Palestinos, con la ONU no hay triunfo

Lo obvio de la historia de la ONU es una dantesca evidencia. La Organización de Naciones Unidas como tal es un sueño y la paz tan solo una ilusión; la diplomacia de los países en la ONU es una fábula y lo de la naturaleza una novela, retratos como estos no tienen valor para la humanidad aun cuando encierran cierta verdad sicológica de unidad, orden, afinidad son solo ficciones porque desde su aparición después de la segunda guerra mundial la coincidencia de caracteres problemáticos y caracteres determinados por EEUU y sus aliados o por el veto de sus miembros permanentes en el Consejo de Seguridad más los torcidos protocolos adicionales reconocidos por los 193 países miembros norman el derecho a las guerras y establecen estándares pisoteados del derecho humanitario internacional.

Con 5655 kilómetros cuadrados, 2.5 millones de habitantes Cisjordania, con los 362 Kilómetros cuadrados y 1.6 millones de habitantes de Gaza, conforman el Estado palestino de 6017 kilómetros de superficie que tiene en su territorio más o menos unos 300.000 colonos israelíes en Cisjordania y 230.000 en Jerusalén este; el 67% de la población es musulmana, una minoría cristiana a la baja con un ingreso del PIB por habitante de 2.232 dólares.

Según la ONU, con derechos plenos Palestina pasaría a ser el estado numero 194 como miembro de Naciones Unidas, organización que en 1947 la dividió en dos Estados independientes uno árabe y otro judío. Según la organización de Liberación Palestina (OLP) nacida en 1964 más de 130 países reconocieron a Palestina como un Estado por ser un derecho legítimo de cada nación, en cambio EEUU, Israel y algunas naciones europeas no los reconocen como Estado.

En mayo de 1948 con la complicidad de la ONU y EEUU, Israel se proclama como Estado en ese momento da inicio una nueva guerra de 7 meses porque sus vecinos árabes se negaron a reconocer a Israel como Estado e invaden Palestina dominada por gran Bretaña que “la administraba” hasta su independencia.

En la guerra de los 6 días en 1967 Israel vence a Egipto, Siria y Jordania, se apodera de los altos del Golán, la península del Sinaí la franja de Gaza, Cisjordania y Jerusalén este. Palestinos e israelíes han estado envueltos en enfrentamientos, complots que continúan y continuarán hasta que la mafia internacional liderada por EEUU y la ONU reconozcan la soberanía en la política internacional de los palestinos.

En la década de los 80 y 90 hubo intentos de paz, en 1993 en Oslo se firma la paz entre palestinos e israelíes pero los ataques de lado y lado continúan. Washington encabezo varios intentos por lograr la paz entre Israel y Palestina, diálogos que fracasaron por la inclinación de EEUU hacia su satélite y principal socio bélico en el Medio Oriente, Israel.

Aquí, el tema del reconocimiento para Palestina como Estado no pasa por la ONU, si EEUU no reconoce a los palestinos soberanos nada cambiara, la situación para los habitantes de Gaza y Cisjordania no mejorara en nada, peor, para los refugiados palestinos. Hay cambios retóricos, simbólicos que poco sirven para su opresor Israel que ya autorizo 3.000 nuevos asentamientos en Cisjordania y Jerusalén, tampoco los cambios superficiales dados a Palestina, significan nada para el propietario de la ONU, EEUU.

Con este nuevo asentamiento estratégico Israel conectara a los 35.000 habitantes asentados en Male Adumin en Cisjordania con las colonias judías de Jerusalén este tomadas en 1967. Este es un proyecto político- militar que parte en dos a Cisjordania quitándole continuidad territorial, vial, comercial, económica y cultural-religiosa al futuro Estado palestino.

Este proyecto colonial está diseñado desde hace rato por los anteriores gobiernos de tel Aviv, encontró resistencia publicitaria de EEUU de la Unión Europea y de la ONU que solo recuerda a Benjamín Netanyahu que eso no debe hacer porque el colonialismo ya no está permitido a menos que Washington lo autorice y la organización lo apruebe en un pleno que no será por mayoría absoluta.

Con respecto a palestina la ONU tiene algo así como unas 20 resoluciones condenando los asentamientos porque la colonización es ilegal, pero, el problema es, que ya nadie cree ni acepta a la ONU después de la invasión a Irak, aprobada por una mentira conocida como armas de destrucción masiva de Saddam Hussein, misma mentira que hoy toma cuerpo con Siria y la utilización de armas químicas porque necesitan ese espacio aéreo para la guerra contra Irán.

Se percibe una exagerada euforia respecto a la adhesión de Palestina a la CPI (Corte Penal Internacional) regulada por el estatuto de Roma y a la que no pertenece EEUU; en el pasado Palestina presento acusaciones contra generales y políticos judíos por crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad que no prosperaron porque Palestina no era un Estado reconocido por la ONU.

El mundo de la ONU es tal que solo engendra manipulación, ignorancia, indagación, hipocresía con los intereses geopolíticos de EEUU, Europa o de sus satélites como Israel.

En cuanto realista Palestina como estado observador es una simple apariencia diplomática para tener acceso a la UNICEF, FAO, OMC o participar en la convención de Ginebra o en el pleno de la asamblea de la organización sin voto. Es la versión política de la ONU porque la acción del imperialismo desempeña un papel que sin duda es fundamental para la inestabilidad socio-económica de la humanidad.

Ser un estado miembro de la ONU no garantiza que EEUU o Israel o una coalición liderada por el pentágono y la OTAN los invadan o bombardeen ejemplos hay por docenas de estados invadidos, bloqueados o sometidos a una permanente guerra sucia, ahí están Cuba, Irán, Corea del Norte, Venezuela, Ecuador, Libia, Siria, Afganistán, Irak, Republica Dominicana, Panamá, Granada, Camboya, Vietnam, Bolivia y otros muchos países miembros de la ONU sometidos desde el 2009 a la nueva reglas de la guerra justa dictaminada por el Nobel de la paz entregado a Obama.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2134 veces.