Una propuesta a partir de los Consejos Comunales

Desarrollo Endógeno Socialista y la Defensa Popular

Para adecuarnos al momento histórico, en el que estamos tratando de construir un nuevo modelo socio-político- económico es necesario hablar no solo del Desarrollo Endógeno, como un modelo teórico o genérico, sino de un “modelo” por llamarlo de alguna forma, que exprese la relación de la teoría y la praxis, de nuestro quehacer cotidiano y que nos permita construir al mismo tiempo, el camino rumbo al Socialismo Bolivariano, por ello, estaremos hablando no solo del desarrollo endógeno sino específicamente; del “Desarrollo Endógeno Socialista (DES)*”como modelo político- socio- económico.

El cual consistirá en incrementar el potencial productivo de cada región a partir de las comunidades mancomunadas, estimulando los niveles de organización, formación política socialista, y técnica gerencial; dentro de las comunidades sus sujetos y actores para organizar, liderizar, gestionar, cogestionar y articular las diferentes formas económicas existentes en la localidad, fortalecer la escala de producción, crear redes y eslabonamientos entre las diversas formas económicas que permitan satisfacer las necesidades comunales, la distribución equitativa de la producción, el manejo autogestionario de los servicios públicos, en armonía con el medio ambiente, las tradiciones culturales, además de cultivar el camino rumbo al socialismo.

Esta conceptualización que hacemos del “Desarrollo Endógeno Socialista (DES)” representa una alternativa política al modelo de desarrollo capitalista, que no está opuesta al desarrollo económico, ni es un proceso cerrado. Sino, por el contrario, está abierto a los intercambios de conocimiento y saberes propios de las sociedades del siglo XXI. El Desarrollo Endógeno Socialista (DES), parte de la praxis comunitaria, concientes y muy bien formadas e informadas sobre el uso y manejo de los recursos científicos-técnicos, además de prestos para la experimentación tanto con conocimientos y prácticas tradicionales locales como con conocimientos y experiencias externas. Vincula las diferentes modalidades de economía que existen en la localidad y maneja de manera autogestionaria y cogestionaria los servicios públicos y solidarios que requiere la comunidad para potencializar su desarrollo.

El DES ocurre como consecuencia de transformar la espiral descendente de la pobreza, en espirales ascendentes del crecimiento sustentable. La fuente es el trabajo comunitario conciente y autogestionario, el cual puede producir el cambio de la visión fatalista de la pobreza, donde sólo se suma las carencias, a una visión esperanzadora, que suma potencialidades y genera el impulso necesario para el desarrollo del socialismo bolivariano;

Desde esta perspectiva el DES, tiene su meta en la comunidad, utiliza todas las herramientas no destructivas a la naturaleza y disponibles para potenciar sus recursos locales de manera que el desarrollo satisfaga a todas las personas, familias, comunidades y transcienda hacia áreas vecinas, hacia la economía de la región, del país y de allí para América Latina y el mundo.

Creemos que el “Desarrollo Endógeno Socialista (DES)” es a la vez “un mecanismo de defensa a circunstancias que se consideran coyunturales, y se centra en la ejecución de políticas de protección a sectores de la economía que se encuentren en desventaja ante competidores externos”. (Petrizzio, Aldana, Ocho; 2006) (el subrayado es nuestro). Esta visión, estratégica del DES equipara el “Desarrollo Endógeno Socialista (DES)” con la “Defensa Popular” y viceversa para de esta manera, identificar sistemas y sub-sistemas de valores, actores, sujetos sociales, potencialidades, amenazas, estrategias y planes que permitan hacer del DES una realidad para nuestras comunidades.

Es por ello que se establece la Seguridad y Defensa Integral en el contexto de lo endógeno como Defensa Popular, siendo esta la acción del sujeto social comunal construyendo su propia seguridad humana.

