La madera de que estamos Hechos: Nación nacida para ser libre

La Historia de la República Bolivariana de Venezuela está llena de episodios que rebelan que ésta nación esta hecha de una madera muy especial, una madera tan especial que podría resumirse en ésta expresión: Nación Nacida Para Ser Libre.

Este síndrome de la libertad esta bien enraizado en el venezolano de hoy. A los venezolanos no nos gusta que nos pateen, que nos engañen, que nos discriminen. No nos gusta que se maltrate al débil delante de nosotros. ESO NOS SUBLEVA.

Esta condición libertaria la llevamos en la sangre, es una herencia genética y cultural.

Los nativos y los Caribes entre otros grupos indígenas, se cuentan entre los aborígenes que más esforzadamente se opusieron a los conquistadores Españoles.

El estado Nueva Esparta lleva ese nombre, porque los Españoles asombrados por el valor de sus habitantes en la guerra de la independencia, la llamaron la nueva Esparta, pues en su valor en el combate solo tenían parangón con la ESPARTA GRIEGA, Nación en la cual lo más selecto de sus habitantes eran entrenados como soldados profesionales, con la conciencia de morir en el combate antes, que huir delante del enemigo.

Los soldados de la hoy República Bolivariana de Venezuela, conducidos por el Libertador, dieron libertad a Bolivia, Perú, Colombia, Ecuador y la hoy Panamá, además de esta nuestra patria, sin exigir a cambio nada. Contrasta este hermoso hecho Histórico, indubitable, con la rapiña, muerte, terror y desolación que, a través de la Historia, los soldados invasores han llevado, y llevan, a los pueblos que sufren la invasión.

Una anécdota sirve para ilustrar la grandeza espiritual de los soldados Venezolanos, por ende del Pueblo de la República Bolivariana de Venezuela. Cuando el General Antonio José de Sucre, después de lograda la victoria en Ayacucho, le es presentado el Virrey Español derrotado en al batalla, El Virrey le saluda con un: “Gloria al vencedor”, ante lo cual Sucre contestó: “Honra al vencido”.

Es importante ésta anécdota, pues contrasta con las torturas, mutilaciones y vejaciones a que normalmente los vencedores de otras naciones le infligen a sus enemigos derrotados.

En resumen, hemos regalados libertad, por que nacimos, porque es nuestro destino ser una nación libre.

Consolidaremos nuestra madera de nación para la libertad con la victoria de la Revolución Bolivariana, con el Presidente CHAVEZ, ESTE 7 DE Octubre,

Sin temor, el compromiso es ir votar masivamente por el candidato de la patria para seguir siendo libres y sumar, con la ayuda de Dios, la derrota de otro imperio es otro logro a histórico muy importante como nación: ¡nacida para ser libre!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1540 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /tiburon/a148779.htmlCUS