Cartas desde el Bósforo

Precursores de la Libertad

Hoy día que han comenzado los festejos oficiales, con toda la parafernalia y protocolo que corresponde, del llamado “Bicentenario”, en toda la América del Sur, no somos pocos los que consideramos que, deberíamos aprovechar este momento para reflexionar acerca de aquello que los historiadores oficiales (los tradicionales y conservadores carcamales de la “Academia”) con el despropósito de llevar a cabo un proceso de “colonización de la memoria”, nunca registraron en los libracos que nos impusieron en la escuela.

Zumbi Dos Palmares (Brasil), es uno de esos personajes que la Historia y Hagiografía Oficial marginó, negó y pretendió “invisibilizar”.

Junto con su tío, Ganga Zumba, Zumbi, comandó un ejército que a finales del siglo XVI, logró establecer y defender una República Negra, que en realidad funcionó como una confederación de quilombos, la cual llegó a ocupar unos 27 mil kilómetros cuadrados y reunió, al principio, a unos 6 mil insurrectos (ex esclavos huidos) hasta llegar a contar con una población de casi 20 mil habitantes.

Esta “confederación de quilombos” estuvo ubicada en la Sierra de la Barriga, entre las provincias de Pernambuco y Alagoas y se consolidó como una especie de “Estado Negro Africano”, dentro del inmenso Brasil que pretendían gobernar a plenitud los portugueses.

Zumbi y sus ejércitos organizados, defendieron este “Estado libertario” de los ataques de holandeses y portugueses, superiores militarmente, desde 1630 hasta 1695, hecho que demuestra el alto grado de organización del mismo. En él no existían desempleados, esclavos ni explotadores y dentro de este esquema se llegaron a formar tres generaciones de brasileños.

Zumbi fue asesinado un 20 de noviembre de 1695, pero vive en la memoria popular, como símbolo de la resistencia afroamericana de todo el Continente. Ese día se celebra el “Día de la Conciencia Negra”, en Brasil.

Como personaje histórico ha sido registrado, no en los textos, sino en la música de tradición que ejecutan los Blocos Afoxes en Salvador de Bahía, así como en hermosas piezas que han compuesto grandes autores de lo que se conoce como la MPB (Caetano Veloso, Jorge Ben o Gilberto Gil, entre otros)

Como se ve, muchos indígenas, africanos y sus descendientes no esperaron a que llegaran de Europa las ideas sobre libertad e igualdad, para levantarse contra la opresión impuesta por el modelo colonial y abundan, dispersos por todo el Continente, muchos ejemplos de ello. Zumbi, Tupac Katari, Bartolina Sisa, Juana Azurduy, José Leonardo Chirinos, Andresote, el Negro Miguel, Vincent Ogé y Toussaint Louverture, son sólo algunos de ellos.

Si sacamos cuentas, de forma seria y procurando no volver a caer en los ya manidos lugares comunes, nos daremos cuenta de lo que se hace evidente: el Primer Grito Libertario en Nuestra América cuenta ya con mucho más que doscientos años.

Seguro que sí!

*Diplomático venezolano en Estambul


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2138 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /tiburon/a84404.htmlCUS