Todo esto nos lleva a plantearnos el DES como un concepto complejo conformado por muchas dimensiones, principalmente por las que a continuación presentamos en la siguiente ecuación:

Desarrollo Endógeno Socialista DES = Economía Comunal + Comunas de Desarrollo Endógeno Socialista +Defensa Popular.

DES = EC +CDES+DP

De manera que, para lograr el DES como modelo político, es necesario desarrollar un modelo económico que obedezca a las realidades comunales, es decir, una Economía Comunal; donde las comunidades sean las propietarias de los medios de producción y distribución de los bienes que allí se producen. Además, se requiere un modelo societal donde las comunidades organizadas y mancomunadas en forma de Comunas de Desarrollo Endógeno Socialistas, puedan desarrollar sus potencialidades locales, y también puedan asegurar su sustentabilidad a través de mecanismos de defensa popular comunal que le permitirán despejar las amenazas al desarrollo endógeno socialista.
Las Amenazas en el contexto Geopolítico de Venezuela.

Estas amenazas que pueden producir problemas para lograr la Seguridad y al Desarrollo Endógeno Socialista deben estudiarse en el contexto geopolítico, esto significa que debemos pasearnos por interrogantes como ¿dónde estamos ubicados geográficamente?, ¿qué recursos y potencialidades nos ofrece esta ubicación?, ¿quiénes son nuestros vecinos?, ¿cuáles son las necesidades y potencialidades de los vecinos?, ¿Cómo son sus sistema políticos y de gobierno?, ¿Quiénes son sus amigos y enemigos?, ¿quiénes están necesitando lo que nosotros producimos y tenemos?, ¿qué beneficios ofrece nuestra posición geográfica a los intereses de los otros que quieren lo que nosotros tenemos?. A partir de todas estas interrogantes como estos que en principio parecen sencillos, se tejen una trama muy compleja de relaciones geopolíticas que pueden resultar de grandes beneficios, así como de grandes vulnerabilidades que pueden convertirse en amenazas.

Vemos entonces, que nuestra ubicación geográfica al norte de Suramérica nos ofrece múltiples ventajas para el comercio, la explotación pesquera y las comunicaciones, por ejemplo, pero representa también grandes debilidades, que pueden facilitar el asecho de una gran cantidad de amenazas, a la hora de proveer seguridad a las extensas áreas fronterizas, y a la gran zona marítima, que nos hace vulnerable, al tener poco control de nuestros espacios terrestres, marítimos y aéreo espacial. Ejemplo, de esto son: lo que sucede a diario con el gran contrabando de combustibles (gasolina y aceites), por toda nuestra frontera, tanto con Colombia y Brasil vía terrestre, con Guyana y Trinidad vía acuática. Y lo que sucede con nuestro gran espacio acuático, el cual sirve a cientos de narcotraficantes y contrabandistas que navegan libremente con poderosas naves, casi invisibles e inalcanzables por las autoridades encargadas (Armada y Guardia Nacional) del resguardo y la seguridad que en su mayoría navega en viejas embarcaciones nuestros lagos, ríos y mares.

Es claro, que al ser el país con la mayor reserva petrolera probada del mundo y tener un gran potencial gasífero con una posición geoestratégica para su explotación y comercialización (totalmente abiertos al Mar Caribe para exportar a Norteamérica y Europa, y cerca del canal de Panamá para exportar a Asía y Oceanía), nos convierte en uno de los países más apetecible, a los intereses del imperio norteamericano y de las grandes corporaciones globales; por tanto, no es para nada extraño que estemos continuamente amenazados por todos aquellos grupos, países, instituciones, etc, que se crean afectado por el manejo soberano que nuestro país y su gobierno democrático le de a estos recursos.

