Peligro, Venezuela debe armarse de inmediato con máxima prioridad

El imperio crea fobias contra los países a ser desestabilizados a fin de cambiar su gobierno por uno complaciente, de estirpe oligárquica y amante de ser colonizado para así entregarlo a los EEUUAA y sus lacayos de la OTAN e Israel. Así ha creado la Irán fobia para que ese País sea catalogado como peligroso, en grado sumo, a la estabilidad del Medio Oriente; otro tanto pasa con Siria, a quien se le trata como de tener un Gobierno dictatorial y criminal; por cierto, es de este País y su actual situación que debemos aprender mucho porque su caso es el más parecido con el nuestro. Esta fobia no solamente está en la expresión de los administradores del régimen fascista, capitalista y plutocrático de los EEUUAA, sino que también está en la boca de los Gobernantes de sus países lacayos de la OTAN y de Israel. Se utilizan los medios de comunicación de cualquier tipo al servicio de dichos Gobiernos: Iraq, Afganistán, Libia, Irán y Siria son un ejemplo claro de este tipo de proceder, que por demás es poco ético y excesivamente manipulador, se cambian los hechos y las verdades son sustituidas por burdas mentiras.

El día 27 de este mes de julio del año dos mil doce, se publicó un artículo en el diario al servicio del imperio, el Washington Post,  donde se califica al Gobierno Venezolano de: “Una amenaza para el Continente Americano; y, añade: “Mientras que viva, Estados Unidos debería hacer lo que pueda para preservar y proteger a los demócratas de Venezuela; se va a necesitar de ellos para lo que puede ser un largo y prolongado proceso de reconstrucción”. Estas frases entre comillas revelan que se está agregando más leña al fuego contra Chávez y por ende contra Venezuela, sobre todo, cuando expresa: “Preservar y proteger a los demócratas de Venezuela; déjenme decirles, que los demócratas de Venezuela no son precisamente los que ustedes están protegiendo, esos de demócratas no tienen ni un pelo, esos son simplemente peones de ustedes y su verdadero papel es el de desestabilizar al País, bajo sus órdenes estrictas , para luego convertirnos en su colonia, tal y como éramos en la IV República, en dos platos son apátridas, no aman a Venezuela y mucho menos a su pueblo, sólo aman las dádivas en Dólares que están recibiendo del imperio, así como las jugosas comisiones que recibirán por entregar a nuestra industria petrolera al País del Norte.

Pero del análisis de las frases, contentivas del artículo, arriba expresadas, los más importante es que directamente nos están diciendo que nos van a destruir y que la tarea de la reconstrucción está en manos de esa oposición apátrida y perversa; y, así relatan: “ Se va a necesitar de ellos para lo que puede ser un largo y prolongado proceso de reconstrucción”. Más claro no canta un gallo; por cierto, que esta noticia coincide con otra que escuché de boca del periodista José Vicente Rangel en su programa José Vicente Hoy presentado en Televén hace unos pocos domingos atrás, donde en una reunión del presidente de una encuestadora local se había reunido con personal de la Embajada de los EEUUAA en Caracas, donde estos le comunicaban que la actual tendencia arrolladora del candidato Chávez iba a sufrir un brusco retroceso, porque iba a suceder un acontecimiento de impredecibles consecuencias que iba a obligar a ello. Díganme ustedes queridos lectores si esto no coincide con la anterior noticia; les propongo que unamos ambas notas de manera que se lea así: “Como resultado de un acontecimiento de impredecibles consecuencias, se va a requerir de un largo y prolongado proceso de reconstrucción”. No se necesita tener más de dos dedos de frente para darse cuenta que este acontecimiento es parte del plan “B” imperial, ya que no va a ser posible que esa oposición apátrida pueda remontar la gran brecha,  a favor de Chávez, que existe entre ambos candidatos. No se trata, por tanto, de maniobras electorales encuadradas dentro del marco de  nuestra legislación, se trata de un acontecimiento de extrema gravedad, donde van a morir muchos compatriotas y donde nuestra infraestructura va a sufrir un deterioro de tal magnitud, que se va a necesitar de un largo y prolongado proceso de reconstrucción; no lo digo yo, lo dice el propio imperio.

