Orlando Chirino escribe a los lectores de Aporrea

Apreciados lectores de Aporrea:

El día viernes 30 de noviembre, fue un día muy particular para nosotros. Cuando cientos de miles de compatriotas festejaban en Caracas una inmensa concentración a favor de la Reforma Constitucional, nosotros tratábamos de responder a una brutal campaña nacional e internacional de desprestigio, explicada por la posición que hemos asumido con respecto a la Reforma Constitucional (no la hacemos explícita para no transgredir las leyes electorales).

Ayer, inexplicablemente, en los autobuses de trabajadores petroleros que partieron desde Puerto La Cruz para participar en la concentración convocada por el Presidente Chávez, se distribuyó malintencionadamente un boletín forjado con el logo de Opción Clasista de los Trabajadores y la firma de nuestros camaradas José Bodas y Daniel García. En ese falso boletín se hacían una serie de acusaciones contra personal directivo de PDVSA y se invitaba a votar NO el próximo domingo. No tuvimos más remedio que dirigirnos directamente hacia los trabajadores para aclarar que no teníamos ninguna responsabilidad material e intelectual con semejante patraña, que desdice de lo que han sido nuestros métodos y comportamiento político. Afortunadamente pudimos hacer las aclaraciones respectivas ante los petroleros y las autoridades competentes, tarea en la cual conribuyó eficientemente la página aporrea, la cual no me canso de reivindicar como un patrimonio de las y los revolucionarios venezolanos.

En medio de esta actividad aclaratoria de lo que estaba sucediendo en PDVSA, tuvimos que responder a un artículo aparecido en la página aporrea, firmado por el ciudadano Gregorio Bermúdez, quien sin tomar en cuenta nuestros argumentos, hizo una serie de señalamientos y acusaciones que sobrepasaron los límites de un debate honesto entre militantes revolucionarios.

Haciendo un gran esfuerzo, dadas nuestras actividades sindicales y políticas, respondimos respetuosamente al mencionado compañero. En nuestra respuesta, además de tratar de demostrar lo equivocado de sus argumentaciones, utilizamos un método respetuoso, para que le quedara claro al compañero Gregorio, a los responsables de la página y a todos ustedes lectores de aporrea, que para hacer debates entre militantes revolucionarios no es necesario recurrir a la difamación. Esperamos haber logrado ese objetivo.

No habíamos terminado de responder al compañero Gregorio, cuando el prestigioso intelectual norteamericano James Petras también nos dedicaba parte de sus análisis, equiparándonos con los militantes fascistas de Bandera Roja. Otra vez, tuvimos que hacer un reportaje, en el que partiendo del respeto a sus posiciones políticas le exigiamos una rectificación pública sobre esa afirmación tendenciosa. Anhelo, por el respeto que nos debemos entre revolucionarios, que el mencioado intelectual norteamericano haga la respectiva aclaración.

Luego de estos incidentes, nuestro colectivo comenzó a discutir la inefectividad de dar continuidad al debate en los términos difamatorios utilizados por nuestros detractores y sobre todo preocupados por el impacto que este tipo de discusiones produce entre los compañeros responsables de la página aporrea que los coloca en una posición incómoda ya que sabemos que algunos de ellos quieren que la página sea portavoz exclusiva de las posiciones del gobierno. No es nuestro interés inmiscuirnos en ese aspecto, sólo deseamos que tomen la más sabia decisión.

Por tal motivo optamos por enviar una carta pública a los lectores para tratar de cerrar esta polémica malsana con "connotados revolucionarios" que hoy quieren silenciarnos con la descalificación o con actos criminales como redactar y distribuidr un boletín utilizando logos y firmas de organizaciones y militantes revolucionarios.

Pero no queremos hacerlo, sin antes responder al artículo aparecido en la fecha en aporrea, bajo el sugestivo título; "Orlando Chirino y su combo votará por Bush", firmado por el revolucionario José Sant Roz, apoyándose para ello en la intervención hecha por el Presidente de la República en la concentración del día de ayer.

En forma lamentable, este ciudadano trata de pontificar y decidir quién es trotskysta y quien no, además de calificar nuestra oponión como aboninable y estupida, digna de ser enviada para el Quinto Infierno. Posteriormente trata de enlodar la trayectoria de nuestro camarada Orlando Chirino, con la acusación de que es defensor de la CTV, cuando todos saben, especialmente el gobierno nacional, que Chirino es y ha sido el mejor militante por la construcciuón de la Unión Nacional de Trabajadores, central que se opone por el vértice a la central colpista, agente de Fedecármas y el imperialismo yanqui. ¿Cabe peguntarse entocnes cuál es la intencionalidad de Sant Roz en hacer ese tipo de acusacion? ¿Será acaso que quiere provocar un linchamiento de nuestros camaradas?