El mejor ejemplo de esta amenaza son las recientes acciones (febrero 2008) por parte de la Exxon Mobil para congelar bienes de nuestra empresa petrolera PDVSA por el orden de los 12 mil millones de dólares en tribunales extranjeros de USA, Londres y Holanda. Acciones que en palabras del Presidente de PDVSA Rafael Ramírez (2008) tienen más un efecto político y mediático ya que “Petróleos de Venezuela no tiene activos ni en Londres ni en Holanda que siquiera se acerquen a esos números, de manera que son acciones que no tienen una efectividad sobre nuestra industria petrolera…Exxon Mobil lo que pretende es crear una situación de zozobra en nuestro país, una situación de nerviosismo”

La fuerza de nuestros ríos nos permite general el 80% de la electricidad que consumimos en el país, además de exportar a Colombia y Brasil convirtiéndonos en un país con un gran potencial hidroeléctrico y esos mismos ríos y otros ubicados en nuestra zona amazónica y nuestros estados andinos, nos garantiza un enorme potencial de Agua Potable; otro de los recursos vitales para el DES y también muy codiciado, ya que como mucho se ha dicho las guerras de los nuevos tiempos serán por este valiosísimo recurso natural, el agua. Con el calentamiento global y el efecto invernadero se esta haciendo un recurso no tan renovable y altamente demandado a escala mundial.

Tenemos que considerar la gran diversidad de fauna y flora, que representan nuestros bosques y puede considerarse como un enorme potencial maderero, botánico y biogenético muy apetecible para las grandes empresas e industrias farmacológicas del mundo. Contamos con minerales estratégicos para las industrias de todo tipo, especialmente Carbón, grandes reservas de aluminio, hierro, baucita, diamantes, entre otros.

Todos estos recursos, tienen un enorme potencial para el Desarrollo Endógeno Socialista de nuestro país, especialmente del sur donde se localizan las grandes reservas de minerales, flora y fauna. Estas extensas áreas se encuentran casi vírgenes, siendo fácilmente vulneradas por grupos como los mineros brasileños o Garimpeiros, que son una gran amenaza ya que están haciendo terribles destrozos y daños casi irreversibles a la selva y al ecosistema de la zona, contaminando con mercurio las vertientes de los ríos, bosques y sabanas. Esta situación es de tal magnitud que las autoridades nos explicaron en una visita que hicimos a una localidad del sur del territorio, que para la recuperación de las áreas afectadas se requerirán aproximadamente unos trescientos (300) años, dada la contaminación con mercurio de la tierra y el agua, y lo peor es que esta situación se da en áreas cada vez más extensas, tanto, que son fácilmente percibidas desde los satélites espaciales y fotos aéreas.

Otra de las amenazas latentes en esta gran zona son los grupos religiosos o evangelizadores, que trabajan y conviven con comunidades indígenas, al interior de la selva, instalando pistas de aterrizajes, radios comunitarias con señales satelitales, inculcando su religión, costumbres e ideologías, afectando gravemente los valores ancestrales y la identidad cultural de nuestras comunidades indígenas y poniéndolas al servicio de los intereses imperiales, ya que se ha señalado en diversas oportunidades que esos grupos (como el de las Nuevas Tribus, expulsado del país), tienen fuerte vinculación con empresas trasnacionales: laboratorios farmacéuticos, corporaciones explotadoras de minerales y maderas entre otros.

También, resulta interesante mencionar dentro del potencial geopolítico con el que contamos: al modelo único de democracia participativa y protagónica, al liderazgo del presidente Chávez y al pueblo soberano que están sirviendo de referencia a otros países, (Cuba, Ecuador, Bolivia y Nicaragua) que quieren construir modelos políticos más incluyentes, que permiten el despertar de los pueblos, para conjugar una verdadera integración Latinoamérica el ALBA, estos elementos hacen posible pensar en DES de América Latina, no obstante, sin descuidarnos del hecho que el imperio y sus transnacionales están viendo obstaculizados sus intereses de implantar el ALCA a sus anchas, por tanto, no es de sorprendernos que los laboratorios de guerra de cuarta generación, nos acechen con las más diversas amenazas.

