Rusia responde a Washington y defiende venta de armas a Venezuela. "Se trata de un intento por humillar a Rusia"

MOSCÚ - El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, hizo el viernes caso omiso de las advertencias de Estados Unidos por la venta de armas a Venezuela, indicando que se trataba de un acuerdo bilateral que respeta la ley internacional.

El departamento de Estado norteamericano dijo el jueves que está "muy preocupado" por el envío de armas rusas a Venezuela. Trascendió que entre el equipo bélico habría 100.000 rifles Kalashnikov y aviones. Fuentes de Washington expresaron su temor de que parte de los rifles sean entregados a rebeldes izquierdistas en la vecina Colombia.

Adam Ereli, vocero del departamento de Estado, dijo que las armas podrían tener "un efecto desestabilizador" en el hemisferio. Añadió que Estados Unidos había planteado el tema a Rusia en una serie de ocasiones.

Consultado acerca del comunicado estadounidense, Lavrov dijo el viernes que el acuerdo de venta de armas respetaba las leyes internacionales.

"No hay nada que comentar", dijo Lavrov a periodistas. "Esto forma parte de los lazos bilaterales entre Rusia y Venezuela, y no contradice normas u obligaciones internacionales entre Rusia y Venezuela".

El embajador de Venezuela en Moscú, Carlos Mendoza Pottella, desechó el viernes las objeciones formuladas por Estados Unidos en una entrevista que le hizo la agencia noticiosa ITAR-Tass. "Algunas personas creen que sólo armas norteamericanas nunca caen en las manos de terroristas. Eso es absurdo", dijo el diplomático venezolano.

Por su parte el general retirado Leonid Ivashev, ex director del departamento de cooperación militar internacional del ministerio de Defensa, dijo que Washington formulaba quejas por el convenio a fin de quitar del mercado de armamentos a un competidor.

"Se trata de un intento por humillar a Rusia y mostrar al mundo que Rusia está subordinada a la política de Estados Unidos", dijo Ivashev, según la agencia noticiosa Interfax. "La política está destinada no sólo a desalojar a Rusia del mercado de armas, sino a reducir su influencia política en América Latina y en el resto del mundo".

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha desarrollado amistosos vínculos con su homólogo ruso Vladimir Putin y expresó durante una reciente visita a Moscú su deseo de adquirir armas en este país.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 11802 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas


US N /tiburon/n56087.htmlCUS