Roberto Hernández y el de Educación Superior Luis Acuña y representantes de las universidades nacionales discutan propuestas de lo que será el Contrato Colectivo. Este es un paso importante para los trabajadores de este sector, cerca de 90 mil, ya que se desligan de las Normas de Homologación, mecanismo contractual mediante el cual, se venía tratando lo concerniente al aumento salarial y, como de todos es conocido, beneficia en suma proporción al sector de los profesores universitarios, no así a los obreros y obreras, y empleados administrativos. Como nota curiosa, tenemos que ante la ausencia de una propuesta de Contrato Colectivo, por parte del sector laboral, el Ministerio les concedió quince días para que se reúnan y concreten una propuesta para darle inicio a la Normativa Laboral, de hecho, ya los sindicatos se encuentran en esta tarea, conozco el caso del SinatraUCV, que ha instalado sendas comisiones, a fin de elaborar una propuesta para la mesa de discusiones, esperemos que la misma sea refrendada por la asamblea de trabajadores, como debe ser.

Asimismo, ya salen en los medios de comunicación algunos dirigentes sindicales a proponer que el aumento salarial debe ser de 50% y más, aún están estancados en el viejo sindicalerismo y no logran entender que, el Gobierno Revolucionario los ha convocado es ha discutir un Contrato Colectivo y el aumento salarial viene a ser una de la tantas cláusulas que contiene el mismo. No entienden que, cuando hablamos de salario debe tocarse el punto, por ejemplo, del Bono Transporte que en el caso de algunas universidades es de 1 BsF, siendo el caso de la zona metropolitana que el pasaje mínimo está en 1,2 BsF, que un trabajador que vive en el área metropolitana gasta en pasaje al mes un promedio de 142,80 BsF (tomando un promedio de 21 días hábiles por mes), mientras un trabajador que viva en los Valles del Tuy y trabaje en una universidad de Caracas, deberá destinar de su sueldo 239,40 BsF al mes. Véase lo alegre que toma este tipo de dirigente sindical la discusión sobre el sueldo del trabajador. Asimismo, al hablar de aumento salarial debe considerarse que mientras obreros y profesores cobran una Prima por Hogar, el personal administrativo no goza de este beneficio, gracias a Luis Fuenmayor; entonces debe considerarse crear este beneficio para este sector de los trabajadores universitarios. Debe considerarse también, que la prima por hijo de un profesor está sobre los 120 BsF, mientras que un obrero no llega a cobrar 50 BsF por su hijo, esta odiosa discriminación contraria a la Declaración de los Derechos Humanos debe acabarse e igualarse esta prima para profesores, empleados y obreros. Por eso llamamos a la dirigencia sindical a ser más responsables y serios en el debate que les ha propuesto el Gobierno Revolucionario.

Otro tema escamoso debe ser el concerniente al Tabulador Salarial, mecanismo del capitalismo salvaje mediante el cual se diferencia el salario del trabajador, estableciéndose un salario mínimo, el cual sirve de referencia para determinar el aumento acordado al trabajador, valga decir, el cálculo del aumento acordado no se determina sobre el sueldo del trabajador, sino sobre este salario mínimo; lo que quiere decir que si acordaran un 25%, por decir una cifra, este porcentaje se le aplica es al sueldo mínimo y no al sueldo real del trabajador, lo que en términos reales significa que éste no recibirá un 25% de aumento, sino menos de este porcentaje. Sostenemos que los tabuladores salariales son una estafa al trabajador, creemos que debe avanzarse hacia una fórmula similar a la de los profesores que se rigen por un tabulador que los clasifica en: Instructores, Agregados, Asociados y Titulares. Esta bien podría ser, para los empleados administrativos, como sigue: Personal de Apoyo, Técnicos Superiores y Profesionales, valga decir, sólo tres tipos de personal e incentivar a que se ascienda mediante el mecanismo de la profesionalización, las universidades deben apoyar a su personal, incentivándolos a seguir estudios profesionales en las mismas casas de estudio o prestando sus sedes para que, en conjunto con el Ministerio de Educación Superior se creen aldeas universitarias de la Universidad Bolivariana de los Trabajadores.

El punto concerniente a los HCM es también neurálgico, es un hecho reconocido por todos, que las universidades utilizan estos recursos para otros fines y no permiten que los trabajadores se beneficien correctamente, lo que ha creado asimetrías entre las universidades, el caso de la UCV es patético su HCM sólo cubre hasta 9 mil BsF, mientras hay universidades que protegen a sus trabajadores hasta 30 mil BsF, somos de la idea que el HCM de los trabajadores universitarios debe manejarlo el Ministerio de Educación Superior, directamente, lo que acabaría con las corruptelas de algunas autoridades universitarias, recuérdese la denuncia del SinatraUCV, sobre la “desaparición” de 2.300 millones del HCM de esta universidad. Esto aglutinaría a los 90 mil trabajadores universitarios en un solo HCM, permitiría ahorra costos al Estado y se aumentaría la cobertura, unificando este beneficio para todos los trabajadores.

La discusión apenas comienza, de allí el llamado a los compatriotas trabajadores universitarios a emplazar a sus sindicatos y federaciones a abrir el debate, a constituir mesas de debate del Contrato Colectivo que, seguramente, el Gobierno Revolucionario tiene la intención de hacer justicia a este sector importante de la masa laboral venezolana, a incorporarnos todos!

[email protected]




Esta nota ha sido leída aproximadamente 7477 veces.