Cómo la campaña contra Chávez atenta contra el país

En el debate político democrático, se espera que cada grupo de actores proponga su visión, su ideología y una serie de características particulares, que cada uno de ellos considera “razones” por las cuales deben asumir el gobierno del país; partiendo de que cada uno de ellos actúa y pretende gobernar para el bienestar de los ciudadanos.

Es obvio que cada posición ideológica puede ser cuestionada por los opositores; pero lo más común es que se enfrenten grupos de idéntica ideología, como en la Cuarta República, y en consecuencia se debata en función de comportamientos personales, muchas veces “supuesto” o más grave aún, en función de “orígenes”, con marcado racismo, “formación profesional” la cual no aplica en política por cuanto ninguna profesión inocula la visión universal del estadista u otras características que aunque más altisonantes, llegan a ser simples insultos.

En la Quinta República ha cambiado radicalmente el alcance de la democracia y principalmente los políticos de oposición no se han dado cuenta. Pierden la oportunidad de debatir ideologías, que es de lo que se trata y continúan actuando como en la cuarta, tratando de vender un jabón o un chocolate inocuo y de agradable aroma, vilipendiando el producto competencia, atribuyéndole contenidos cancerígenos.

Lamentablemente, los ideólogos de la oposición han esgrimido contra el chavismo, elementos que van más allá y corroen bases fundamentales de la nación que supuestamente quieren gobernar; así, en la exacerbación de la delincuencia, la estimulan; en la supuesta tesis de que los chavistas odian a los escuálidos, producen unas manifestaciones inhumanas de asco, odio, rabia, etc. de los escuálidos contra los chavistas, que los hacen expresarse como esbirros de la peor ralea, deseando muertes, llamando monos, hasta implorando a Dios que “destruya esa raza chavista, no dejando de torturarla previamente”.

Lo que cualquier ser pensante de derecha, digo: humano, inteligente…, se debería preguntar es: ¿qué país van a gobernar si algún día ganan? Por el camino que vamos, con estos zagaletones que andan destruyendo las instituciones, el gentilicio, dándole patadas a sus propias mesas… y a las demás también, auspiciando la delincuencia (que es una actividad marcadamente de derecha), propiciando la ciudadanía “alzada”, la arrogancia fascista, trastocando la cordialidad vecinal, actuando como villanos de película gringa, etc. y alertando de que cuando terminen de destruir a este “país de m…..”, se van demasiado y bien lejos; vamos simplemente hacia la destrucción de Venezuela, para el beneficio de intereses ajenos al venezolano.

La Revolución Bolivariana y el Socialismo del Siglo XXI tienen propuestas concretas que ya en 14 años se van consolidando. En la medida de lo posible, en las ciudades pobladas del país desaparecerán los ranchos, a cambio de infinidad de casas y edificios que se construyen aceleradamente; muy pronto, la llamada clase media, abultada por la incorporación de cada vez más personas con seguridad social, formación y trabajo digno, podrá accesar bienes para su comodidad sin sufrir la especulación de los monopolios… ahora sí vamos bien… ¿quieren discutirlo civilizadamente?

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 956 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /tiburon/a153231.htmlCUS