Es por estas diferentes razones que no podemos perder de vista que cada una de las potencialidades antes señaladas, encierran en si mismas grandes posibilidades para el DES, pero también implican debilidades y vulnerabilidades en muchas áreas que posibilitan la incursión de diversas amenazas y por tanto, se hace necesario contar con un pueblo conciente y corresponsable para asumir su defensa integral en todas sus dimensiones.
Construyendo el concepto de Defensa Popular, a partir de la corresponsabilidad Estado- comunidad

Ahora bien, la manera de operacionalización y/o poner en práctica estos conceptos de la Seguridad y Defensa Integral a nivel local, por parte de los Consejos Comunales es a través de las redes y organizaciones comunitarias, que encarnen de manera eficiente, eficaz y efectiva el principio de corresponsabilidad en todas sus dimensiones. En otras palabras, la Defensa Popular:

es la organización estratégica del pueblo para asumir y promover la defensa integral de la nación, en el marco constitucional de la democracia participativa y protagónica, conforme a los principios de corresponsabilidad, solidaridad, equidad y justicia social. (Zambrano; 2005)

Es decir, el pueblo, las comunidades, los vecinos, los estudiantes, los soldados, los campesinos, las amas de casa, los indígenas, etc., formados, informados, organizados y comunicados en redes por toda Venezuela para promover la defensa integral, de manera que la defensa popular, es en si misma, integral pero supone la organización estratégica del pueblo civil (Consejos Comunales, de Trabajadores, de Estudiantes, etc) para dar respuesta a las amenazas en todas sus dimensiones y apoyar a las instituciones militares para lograr del proyecto civilizatorio de refundar el país en pro de la construcción del nuevo socialismo del siglo XXI.

Esto nos ha llevado a plantear la Defensa popular como un sistema local de defensa que debe ser asumida como una Organización compleja como lo señala Balestrini asumiendo a Morín. Dado que en la Defensa Popular, se establece como una relación entre partes y todo, cada término remite al otro Esto significa que ninguno de los dos términos es reductible al otro, la organización debe definirse con relación a los elementos, a las interrelaciones, al todo y así sin interrupción. Pero también, con la perspectiva de la organización en la que están dispuestos, en y con la perspectiva del todo en el que se integran. Los elementos deben ser definidos por sus caracteres originales, en y con las interrelaciones de las que participan. El sistema es una unidad compleja organizada.

Cada Consejo Comunal, tiene sus propias características en función de su propia realidad. La organización de Defensa Popular está integrada por los Consejos Comunales, donde cada parte, cada comunidad tiene su propia particularidad, capacidad especial, en relación con el sistema. De tal modo, si las partes que son las comunidades deben ser concebidas en función del todo, deben ser concebidas también aisladamente. Cada Consejo Comunal organizado en función de la Defensa Popular, está dotado de cualidades desconocidas en el nivel de los componentes o individuos. Las partes deben ser concebidas en función del todo, deben ser concebidas también aisladamente.

La Defensa Popular expresa la articulación entre el Estado y la Sociedad Civil que participa a través de los Consejos Comunales y sus diferentes comités que se expresan en los siete ámbitos de que establece la constitución.

Es decir, que una comunidad en Defensa Popular es corresponsable conjuntamente con el Estado, de su seguridad y defensa, por ello, no concebimos una comunidad con alto nivel de participación política, pero que se ahoga en la basura, y que no logra integrarse en mesas técnicas, para resolver sus problemas de agua potable y aguas servidas. Tampoco, entendemos como comunidades altamente participativas y organizadas tengan que atender al toque de queda que les dicta el hampa a ciertas horas del día. La Defensa Popular, es integral y expresa una articulación a nivel local de la corresponsabilidad de la Comunidad y el Estado. El Estado, sigue siendo el garante de la seguridad pero la comunidad es el instrumento del Estado para que ésta llegue a todos y cada uno de las ciudadanas y ciudadanos. Es así, como las redes sociales que se articulan a partir de los Consejos Comunales, deben ser el circuito, los cables por donde transite, las respuestas del Estado y sus instituciones, ya no se espera que la institución “X” vaya a la comunidad “Y” plantee un proyecto. No, ahora de lo que se trata es, la comunidad llega a la institución con un proyecto concreto.
Las Cuatro Dimensiones de la Defensa Popular

La Defensa Popular entendida como un sistema complejo, posee cuatro (4) dimensiones básicas y ello se puede expresar en la fórmula.

