Arañero, ¿sabes por qué voté por ti?

Te lo voy a confiar por esta vía debido a una razón muy sencilla: es más fácil que Tiburones de La Guaira logre coronarse en el beisbol venezolano antes que tenga yo la ocasión de platicártelo personalmente.

Todo arrancó el 4 de febrero de 1992. No, no creas que fue el mundialmente famoso Por ahora lo que cautivó mi decisión de adosarme a tu rebelde insurgir. Sin quitarle méritos a esa advertencia temporal que enorme valor tiene, indiscutiblemente- fueron las agallas, por no decir otra cosa, que tuviste cuando ante el país asumo la responsabilidad de este movimiento militar bolivariano.

Hermano, ¡usted hizo gala de unos bríos que en este país estaban lapidados desde hacía años! Acá, como bien sabes, nadie daba la cara por nada. Peligrosamente se colectivizaba una cultura que hacía quedar bien a todo el mundo al momento de meter la cabeza bajo la tierra. Tenemos un héroe propio comenté días después a algunos panas con quienes estudiaba en la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela.

¿Sabes que más me hizo tantear tus huellas? El rescate de la Doctrina Bolivariana, campeón. Mencionar las hazañas de Simón era cuasi que delito o burla en el mejor de los casos. Aquello de que el mejor sistema de gobierno será aquel que le proporcione a su pueblo la mayor suma de seguridad social, la mayor suma de estabilidad política, y la mayor suma de felicidad posible me cautivó desde chamo. Saber que compartías ese postulado me hizo concluir: ¡este es el hombre!

Algo más que también rescataste fue ubicar con nombre y apellido al causante de todos los males de nuestro pueblo: IMPERIALISMO. Sí, pana: sólo el Partido Comunista se atrevía a machacarlo y uno lo secundaba corriendo el riesgo de que nos internaran en Lídice, porque sólo los locos osábamos mentar ese cáncer.

Lo demás, es historia conocida. Tu apego al respeto a los derechos humanos y tu terquedad en cumplirlos y hacerlos cumplir se encargaron del resto. ¿Qué si lo volvería a hacer?: ufff..muerto de la risa.

[email protected]

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2084 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /tiburon/a152412.htmlCUS