Oda a la unión Latino Caribeña, viva la CELAC!

América Latina, nunca ha dejado de estar en Guerra por su emancipación y en ese andar ha visto a diferentes imperios nacer, crecer y morir, los cuales cual se han turnado para expoliarnos. Algo que siempre se trató de esconder para poder mantener esa relación de sometimiento, algunos llaman a esta “La Guerra Silenciosa”, sin embargo, han sido muy evidentes y recordadas las veces en que el Imperio actual, ha dejado a un lado tal actitud y ha mostrado sus dientes afilados a nuestra Gran Patria; la tristemente recordada Escuela de las Américas, el Plan Colombia, la reactivación de la Cuarta Flota, la construcción de nuevas bases en Chile, Paraguay, Panamá y otras en proyecto, las descaradas intervenciones desestabilizadoras de la NED, CIA,USAID, DEA y otras especies, son la mejor prueba de lo que son capaces de hacer cuando sus “intereses” se ven, según ellos, afectados. Eso sí, cuando ni eso les funciona, son los conocidos Marines los que hacen el trabajo sucio y clavan hasta el fondo sus colmillos a nuestro suelo sagrado, tal es el caso de las invasiones a Panamá y Barbados como ejemplo. Los millones de litros de sangre que han derramado nuestros compatriotas en esta batalla por su liberación, segun la lógica Capitalista, son equivalentes a los incalculables recursos que durante siglos nos han robado. El Petróleo, Carbón, Cobre, Gas, Oro, Plata, Madera, Perlas, Esmeraldas, Hierro, Aluminio, Caucho, Plomo, Estaño, Diamantes, Coltán, Uranio, los acuíferos más grandes de la tierra, el Litio, la reserva de biosfera del planeta, los mayores recursos pesqueros, son solo algunos de los recursos naturales con los cuales cuenta ávidamente nuestro vecino del norte para prolongar su caída, siendo que dentro de ellos es el Latifundio en las tierras más aptas para la agricultura de toda la tierra, la máxima expresión de la explotación indiscriminada. Este Imperio aterrador y asesino basado en la acumulación de Capital, veía hasta hace muy pocos años a sus empresas poner y quitar presidentes en sus Repúblicas Bananeras, que estaban ubicadas en la parte de atrás de su casa, específicamente en el patio trasero. Pero desde hace poco tiempo atrás y para siempre, se encontraron que los que ellos pensaron eran sus criados explotados, resultaron ser los respondones dueños de tal espacio que ellos llamaban su patio.

Ahora bien, nuestra principal característica como nación latinoamericana, es nuestra facilidad para crear lazos afectivos con nuestros semejantes, movidos más por nuestra buena intención y sentido común, que por nuestros “intereses”. Por esta razón, el imperio siempre nos agarrara desprevenidos, porque se nos hace difícil de creer hasta donde es capaz de llegar esta maquinaria de guerra en su actitud inhumana, cuando no nos ve como un pueblo que quiere ser libre, sino como un estorbo para acceder a “nuestros recursos”, que son igualmente “sus intereses”. Las armas de destrucción masiva de Iraq, la llamada Primavera Árabe, la Bomba Nuclear que se está construyendo en Irán y el comodín de oro los terroristas de Al Qaeda, son solo excusas para tapar las situaciones creadas por los interesados en generar cambios geopolíticos favorables y justificar una mayor presencia de sus tropas y empresas (que son lo mismo), en una zonas ubicadas en el otro lado del mundo, por su puesto con enormes recursos para explotar. Pero con América Latina la cosa no esta tan fácil para el enemigo común, La Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños CELAC, que se desarrolla con éxito en la hermana República de Chile, es la mejor expresión de organización de estos pueblos respondones, que a veces se “encompinchan” en otras expresiones de organización más eficaces y de respuesta rápida ante los ataques Norteños, y les ponen nombres pintorescos y tropicales difíciles de pronunciar para el “Green go”, tales como Unasur o Alba.

Estos son otros tiempos en donde nuestros pueblos están tan decididos a ser libres, que hasta las naciones que ellos llaman sus aliados, no quieren que las vean otra vez como su patio trasero y ya saben que la forma de evitarlo es juntando fuerzas con sus naciones hermanas.

Viva la Unión Latinoamericana y Caribeña!... Viva la CELAC!

Abogado egresado de la Universidad Bolivariana de Venezuela UBV.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 784 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /tiburon/a158279.htmlCUS