Necesitan ayuda los accionistas de SIDOR

Tal vez mis consideraciones e ideas planteadas no sean del agrado de muchos, porque siempre me caracterizado por decir la verdad y exponer mis ideas sin simulaciones ni ficciones, ni en la búsqueda de intereses personales y políticos y menos ser catapulta de politiqueros inescrupulosos y farsante que se disfrazan de revolucionarios,  que abundan en esta fauna  política multicolor, puede ser que haya personas muy susceptibles, cuando se hace el reclamo valedero y se dice que no se puede jugar ni engañar a un grupo o comunidad desesperada por lograr sus objetivos y metas.

Este es el caso de los accionistas clase "B" de SIDOR, utilizados por los políticos de oposición y por el oficialismo, de este sector ha salido candidatos a diputados y gobernadores del lado opositor, la politiquería haciendo un grave daño a las luchas de más de 15 mil accionistas. Además estos mal llamado dirigentes dejan correr rumores de que esta listo la decisión de compra por parte del Estado,  si aparecen los cuentos y comadreos de este estilo, "en quince días pagan una parte de las acciones";  "ya nuestro problema está en mano de Nicolás Maduro y Cilia Flores lo tiene en su punto de cuenta para llevárselo al presidente"  y "en la próxima reunión de junta directiva  de SIDOR se incluye en la agenda el punto de los accionistas y mas tarde en un mes están pagando las acciones". Por favor mayor seriedad y responsabilidad con los accionistas y sus planteamientos. Asimismo se han comisionados voceros para reuniones en Caracas y en muchos casos los accionistas se les pide colaboración para costear estos viajes o los hacen que vendan rifas. Viajes que muchas veces resultan infructuosos, porque no se logra constatar a los altos funcionarios del gobierno, porque siempre tienen una actividad mas importante que atender el caso de los accionistas clase B  de SIDOR que son más de  15 mil  y de ellos dependen incluyendo su grupo familiar aproximadamente 100 mil seres humanos.

Da mucho que pensar del vía crucis padecido por estos venezolanos, ignorados y olvidados por el gobierno nacional ni en la campaña electoral pasada hubo un pronunciamiento del presidente Chávez, palabra que esperaban escuchar los miles de afectados. No fue posible ningunos de sus allegados le hizo llegar una nota al presidente, recordando el padecimiento de este grupo de venezolanos, que aporto la mayor parte de su vida al crecimiento de la empresa y el país, hoy han muerto casi mil accionistas por estar afectado su mayoría por enfermedades ocupacionales por las condiciones de seguridad e higiene en el trabajo a las que fueron expuestos, polvo, gases, sustancias toxicas calor y ruidos intensos, sus enfermedades que padecen son neumoconiosis, bronquitis crónica, hipertensión arterial, afecciones del corazón y contaminación por sustancias químicas. En muchos casos durante la cuarta república les negaron  a través del IVSS la certificación de sus enfermedades ocupacionales, hoy se les niega el derecho que tienen de recibir su pago por las ventas de sus acciones al Estado Venezolano. Esta es la terrible realidad que padecen los accionistas de SIDOR.

Lo más contradictorio fue lo ocurrido el mes pasado cuando el gobierno nacional pago compensación a Ternium por la nacionalización de SIDOR en el 2008, el estado venezolano pagó un faltante de 136 millones de dólares. Este pago se realizó a través  de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), se prefiere pagar a las empresas que representan al capitalismo salvaje mundial como Techint que había demandado a Venezuela en relación a la nacionalización de Sidor, que fuera presentada para arbitraje al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), el capitalismo tiene sus defensores, todo lo contrario de los accionistas clase "B" de SIDOR que están solo en estas luchas y muchos que se acercan  para ayudar lo hacen por intereses económicos  políticos y en muchos casos para servir de colchón de contención y frenar cualquier acción que vayan a desarrollar los accionistas. En este peregrinar de estos hombres y mujeres los diputados del Consejo legislativo del estado Bolívar han estado ausente por indolentes, flojos e irresponsables y para no incomodar a los altos funcionarios del gobierno que pueden tomar decisiones en este caso,  permanecen callados, así mismo los diputados de la Asamblea Nacional, muchos de ellos desaparecidos de las luchas del pueblo y e los trabajadores de Guayana. Son muy pocos los que se ven en el fragor de la lucha y cuando aparecen es formando comité de aplausos del gobernador, no cumpliendo su rol que ayudar a resolver los problemas de los trabajadores y el pueblo.

Tampoco podemos esperar la solidaridad de los trabajadores activos de las empresas básicas, ni de 5300 accionistas trabajadores de SIDOR, actualmente pendiente del bono a cobrar por retardo de la discusión del contrato colectivo, además la dirigencia sindical jamás están pendiente de la problemática de los trabajadores pasivos, porque estos no votan en las elecciones sindicales. Adema se sigue practicando los anti valores del egoísmo, el individualismo, la falta de amor al prójimo, injusticia y desigualdad

Solo nos queda abordar la lucha de calle, con nuestra propia fuerza y con la poca fuerza física, pero con moral y ética para asumir esta lucha para lograr los objetivos,  Los accionistas tienen que iniciar formas de presión para que el  gobierno nacional, asuma y que se concrete la transferencia al Estado y que le paguen sus acciones.

Tenemos que actuar sin apasionamientos ni colores partidistas en esta lucha. Organizados y unidos, las reuniones tienen que ser para planificar acciones que confluyan en la solución de nuestra problemática. Necesitamos la ayuda de todos para alcanzar nuestras metas.


[email protected]

 

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1843 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Juan Linares


Visite el perfil de Juan Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




US Y /trabajadores/a153687.htmlCUS