Defensa Popular = a la corresponsabilidad en la Defensa de la Soberanía y del Territorio + Defensa Socio-Política + Seguridad Ciudadana + Protección Civil

Esto significa que nuestros Consejos Comunales deben asumir su corresponsabilidad para atender las amenazas en cuatro dimensiones y en los diferentes ámbitos que ellas involucran, estas son:

Dimensiones de la Defensa Popular

Defensa de la Soberanía y el Territorio.

Esta dimensión involucra los ámbitos militar y ambiental principalmente; en esta dimensión estaremos preparando a nuestras comunidades a conocer los aspectos de defensa de la soberanía en sus comunidades y adyacencias, vinculando lo civil y militar a través de la Reserva y la Guardia Territorial. Los Consejos Comunales en Defensa Popular estarán capacitados para desarrollar operaciones de resistencia local ante cualquier agresión interna y/o externa.

Esta dimensión requiere la articulación cuidadosa entre lo civil y lo militar, para estructurar estrategias reales de actuación en casos específicos. Sabemos y estamos concientes que en los actuales momentos la Fuerza Armada Nacional, FAN, está haciendo todos los esfuerzos por adaptarse a esta nueva realidad y que todos sus componentes están diseñando propuestas de participación y actuación conjunta, la Reserva Militar, está siendo considerada para conformarse como otro componente de la FAN, y a través de ella hacer una eficiente organización de las operaciones civiles ante amenazas contundentes.

No obstante, como se ha dicho en muchas oportunidades la Defensa Popular es transversal, no requiere formar parte o pertenecer formalmente a ningún comité o comando, no implica el manejo de armas de fuego o de guerra; se trata de la organización comunitaria conciente, para atender los asuntos vinculados con la resistencia local, es decir: mujeres claras sobre su papel en la alimentación de las tropas, jóvenes entendidos de las rutas de escape y aseguramiento de la comunidad, hombres preparados para el resguardo de instalaciones estratégicas, proveer transporte y abastecimiento a las FAN, etc.
Defensa Socio-Política.

Es la dimensión más amplia de la defensa popular, abarca los ámbitos, económico, social, cultural y político. Los Consejos Comunales desarrollan estrategias de defensa y resistencia contra amenazas a nuestro modelo democrático, así como a nuestro sistema económico y socio-cultural. Este aspecto de la Defensa Popular se relaciona directamente con el mantenimiento y desarrollo de las políticas de Estado, como lo son las misiones sociales de lucha contra la pobreza y la exclusión social. Las cooperativas, los núcleos de desarrollo endógeno, las comunas de desarrollo endógeno socialista, se nos presentan como una alternativa válida para la satisfacción autogestionaria de necesidades socioeconómicas y nos previenen ante la emergencia económica. Se las considera como medios para hacer efectiva la participación y el protagonismo del pueblo en lo social y en lo económico.

Por tanto, ya se ha demostrado que tenemos un pueblo y unas redes sociales dispuestas a defendernos, ante las amenazas a nuestro sistema socio político, redes comunales dispuestas a desmontar golpes de Estados, desmantelar campañas mediáticas de desprestigio a nuestros líderes y desacreditar farsas electorales, entre otros aspectos.

