Estados Unidos dio la orden de revocar a Nicolás Maduro

La reiterada injerencia en los asuntos internos de Venezuela de la embajada de Estados Unidos queda una vez más en evidencia. Una fuente cercana a los líderes de la oposición nos hizo llegar su rechazo a los contactos semanales que estos políticos realizan con funcionarios diplomáticos estadounidenses. Porque a su manera de ver intentan generar un clima de violencia generalizada en el país que lejos de resolver el problema lo empeora.
Según la fuente las reuniones se desarrollan semanalmente en las instalaciones de la embajada norteamericana en Caracas, participan parlamentarios, algunos empresarios de Venancham y piezas duras de la oposición, entre los que figuran Lilian Tintori, Timoteo Zambrano, María Corina Machado, Andrés Velásquez y Gaby Arrellano. Casi todos identificados con las guarimbas y el apoyo a Leopoldo López, principal promotor de la violencia.

Las reuniones de tal importancia que están dirigidas personalmente por Lee McClenny, encargado de negocios de la sede, persiguen lograr una mayor organización de la estrategia de acciones que debe seguir la oposición venezolana para lograr los objetivos previstos en el revocatorio al presidente, Nicolás Maduro, que pretenden presentar entre la segunda quincena de abril y finales de junio del presente año.

Entre otros temas, se analiza semanalmente la proyección política que debe seguir la oposición en su batalla para lograr el desgaste del gobierno, mantener la campaña sobre la violación de los derechos humanos en el país, organizar la estrategia para elevar la campaña internacional en Europa, lo que requiere de una persistencia del tema en la prensa latinoamericana y europea. Como eje particular de la campaña enfatizan la amnistía a los presos políticos, además de la defensa de Leopoldo López como líder del sector y futuro candidato presidencial.

Como habíamos informado en un trabajo anterior, con el título, ¡Leopoldo Presidente!, el señor McClenny ha insinuado que la proyección de López (lo que expresó en otras palabras) como candidato presidencial no debe tener errores que conlleven a otra derrota, como sucedió con Henrique Capriles, en quien invirtieron y depositaron expectativas y este no logró superar a Nicolás Maduro.

Según la fuente el menos asiduo a las reuniones de los opositores es el diputado Henry Ramos Allup, actual presidente de la Asamblea Nacional. El diputado Timoteo Zambrano ha comentado en círculos más cerrados, que es débil y un huevon, que ha tomado medidas que pueden influir en las decisiones futuras, pero que igual es la figura que ahora tienen en la asamblea y que deben cuidarlo.

En los mismos medios opositores se calcula que a Ramos Allup lo estarán cuidando mientras llega otra etapa de mayor calentamiento donde podrán quemarlo, sin ambages, pues los americanos no lo consideran la figura del futuro y menos del cambio. Sino como la pieza que garantiza la estrategia de manipulación dentro de la Asamblea Nacional.
Para EE. UU el perfil perfecto como candidato presidencial lo reúne Leopoldo López, educado en estados Unidos y que pertenece a la burguesía pro imperialista corrupta relacionada con el negocio petrolero. López estudió en una institución estrechamente vinculada a la CIA, el Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard, donde reclutan a muchos de sus agentes de inteligencia.

Leopoldo López fue procesado recientemente por la justicia venezolana y condenado a 13 años de cárcel por delitos que van desde instigación a delinquir, intimidación pública y daños a la propiedad pública, hasta homicidio intencional calificado.

Otras características que completan el perfil de Leopoldo López son haber sido alcalde y exprecandidato presidencial, inhabilitado por hechos de corrupción, vinculado a instituciones financiadas por la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, golpista, responsable de acciones desestabilizadoras, aliado del expresidente colombiano Álvaro Uribe y el autor intelectual de las acciones violentas y fascistas que han tenido lugar en Venezuela los últimos dos años.

En 2008, López fue inhabilitado políticamente por la Contraloría General, por un caso de conflictos de intereses de 1999, era asesor de la estatal "Petróleos de Venezuela", justo cuando su madre, Antonieta Mendoza, era Directora de Asuntos Públicos de la empresa de la cual recibió un cheque que les permitió fundar el partido Primero Justicia.
Después, la Contraloría lo inhabilitó nuevamente por tres años, hasta 2014, por el desvió de recursos públicos cuando era alcalde del municipio Chacao (2000-2008).

Según fuentes periodísticas, López es primo de Thor Halvorssen, autoproclamado jefe de la Human Rights Foundation, organización no gubernamental financiada por la CIA que orquestó el fracasado golpe de Estado contra el presidente boliviano Evo Morales, en 2009.
Durante sus estudios en Estados Unidos López habría conocido al general David Petraeus, exjefe de la CIA y hombre de confianza de Barack Obama en materia de inteligencia, y a Paula Broadwell, especialista en contrainsurgencia y análisis geopolítico de la inteligencia militar, relación de confianza suficiente para recibir el apoyo total que recibe. Tanto que especialistas sustentan el decreto de Obama contra Venezuela inspirado en la visión de ejercer presión sobre el gobierno venezolano y negociar la libertad de Leopoldo López.

agapitoman1926@yahoo.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 6098 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /tiburon/a222814.htmlC0http://NON-VEca = .