Para tratar de demeritar la labor de Chirino, luego se pregunta porqué no ha ido a defender a lso trabajadores de TV-ULA. Para conocimiento del ciudadano Roz, queremos informarle que militantes de C-CURA están presentes día y noche no sólo en TV-ULA, sino también en la empresa de Desechos Sólidos en Mérida, y a su vez están en Sanitarios Maracay en Aragua o en Invepal en Carabobo defendiendo la gestión y autonomía de los trabajadores. Pero también son nuestros militantes los que denunciamos durante todo este año la arbitraria imposición por parte del Minsiterio del Trabajo de unos negociadores a espaldas de los trabajadores petroleros, con la intención de recortar conquistas históricas e imponer un pírrico aumento salarial de 12.000 bolívares. Pero también hemos sido los mismos que estuvimos secuestrados durante varios días en el Ministerio del Trabajo en Caracas, reclamando el inicio de la negociación del contrato marco de los empleados públicos que se enceutnra vencido hace 36 meses. Y si el compañero se da a la tarea de averiguar quienes somos, podrá darse cuenta que no hay lugar de la geografía nacional en la cual no haya uno de nuestros militante clasistas y revolucionario apoyando o participando directamente en la lucha de los trabajadores en defensa de sus intereses.

Sospechosamente Sant Roz pregunta porqué Orlando Chirino no ha hecho una visita física a las instalaciones de TV-ULA. Nosotros preferiríamos devolverle la pregunta: ¿Porque el ciudadano no ha salido en defensa de Orlando Chirino, quien no puede viajar a Mérida porque constantemente ha sido amenazado de muerte por parte de bandas sicariales organizadas que actúan en esa ciudad? ¿Por qué no hemos conocido de usted señor Sant Roz un documento o un pronunciamiento de condena al asesinato sucedido hace menos de dos meses contra un camarada de C-CURA? ¿O aserá, de acuerdo a lo que escribe, que no le va ni le viene la defensa de vida de Orlando Chirino?

Si algún día su vida corre peligro ciudadano Sant Roz, -cosa que esperamos nunca suceda- no dude en recurrir a Orlando Chirino o a nuestros militantes, quienes no dudaremos un sólo instante en ofrendar nuestras vidas para defender la suya, independientemente de las diferencias políticas que hoy nos separen.

Por esas razones, queremos decirle al ciudadano Sant Roz, que hace mal, muy mal en tratar de ubicarnos en el bando de Bush, de los empresarios, de los golpistas o de alguien de esa estirpe. Ese es un argumento muy bajo, indigno de una persona como usted, de tratar de convencer a otros calificándonos como pro-imperialistas.

Por último, compañeros, camaradas y compatriotas lectores de aporrea, queremos decirles que este desencuentro político con respecto a la Reforma Constitucional, es temporal, ya que nuestros destinos siguen estando ligados porque tenemos los mismos proyectos y sueños que animan a millones de venezolanos. Queremos una tierra soberana donde ninguna potencia pueda tener injerencia, luchamos a brazo partido para abolir la explotación del hombre por el hombre, queremos una sociedad de iguales, defendemos y abogamos por el socialismo y aspiramos a que sean los trabajadores y el pueblo los que gobiernen libres de todas las lacras burocráticas y corruptas.

No está por demás reiterarles que mañana domingo 2 de diciembre, más allá de la diferencia circunstancial del voto, nos encontraremos en las calles prestos al igual que todos ustedes a repeler cualquier intento que la oposición golpista, el imperialismo o lo que muchos llaman la derecha endógena, quieran desarrollar para desestabilizar el país, cuestionar la legitimidad del gobierno o derrotar el proceso revolucionario.

Esperamos que nuestros detractores políticos también salgan a las calles mañana y no suceda como en otras oportunidades, especialmente en abril de 2002 o en diciembre de ese año, cuando muchos de ellos desaparecieron de la escena.

Hasta el socialismo, siempre

Movimiento por la construcción de un Partido de los Trabajadores

Orlando Chirino,
Miguel A. Hernández,
Emilio Bastidas,
Armando Guerra

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4393 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Orlando Chirino


Visite el perfil de Orlando Chirino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Trabajadores Aporreando

Medios de Comunicación

Ideología y Socialismo del Siglo XXI

US Y /trabajadores/a45934.htmlCUS