La integración de Venezuela al Mercosur es un jaque a la burguesía tradicional venezolana

La burguesía tradicional venezolana, ubicada fundamentalmente en el tercer escalón de la economía, comerciante y consumista, ensambladora y heredera de los dogmas políticos más conservadores, siempre viajera de los vientos coloniales, de allí su tendencia a depender y reproducir las mercancías de las empresas imperialistas. Esta burguesía inculta y comercial se enfrentará al mayor reto en su corta historia: la amenaza de su quiebra política y económica.

Por más de 10 años y en reacción al proceso bolivariano, esta burguesía ha realizado sabotajes a la economía, conspiraciones y hasta golpes de estado, su expresión política ha dejado claro que llevarán el proyecto del imperialismo hasta sus últimas consecuencias, por ello el candidato Henrique Capriles habla en su programa de gobierno de una especie de PDVSA que no contribuya al desarrollo social y por el contrario se refiere al desarrollo económico como el apoyo a los capitales transnacionales.

Por otro lado, las fuerzas bolivarianas liderizadas por el presidente Chávez han superado este periodo de resistencias y acumulación de fuerzas, han ganado aliados importantes en el mundo, incluyendo a las fuerzas políticas- económicas de Brasil y Argentina y con estas ha logrado la aprobación de entrar al Mercosur. Chávez ha pensado la independencia en términos continentales, prefiere una burguesía grande (Mercosur) con quien dialogar que una oligarquía rastrera, improductiva y conspiradora que en definitiva favorecerá los intereses económicos de las transnacionales norteamericanas. Con la entrada de Venezuela al Mercosur no habrá términos medios, la oligarquía parasita deberá competir con grandes empresas continentales, reafirmándose la sentencia de esta campaña electoral; el 7-Octubre nos jugamos la independencia definitiva.

La contraofensiva del imperialismo o recomposición de la izquierda en el continente.

Los golpes de estado en Honduras y Paraguay al final de cuentas, no representaron señales de una contraofensiva del imperialismo en la región, más bien una señal de desesperación! Los gobiernos progresistas de estos países, llegaron al escenario político apoyado por débiles partidos liberales que sucumbieron ante las primeras radicalizaciones de sus jefes de estados, estos son los verdaderos derrotados, también el nuevo rostro antidemocrático o golpista de las derechas; ahora en estos dos países vuelve la izquierda fortalecida con partidos más consecuentes a la pugna política- electoral; en Honduras con Xiomara de Zelaya y el próximo año en Paraguay muy probablemente la izquierda logre vencer, cambiando el panorama latinoamericano. Cabe destacar, que el dogma conservador del Partido Colorado no le permitió ver en la compra-venta con los liberales paraguayos en el negocio de derrocar a Lugo que esta acción los aislaría del escenario continental y le abriría las puertas a Venezuela al MERCOSUR.

Venezuela en el MERCOSUR.

Este 31 de Julio se hizo efectiva la incorporación de Venezuela al MERCOSUR, esta política introducirá unas nuevas cualidades a la economía venezolana; siendo una zona libre de aranceles entre sus integrantes, tan solo exceptuando productos como el azúcar y el sector automotriz, el MERCOSUR es el mayor productor de alimentos del mundo, la industria pesada y ligera brasileña y Argentina son de las más importantes del planeta, la conocida burguesía paulista integradas por los hombres mas ricos del continente, estará muy complacida de esta medida: Eike Batista quien tiene grandes empresas de petróleo, gas, energía, minería, de industrias navales offshore, Joseph Safra de capital financiero, Jorge Paulo Lemann de una poderosa industria cervecera entre otros, forman el panorama del mercado del sur.

Ante este enorme reto, el presidente Chávez afirmó recientemente que la independencia se fortalecerá con el ingreso a MERCOSUR, en tanto, anunció la creación de un fondo para apoyar al empresario venezolano con el propósito de incrementar la producción nacional, y satisfacer el consumo interno e incrementar la exportación. Frente este anuncio, el presidente ha hecho un llamado a todos los empresarios venezolanos a dialogar, algo parecido al llamado a los adversarios de montarse en el último barco.

Un dato muy importante, seguramente muy observado por las burguesías de Brasil y Argentina, es que Venezuela tiene el nivel de ingreso per cápita más elevado del MERCOSUR 6,736 dólares, seguido de Brasil con 5,717 dólares; esto se hace más apetecible si comparamos que el PIB de Brasil y de argentina es muy superior al de Venezuela, lo que se traduce que la gran tajada de nuestro mercado interno se lo llevan los empresas de Estados Unidos y Colombia, por lo que nuestra incorporación será un mercado muy ansiado para posesionar las mercancías de estos países en el mercado interno.

De esta forma se abre una compuerta, donde la burguesía venezolana tendrá que abrirse de su sumisión a las compañías transnacionales imperialistas e ingresar con apoyo del gobierno nacional al MERCOSUR u optar por la quiebra más vertiginosa y rápida de tipo económica que repercutirá considerablemente en la quiebra política de todos los partidos de la derecha como los conocemos hoy. El 7 de Octubre ciertamente será la fecha del entierro político de los sectores conservadores de derecha y la victoria de las fuerzas bolivarianas hacia un nuevo período caracterizado por nuevas unidades y luchas de contrarios.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5748 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /tiburon/a148372.htmlCUS