¿Hasta cuándo el dominio?

Traición contra un nacional

La noticia hoy es bestial: SADAM A LA HORCA. Una vez más se pone de manifiesto que el imperio domina, manda, ejecuta, asesina y se caga en donde le da la gana. Por eso no me cansaré de escribir, “todos los estadounidenses son iguales”. El pueblo y el gobierno es la misma vaina. ¿Cómo es posible que se diga que “Estados Unidos aplaudió la sentencia?”. Quien aplaude la muerte de alguien, es un criminal en potencia y deja atrás lo creado por el hombre para ser distinguido de los irracionales, que es LA LEY. El mundo no puede ser tan estúpido, para obviar que la muerte de Sadam es “una muerte anunciada” para que los republicanos se lleven la victoria en las próximas elecciones del 7 de noviembre en el senado gringo.

El gobierno de los Estados Unidos y quienes están bajo su mando, son una sarta de psicópatas. Los gringos son asesinos naturales y esto no es odio; es una verdad palpable e histórica. Cuando se hable de humanidad, los gringos estadounidenses deben estar bien lejos. Son una especie aún sin rango en el escalafón de los mamíferos.La muerte, la violación a los derechos humanos, la rapiña, la segregación Su prejuicio contra todo lo que no sea de su extirpe, salta la vista. Y lo peor es que algunos seres de otros países, anhelan parecerse a ellos, como ruinas de la vida que son. En verdad creo en un muro gigantesco, para que los gringos estadounidenses no salgan de esa nación a envenenar la atmósfera de los pueblos del mundo. La muerte de Sadam es una victoria no para los chiítas, sino para la sed de sangre de los pérfidos gringos. Y lo peor es que quienes cometen esta aberración contra un hombre, que no es distinto a quien envió la muerte sobre Hiroshima y Nagasaky, Vietnam, Grenada, Somalia, Libia, R, Dominicana, Panamá, Filipinas y otros pueblos del mundo, es un juez irakí. ¡Vaya injusticia cuando para complacer a un INVASOR, ASESINAMOS A LOS NUESTROS! ¿Qué clase de seres son estos eunucos, cipayos, mojones y coños de madre, que gozan dándole felicidad al imperio maldito?

Indigna ser congénere de estúpidos así. La naturaleza no tiene la culpa de haber parido semejantes enanos cerebrales, cobardes, pusilánimes, títeres, que permiten que a sus propios pueblos los masacren, los torturen, los violen, unos carajos pecosos llegados de otros extremos. ¿Dónde está la dignidad de estos pueblos? ¿Se puede llamar hombre a un traidor? ¿Cuándo se va a llevar a un tribunal al primer ministro de Israel por las recientes masacres? ¿Quién condena a Pinochet a la horca por haber ocasionado tantas muertes? ¿Es W. Bush un ángel alado? ¿Cuándo va el gobierno de Irak a condenar al presidente estadounidense en su propio pueblo por los bombardeos, las torturas, las mutilaciones de mujeres y niños en Irak? Cabrones lambucios, cipayos, traicioneros, ¿no os dais cuenta que sois utilizado contra tu propia gente? En Irak hace falta una hora del TE al propio estilo vietnamita. Debe haber nacionalistas. Gente de sangre en las venas y no come mierdas traidores que cual discoteca del terror, complacen al bailarín de la danza macabra. No hay vaina que moleste más a un libre pensador que esos huele escrotos que nacen en ciertos países, que llegan a grandes posiciones políticas para defraudar a la inmensa mayoría.

EL JUEZ IRAKÍ, SUS COLEGAS, el tribunal que condenó a Sadam, no son más que inútiles hombrecitos de la vida.

aenpelota,@gmail.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2095 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Ángel V. Rivas


Visite el perfil de Angel V Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /tiburon/a26906.htmlCUS