El silencio de los cómplices

Es mucho el tiempo de silencio cómplice o ¿táctico? De las alimañas que conforman la Conferencia Episcopal Venezolana y en general la de toda Latinoamérica y países del norte. Ha de ser que se están reorganizando para luego en una cruzada, desarrollar una arremetida propagandística, para justificar las aberrantes violaciones de miles y miles de niños y jóvenes, por parte de ese clero enfermizo y depravado, que se escuda detrás de la fe, la inocencia infantil y la confianza de los padres; ara satisfacer los más bajos instintos bestiales abusando de quienes no se pueden defender. Son esas mismas lacras las que se desgañotan hablando de democracia, libertad y justicia, haciendo coro al imperio más asesino y desmoralizado de la historia de la humanidad: el imperio sionista yanqui y sus perros serviles Europeos, el imperio que más viola los derechos humanos en el planeta desde hace un siglo y algo más.

En todas partes resuenan las denuncias dolorosas de padres y madres de niños y jóvenes ultrajados en templos, conventos y santuarios, bajo la cínica y silenciosa licencia papal, luego cuando el escándalo es inevitable, recurren al pago de dinero, como si se tratara de retribuir los servicios de prostitución ¿Por qué no están presos esos malditos abusadores asesinos de inocencia? ¿Por qué los sacerdotes serios y honestos, no se deslindan abiertamente de esas bestias sodomitas?

¿Dónde están: Baltasar Porras, Roberto Lückert, Sabino Urosa, Luis Ugalde, Ubaldo Santana y los otros farsantes que se desgarran las vestiduras por los derechos humanos que supuestamente se violan en Venezuela? Esas sabandijas, no hablan ni dicen nada de las cárceles de estados Unidos, donde se tortura y se abusa sexualmente de los presos, los cuales son sostenidos en un limbo jurídico y sin ningún proceso legal, ellos no abren la boca para reclamar los derechos humanos sagrados de los niños y jóvenes violados por sus colegas. Apenas les dan órdenes desde el pentágono o la Casa Blanca, salen a hacer coro celestial diabólico contra Cuba o Venezuela, si a un loco disociado de la oposición, mantenido por la USAID, se le rompe una uña, inmediatamente salen los asalariados burgueses del clero anti pueblo, a pegar el grito al cielo. Pero contra lo que de verdad deberían actuar, no hacen más que enterrar las cabezas de bestias mediocres, para hacerse los desentendidos.

El silencio de los culpables es un silencio cómplice y acomodaticio, ellos solo esperan el momento oportuno para generar una matriz mediática con la cual distraerán la atención que recae sobre su depravada conducta, ese ha sido siempre su juego, creen poseer la potestad de intervenir y criticar todo, menos sus depravadas violaciones y sus aberrantes enriquecimientos a costa de la miseria, el hambre y el dolor de los pueblos. ¿Cuál ha sido el aporte tangible y de valor que ha hecho esa institución mafiosa, a los sobrevivientes del terremoto en Haití o Chile? ¿Qué han aportado a favor de mitigar la hambruna y catástrofe de sed en África? ¿Qué beneficio tienen los militantes de la fe católica de los ingentes tesoros y riquezas en las arcas el Vaticano y otras entidades financieras de su propiedad? ¿En que parte del mensaje de Cristo, se habla que esa mafia debe ser egoísta, avara y vividora de la miseria humana?

Hay que estar alerta con esas alimañas, algo grande deben estar preparando, el silencio y la complicidad con el mal que ellos ejercen, solo se silencia cuando monta cacería o acecho a las presas que van a despellejar. Así ha sido siempre y no cambiaran. Solo son traficantes de la fe

EL PREDICADOR EVANGELISTA PAT ROBERTSON, LIDER DEL CLUB DE LOS 700, HA DECLARADO QUE EL TERREMOTO QUE ARRASÓ A HAITI Y EN EL QUE SE CALCULAN CIENTOS DE MILE DE MUERTOS Y MILLONES DE DAMNIFICADOS, ES CULPA DE LOS MISMOS HAITIANOS PORQUE TIENEN HECHO UN PACTO CON EL DIABLO. Así se comportan los miserables, ese es el verdadero rostro de las religiones y del capitalismo que representan



[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2044 veces.