Sin embargo, creemos que las comunidades y sus Concejos Comunales deben, cada día, estar más preparados y manejar herramientas para defender nuestro proceso democrático, ya estas próximas amenazas no serán tan evidentes y sus tácticas mucho más elaboradas y encriptadas. Las comunidades deben estar preparadas en Defensa Popular y atentas a defenderse desde lo interno, situaciones como la corrupción y el burocratismo, son graves amenazas que causan un gran daño a todo proceso que como el nuestro, trata de desmotar un sistema consumista he individualista, que por mucho tiempo ha reinado entre nosotros. Por eso los Consejos Comunales, sus unidades financieras y de Contralorías Sociales, son los principales garantes de que podamos ejercer una real Defensa Popular y que podamos velar por el DES de nuestras comunidades, por el manejo eficiente y transparente de los recursos comunitarios y de los beneficios, producto de la economía comunal, que nos permitirá conseguir la mayor suma de felicidad posible para todos y cada uno.

Otro elemento fundamental al cual nuestros CC, deben estar alerta, es a las amenazas de las campañas mediáticas que Freytas (2006) refería como arma fundamental de las guerras de cuarta generación, y como dijimos en su momento y volvemos a repetir, el arma de la Defensa Popular es la Conciencia Colectiva Comunitaria que desmoviliza y desmonta dichas campañas. Que no se hace eco de los rumores de escasez que producen las compras nerviosas y el acaparamiento de alimentos, que entiende la importancia de las campañas de vacunación y lucha contra el dengue. La Defensa Sociopolítica del proceso bolivariano democrático se hace desde los centros de salud, desde los mercal, desde los ambientes o aulas de clases de las misiones educativas, desde cada uno de los comités e instituciones del Estado, donde emprendemos la lucha contra las amenazas de la corrupción, la ineficiencia, el acaparamiento, las epidemias, la basura, el burocratismo entre otras.

Para todo esto las comunidades deben estar formadas y capacitadas para la autogestión, y la cogestión de sus proyectos y para enfrentar todas aquellas amenazas que atenten al modelo sociopolítico de nuestra democracia bolivariana.
Seguridad Ciudadana

Esta dimensión involucra los ámbitos político, social y cultural, en esta área la Defensa Popular local desarrolla estrategias de defensa contra las amenazas a la seguridad individual y colectiva que padecen día a día los ciudadanos. Así como el combate activo a la cultura de la violencia, la corrupción y el secuestro en nuestras comunidades. Los Consejos Comunales y demás redes comunitarias son corresponsables con los cuerpos policiales y de investigación criminal, en velar por el mejoramiento de la calidad de vida y la seguridad integral de todos los habitantes de la comunidad.

Durante mucho tiempo esta dimensión era fundamentalmente una tarea del Estado, pero la verdad es que tanto el Estado como sus diferentes gobiernos (los de la cuarta y la quinta república) se han visto afectados por el fenómeno delincuencial, que cada vez parece hacerse más fuerte y crecer desproporcionalmente. Ahora bien, como ya explicamos, la seguridad es una percepción muy subjetiva que puede cambiar rápidamente, de acuerdo a las situaciones, en tal sentido, no debemos olvidar que esta situación la percibimos mayoritariamente a través de los medios, para quienes lamentablemente, solo las cosas malas son noticias, por ello, creemos importante recordar lo que Binder (2004) identifica como la creación de “Ciudadanos Siervos” dado que como él señala:

El Poder Comunal o Poder Popular; la democracia directa y protagónica en función de su seguridad ciudadana en pro de la escogencia y control social de sus autoridades. Los Consejos Comunales son corresponsables y contralores de los cuerpos policiales y de investigación criminal, en velar por el mejoramiento de la calidad de vida, la paz y la seguridad integral de todos los habitantes de la comunidad.

