Primera convención colectiva nacional de carácter socialista para el sector salud

Manifiestan que una de las muchas política errada de los Gobiernos de la Cuarta República fue descentralizar la Salud, persiguiendo la destruición del sistema de Salud pública, para terminar privatizándolo del todo. En lo laboral esto género que se fueran discutiendo distintas convenciones Colectivas de obreros y empleados en los diferentes entes, heredando como consecuencia desigualdades sociales y económicas entre trabajadores que ejecutan las mismas labores, e hizo una marcada diferencia entre el trabajo físico y el intelectual, considerando este último por encima del trabajador manual, toda esta división social las genero esas convenciones Colectivas del trabajo separadas de Obreros y empleados, reforzando así el espíritu capitalista y del pequeño burgués.

Este Gobierno revolucionario en su afán de unificar los beneficios laborales firmo en el normativas laborales para los obreros en el año 2004 y para los empleados en el año 2005 y homologando recientemente algunas cláusulas de empleados a obreros. Mas sin embargo esto no soluciono la problemática, porque los trabajadores y trabajadoras de sectores como Barrio Adentro y otros quedaron excluidos.

No hay que olvidar que las normativas laborales son un laudo arbitral que tiene sus raíces en la cuarta república, y que fue puesto en práctica para burlar, boicotear y transgredir los beneficios laborales, además consideran que esta es enemiga de la democracia y del entendimiento, que no deben de estar presente en una Nueva Ley del Trabajo Socialista y Revolucionaria.

Señalar que este sector llevan años si contar con una Convención Colectiva que dignifique a sus trabajadores y trabajadoras, no se discute desde el año 1992 para los obreros y desde el 2001 para los empleados, y que desde el año 2004 en el sector Salud se ha venido utilizando la figura de Normativa para convenir los benéficos laborales, por lo que les resulta inconcebible que se continúe usando esta modalidad en un Gobierno Revolucionario y Socialista, cuya vitalidad objeto y sujeto motriz de las transformaciones descansa justamente en la clase obrera, en todos los trabajadores, manuales e intelectuales como su vanguardia indiscutible y destinetista.

Afirman que el lograr la implantación del Proyecto de un Convención Colectiva que abarque a todo el sector de los trabajadores de la Salud es un viejo clamor de décadas, que están seguros va pronto a materializarse bajo los auspicios y el irrestricto apoyo del Gobierno revolucionario presidido por el comandante Chávez, ya que esta sería la PRIMERA CONVENCIÓN COLECTIVA DE CARÁCTER SOCIALISTA, además realizada por los mismos sindicatos de base del sector Salud.

Explican que es de rigor que la instauración de un Sistema Único de Salud cuyo desarrollo va a llevarse a cabo de acuerdo a los planes previstos por el Gobierno Revolucionario, tiene que ir necesariamente ensamblado a una Convención Colectiva que regule los beneficios laborales de manera uniforme a todos los cargos que forman el sector, ordenando con justicia y equidad la valoración específica de los cargos habida cuenta de estimar , otros méritos relacionados lógicamente con la antigüedad, profesionalización, nivel académico, primas y diversos incentivos, etcétera.

Expresan que sería un avance muy significativo el que el Gobierno Revolucionario venga reconociendo con su disposición de sentarse a conversar sobre una Convención Colectiva que globalice el universo hoy disperso de los distintos entes como son: IPASME, Seguro Social, Barrio Adentro, Ministerio de Salud, entes centralizados y descentralizados ..,en fin con todos los trabajadores y trabajadoras que desarrollan sus actividades en Salud , su complicadísima situación económico-social cuyas mejoras son impostergables pero ya no solamente para elevar la calidad de vida de los involucrados y sus familias sino algo aún más sublime y vital ,que es la calidad de los servicios de Salud que se le prestan a nuestra población más vulnerable, vale decir, los más pobres, siendo estos el alfa y omega de los esfuerzos donde debe concentrar nuestra Revolución, toda la energía de la que es capaz y que solo es posible logrando mantener a sus trabajadores y trabajadoras contentos, satisfechos por hacerles justicia laboral con remuneraciones e incentivos dignos, acordes con las exigencias de los niveles de la economía y el costo de la vida para nuestros trabajadores.


Comprendemos que la Revolución se encuentra en un período de transición hacia el Socialismo, nosotros apoyamos este proceso sin esguinces y al comandante Chávez como nuestro líder y guía, pero esta etapa no podemos darla como inevitable que pueda transitarse sacrificando los derechos y el mínimo bienestar al que tienen derechos los trabajadores de la Salud, como igual lo tienen los honorables trabajadores del todo el país.

Un desconocimiento de esta realidad y a una Convención Colectiva Nacional que abarque a todo el conglomerado de trabajadores que integran el sistema de Salud, daría muy malas señales en la confianza de nuestro pueblo creando niveles de desconfianza que serían del todo perniciosos a la consolidación del Socialismo en Venezuela entendiendo que sería aprovechado por nuestros enemigos de clase para restaurar el capitalismo nuevamente en el país.

Esperamos confiados que las autoridades del Gobierno revolucionario, den el visto bueno a las propuestas de nuestro Proyecto de Convención Colectiva de Trabajo que se inscribe en el inquebrantable camino de conquistar el Socialismo y el protagonismo de los trabajadores y trabajadoras, y que consignamos el 10 de noviembre de 2011 ante la Inspectoría Nacional del Trabajo suscrito por 3.218 firmas de trabajadores y trabajadoras, teniendo en depósito muchas firmas más que quedaron pendiente por entregar.

Por el equipo nacional de salud afiliados a la UNETE.

MAURA PACHECO POR: SISTRASALUD-ARAGUA

RAMÓN MARÍN POR: SUPROTRA SALUD MONAGAS

ALEJANDRO HERNÁNDEZ POR: SIPTRA-SUCRE

GLADYS MONTENEGRO Y ENMANUEL PRADO POR: SINDICATO SUNTRA-HUC (HOSPITAL UNIVERSITARIO DE CARACAS)

EDGAR JIMÉNEZ Y MIRIAM MIJARES POR: SINDICATO SIRTRASALUD DTO.CAPITAL

MERCEDES TORREALBA POR: SINDICATO STAIEP (PORTUGUEZA)

GERALDO TORRES POR: SINDICATO SUTIVSS LARA

MARISOL UZCATEGUI POR: SINDICATO SITRA-SALUD MERIDA

MARIELA QUIÑONEZ POR: SINDICATO SESTRASALUD MERIDA

JOSÉ MORA POR: SINDICATO SESTRASALUD MERIDA

AQUILES VERA POR: SINDICATO SINAPS TRASUSCEZU (ZULIA)

HILDEMARO RAMÍREZ POR: SINAOBRE IPASME (OBREROS)

LUIS ZAMORA SINDICATO POR: SINAEPIPASME (EMPLEADOS)

MARCOS MARTÍNEZ POR: SINDICATO SUTRAFAHUM (HOSPITAL UNIVERSITARIO DE MARACAIBO)

CARMEN SILVA POR: SURTRAPPS TRUJILLO

PABLO QUINTERO POR: EL COLEGIO DE ODONTOLOGOS DE VENEZEULA “C.O.V.”

CARLOS PUERTA, YEROVY JOSÉ BARRIOS Y PEDRO JOSÉ GONZÁLEZ POR: BARRIÓ ADENTRO

INDIRA ARÉVALO POR: CONSEJO SOCIALISTA DE TRABAJADORES DE DGSA.




[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1654 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /trabajadores/a133763.htmlCUS