Justicia Social para quienes Trabajamos por Venezuela

Mi nombre es Jorge Rabaji; soy un chileno de 72 años. Desarrollé los años más importantes de mi vida laboral entre El Tocuyo, Carora, Guanare y Barquisimeto. Me establecí en el estado Lara en septiembre de 1977, tras agotar toda posibilidad de trabajo en mi país natal, donde quedé prácticamente fichado por el gobierno militar que derrocó a Salvador Allende a comienzos de esa década, esto debido a que fui funcionario del Banco del Estado de Chile durante la truncada gestión del presidente mártir. Por consiguiente, en Chile se me cerraron las puertas laborales y por sugerencia de amigos que ya estaban en Venezuela, llegué a ese hermoso y entrañable país donde pude criar a mis hijos y vivir los tiempos más memorables de mi vida.

Tras regresar a Chile, hice las gestiones necesarias para empezar a recibir mi jubilación por los años trabajados en Venezuela, los que constituyen más de la mitad del trabajo de toda una vida. Este proceso se retrasó por motivos ajenos a mi voluntad, hasta que finalmente el IVSS me concedió el derecho a recibir mi pensión. Esto alcanzó a durar un poco más de dos años, ya que en 2015 se interrumpió la entrega de la jubilación.

Como se sabe, Venezuela ha vivido momentos de suma turbulencia en el último tiempo. La crisis económica, desencadenada principalmente a partir de la caída de los precios del petróleo y por la severa presión interna y externa ejercida contra el proceso revolucionario, se ha agravado al punto de generar situaciones injustas que escapan del control del gobierno.

Así como los 12.500 pensionados que vivimos fuera de Venezuela sabemos de la delicada realidad por la que ha pasado el país, también nos hemos enterado de la existencia de recursos adicionales que han llegado a mitigar en parte el sufrimiento del heroico pueblo de Bolívar. Es en este punto que quisiéramos hacer reflexionar a las autoridades del país, para que entiendan que así como los jubilados hemos tenido la entereza para soportar nuestra parte del sacrificio, también queremos que se haga justicia social con nosotros y se destine parte de dichos recursos en mitigar el drama que vivimos quienes ya dimos todo de nuestra parte en pos del desarrollo de Venezuela.

Presidente Maduro: Ya se cumple un año sin recibir la pensión que por ley nos corresponde. En nombre de la lucha que el Comandante Chávez libró para reivindicar socialmente a un pueblo que en otros tiempos sufrió injusticias de todo tipo, le pedimos considerar nuestra petición, a fin de normalizar nuestras vidas.

Atentamente,

Jorge Rabaji Núñez

Cedula de Identidad Venezolana 80.571.970


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1790 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


US Y ab = '0' /trabajadores/a238516.htmlC0http://NON-VE CAC = .