Esta es una dimensión que requiere mucha atención, sobre todo por parte de las comunidades más pobres, porque lamentablemente, son estas comunidades las que sufren mayormente, los rigores de la delincuencia, de la violencia cotidiana, pero hay que dejar ver que esta violencia en la mayoría de los casos se produce a lo interno de estas mismas comunidades, son los hijos, sobrinos, nietos, de nosotros los vecinos los que se hacen violentos, delincuentes asesinos, y que desahogan su violencia contra nuestros hijos, sobrinos, nietos y vecinos.

La tarea de los Consejos Comunales es titánica en lo que se refiere a apoyar la construcción del hombre nuevo, anteriormente, esta era una tarea casi únicamente de la familia y cada familia era un mundo que comenzaba de la puerta de la casa hacia dentro, allí solo los padres y familiares cercanos tenían ingerencia en los asuntos familiares. Hoy la realidad nos dice que los padres, si existen, no pueden solos, que la casa ya no empieza de la puerta para dentro, porque el trabajo de los padres deja solo a los niños la mayor parte del tiempo y las balas y otros vicios, no respeta puertas y ventanas.

Las comunidades organizadas deben velar por la cultura de paz y para ello debe hacer prevención, debe saber y contactar a las familias y niños en alto riesgo, donde se presuma abuso, violencia intrafamiliar, consumos ilícitos, para establecer estrategias de corresponsabilidad comunitaria con los niños de esas familias. Debe regular las ventas y el consumo de licor dentro de la comunidad, estar en contacto directo con las escuelas y liceos para detectar situaciones irregulares. En fin, no se trata de vecinos organizados punitivamente, sino que una comunidad que pueda desarrollar en su interior una cultura de paz y seguridad, donde todos importan y el bienestar de uno es el bienestar de todo, es la apuesta por la construcción de un modelo socialista de seguridad ciudadana para combatir amenazas como:
- Protección Civil

Está dimensión se vincula a los ámbitos: ambiental, social, cultural y geográfico. La Defensa Popular atiende con especial interés lo concerniente a los riesgos y desastres de origen natural, antrópico y tecnológico, que frecuentemente producen considerables pérdidas de vidas y bienes materiales dentro de las comunidades más pobres de nuestro país. El desastre, cualquier sea su origen, afecta a las comunidades, debido a que la misma presenta condiciones de vulnerabilidad (física, social, cultural, institucional, económica, psicológica y otras) que facilitan los efectos destructivos del mismo. Los Consejos Comunales y las demás redes comunitarias serán el soporte social, que desarrollará planes y estrategias de supervivencia ante las situaciones de crisis; para enfrentar y atender las emergencias colectivas. Así como serán los corresponsables en la internalización e implantación de una cultura de prevención de desastres en sus comunidades; a través de la generación de un plan de corresponsabilidad para la defensa popular, centrado en el conocimiento de la gestión de riesgo y atención a las emergencias colectivas; fundamentado en las propias realidades de vulnerabilidad física y vulnerabilidad social existentes en sus comunidades; en la capacidad técnica; así como, en la estructuración privilegiada de los sujetos sociales realmente capacitados para enfrentar los problemas de reducción de la vulnerabilidad social

Como refieren muchos autores que trabajan el tema de la protección civil como un asunto complejo; mientras más pobres son las comunidades, más devastadores son los efectos de las catástrofes y mucho más difícil y duro es la recuperación, quedando más pobres y castigados. Por eso, esta dimensión esta directamente vinculada con el desarrollo endógeno de las comunidades que deben hacerse conciente de sus vulnerabilidades y riesgos.

En cuanto a las amenazas en esta dimensión es importante señalar como lo explica Genatios y Lafuente (2006),

… los eventos naturales ocurren siempre, pero solo se convierten en desastres, si el factor humano esta allí, una vez que ha intervenido, ocupado y transformado el ambiente… Por ello, la ignorancia, la pobreza y la falta de planificación siguen siendo nuestro principal enemigo en la prevención de desastres, lo cual incluye la construcción popular de viviendas que no tienen las más mínimas resistencia ante fuerzas naturales...

