La invasión a los Estados Unidos

Desde que los ejércitos ingleses fueran expulsados del suelo de los Estados Unidos, y con ello este país obtuviera definitivamente su independencia, (3 de septiembre de 1.783 mediante la firma del Tratado de Versalles) ninguna otra fuerza armada extranjera osaría penetrar a su territorio con la intención de causar daño a su gobierno. De manera que la única vez que el suelo de los Estados Unidos ha sido pisado por fuerzas beligerante militares extranjeras se produce el 9 de Marzo de 1.916, hace 93 años de esta invasión, cuando el general mejicano Francisco “Pancho” Villa comandando unos 600 hombres entran y atacan una población gringa cercana a la frontera, estos hombres al tener antes sus ojos el poblado se dividen en dos grupos, uno, se dirige directamente al cuartel en donde estaban acantonadas las tropas yanquis tomándolas por sorpresa e infringiéndoles numerosas bajas; el otro grupo ataca el poblado.

El asalto al pueblo estadounidense de Columbus se produce a esos de las 4 de la madrugada y dura aproximadamente 3 horas, al retirarse las tropas invasoras incendian el poblado; sabiéndose más tarde que éste queda totalmente devastado. La reacción del gobierno de los Estados Unidos fue inmediata y encargan al general John Pershing para que persiga sin tregua alguna a Pancho Villa y a su gente; y vengue la osadía perpetrada contra la nación estadounidense. El día siguiente de recibir la orden ya el general Pershing tiene establecido su cuartel general en lo que antes fuera el pueblo de Columbus, y antes de terminar aquella semana su ejercito contaba ya con unos 15 mil efectivos bien armados y dispuestos a penetrar al territorio mejicano en busca de Villa. Una vez este ejército entrado en Méjico dan a conocer el ofrecimiento de una recompensa de 5.000 dólares para quien denuncie el paradero de Villa y carteles con este anuncio hacen circular profusamente. Las tropas estadounidenses marchando hacia el Sur penetran unos 400 kilómetros de Méjico, mientras Villa va aprovechando una que otra ocasión para atacarlas en emboscadas guerrilleras constituidas con pequeños grupos de hombres; es así como Pancho Villa se hace conocer mejor y ser admirado por los campesinos mejicanos. Aunque la persecución dura más de 11 meses nunca llegó a obtener mayor éxito, por lo que el general Pershing es llamado por su gobierno y tiene que abandonar el territorio mejicano con sus tropas; diezmadas y abochornadas.

El ataque de Pancho Villa a la población de Columbus en territorio estadounidense se llevó a cabo para dejar patente su protesta porque el gobierno de los Estado Unidos había decretado un embargo con el fin de que nadie le vendiera armas, además porque ese mismo gobierno había permitido el paso de tropas enemigas a él por un territorio que estaba bajo dominio gringo; y eso menos podía permitirlo. Villa no perdonó nunca que los gringos se inclinaran hacia la parte que luchaba en su contra en una guerra interna de su país, a Villa le pareció una grosera intervención del gobierno de los Estados Unidos en un asunto netamente de competencia mejicana y solamente de incumbencia de los mejicanos. Por eso, el que los gringos permitieran el paso de tropas mejicanas a través de un territorio dominado por ellos, para facilitar el combatir a Villa y que al final influyó en su contra en la batalla que se realizó en Agua Prieta el 1º de noviembre de 1.915, hizo que Villa se la jurara, ya que esta intromisión gringa enfureció a Pancho Villa de una manera casi demencial y eso le permitió planificar aquel acto casi suicida y él no podía quedarse tranquilo dejando las cosas de ese tamaño, él tenía que vengarse de los gringos así fueran todopoderosos, no señor, la dignidad de aquel hombre sobrepasó cualquier asomo de sentido común y fue así como desde aquel momento el mejicano se la juró a los gringos.

El 20 de julio de 1.923 el general Pancho Villa muere emboscado en una calle de un pueblo mejicano llamado El Parral, pueblo al cual recientemente se había mudado por quedar cerca de la hacienda Canutillo de la que era su propietario. Se indicó en aquella época que el asesinato de Pancho Villa fue obra de un grupo de mercenarios mejicanos y gringos, armado y pagado por el gobierno de los Estados Unidos, mercenarios que se apostaron en diferentes puntos del camino por donde se sabía transitaría el vehículo de Villa; quien debía pasar por allí para asistir al bautizo de una hija de un compadre suyo. El vehículo en el cual se trasladaba en esos momentos Villa recibió no menos de 50 disparos de alto calibre, hechos por un grupo de personas que esperaban escondidos el paso de su vehículo por aquel sitio específico.

Jesús María Seisdes

Esta nota ha sido leída aproximadamente 10545 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /tiburon/a80567.htmlCUS