Las amenazas en esta dimensión están relacionadas con varios asuntos, entre ellos:

1. La escasa cultura de prevención de desastres.
2. La pobreza y las construcciones vulnerables.
3. Los eventos naturales (terremotos, deslaves, inundaciones, maremotos, Tsunamis, etc.)
4. Los accidentes en instalaciones petroleras.
5. Los incendios.

Reflexiones Finales

El Desarrollo Endógeno y la Defensa Popular de las comunidades, son propuestas que se enmarcan dentro del esquema colectivista, socialista, donde el bienestar de uno debe redundar en el bienestar de todos y cada uno de los componentes de una comunidad. Por eso, a la par del desarrollo de un modelo político socialista, se se hace necesario el desarrollar un modelo económico que obedezca a las realidades comunales, es decir, una Economía Comunal; donde las comunidades sean las propietarias de los medios de producción y distribución de los bienes que allí se producen. También un modelo societal que surge de las comunidades organizadas y mancomunadas en forma de Comunas de Desarrollo Endógeno Socialistas, donde se potencia la convivencia local, y se asegura la sustentabilidad a través de mecanismos de Defensa Popular Comunal.

Los Consejos Comunales en Defensa Popular suman todas las voluntares, saberes, potencialidades, recursos, etc.; para atender y combatir las amenazas y vulnerabilidades a través de estrategias integrales donde se asumen cuatros dimensiones de abordaje: La Defensa de la Soberanía y el Territorio, la Defensa Socio-política, la Seguridad Ciudadana y la Protección Civil.

Esto plantea un trabajo vital, hay que luchar contra muchas adversidades, hay que reponerse de muchas frustraciones, hay que formarse, capacitarse y equiparse para la Defensa Popular y el Desarrollo Endógeno Socialista. Porque como venimos señalando, el desarrollo es siempre una nueva apuesta a futuro, es un camino largo y una apuesta conciente, que estamos construyendo día a día y con nuestra participación protagónica, la Venezuela que queremos para nuestros hijos.

El Desarrollo Endógeno Socialista y la Defensa Popular son parte del boleto que nos permitirá subir al “tren de la historia”, ya no debemos conformarnos con verlo pasar, tenemos como subirnos a él. Los Consejos Comunales son las estructuras básicas para iniciar esta ruta, que por primera vez, esta abierta para “todos” sobre todo para los más pobres y los excluidos.

Estamos concientes que los Consejos Comunales apenas comienzan a caminar, y muchos de ellos ni siquiera se han conformado legalmente, también sabemos que las leyes que los regulan son muy “tímidas” y poco precisas en muchas cosas. Por ello, es necesario, que veamos este proceso con la justa medida que esto tiene, no podemos, recargar ni forzar las situaciones, porque nada “madura” mejor los procesos que el tiempo requerido para ello, no podemos por ejemplo; pedirle a nuestros hijos adolescente que no se equivoquen o que no comentan errores, siempre lo van a hacer para poder crecer y siempre tenemos que creer en que ellos lo pueden hacer, porque “tienen las herramientas internas y externas” para hacerlo, y por eso siempre serán con todos sus errores una apuesta a un futuro mejor.

*Esté articulo es un sustrato del libro Desarrollo Endógeno Socialista y Defensa Popular. Una propuesta a partir de los Consejos Comunales. De Luisa Fernanda Zambrano.Prof. Asociada y Coordinadora de la Línea de Investigación del doctorado en Seguridad y Desarrollo Integral de la UNEFA. Investigadora contratada de la Escuela Venezolana de Planificación Social. Prof. del IUPOLC.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 35146 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

¡Palo al Tiburón! Contra el Imperialismo en Defensa de la Soberanía

Lucha Campesina ¡A desalambrar!

Poder Popular

Control Obrero, Cooperativismo y Desarrollo Endógeno

US Y /tiburon/a55162.htmlCUS