Ahora, si enlazamos estas noticias con el marcado interés del imperio en hacerse de nuestras grandes reservas de petróleo, y más que marcado interés la necesidad que a ellos los aqueja de poder poseer tales reservas a los fines de poder llevar a cabo sus planes de dominación ”global”, entonces podemos deducir que estamos en grave peligro; pero también podemos deducir que tal acontecimiento de impredecibles consecuencias va a tener su momento entre una y tres semanas antes del 7OC, ya lo dije en mi anterior artículo. Esto nos da un respiro de aproximadamente  ocho (8) semanas; en ese lapso debemos ajustar todos nuestros planes para tratar de minimizar los efectos de dicho “acontecimiento”.

Debemos volver a Siria, esto, también, lo he dicho por enésima vez, lo que está pasando en Siria se va a repetir en nuestro sagrado suelo: terroristas entrenados por Israel en territorio colombiano ya están  preparados para entrar a nuestro País, si es que acaso no lo han hecho ya, se trata de paramilitares que actuaron bajo las ordenes del asesor de campaña de la oposición, el ex Presidente de Colombia Álvaro Uribe, que siendo un narco-paramilitar ha tenido la desfachatez de insultar a nuestro Presidente tratando de compararlo con él. Volviendo a Siria, el Gobierno de Estados Unidos ha dicho públicamente que les ha suministrado armas a los rebeldes sirios y, lo más grave, que se las continuará proporcionando; volvamos a Venezuela, este proceder no va a variar para con nosotros, ellos saben que la lucha por Siria es la lucha por un enclave geopolítico y geoestratégico, pero que en nuestro País es la posesión de ingentes recursos energéticos. Pero, de qué tipo de armas estamos hablando, no sólo se trata de fusiles y de armas de tipo personal, se trata de armamento pesado: artillería móvil, misiles antiaéreos móviles, artillería antiaérea móvil, misiles anti-blindados móviles y drones (aviones no tripulados) para tratar de asesinar personalidades representativas del Gobierno, fundamentalmente nuestro Presidente.

Frente a esta situación, extremadamente grave, debemos adquirir muchos lanzamisiles móviles para destruir los lanzamisiles del enemigo, sean de superficie-superficie o de superficie-aire; adquirir más lanzamisiles portátiles para utilizarlos contra los drones enemigos. Debemos, igualmente, adquirir más aviones de caza, sean sukhois 30 o 35, porque en ausencia de misiles superficie-superficie de mediano alcance para destruir las bases militares enemigas, sólo disponemos de nuestra aviación de caza, que además de los misiles ya señalados, tiene el potencial de destruir, no sólo  dichas bases, sino  las columnas enemigas en nuestro territorio y de todo tipo de armamento que estas posean. Siempre dije que comprar 24 aviones de caza era un acto propio de la IV República porque estábamos protegidos por el imperio y no hacía falta adquirir más de ese número, pero ahora es contra el mismísimo imperio que debemos defendernos; y, por tanto, lo que tenemos está muy por debajo de lo que pudiera requerirse. De otra parte, y también lo he dicho por enésima vez, que hay que incrementar la Reserva Nacional Bolivariana hasta hacer realidad el concepto de pueblo en armas, donde todo venezolano patriota esté preparado para la defensa de la Patria; y, sobre todo tenga la oportunidad de poder defenderla, porque ello además de un deber es un derecho que engrandece a quien la ejerza.

Ahora bien, además del corto lapso de ocho semanas de que disponemos para enfrentarnos al plan “B” del imperio, se agrega un nuevo impedimento, y es que se pretende aprobar una nueva Resolución de las Naciones Unidas para evitar que los pueblos puedan defenderse, de manera de allanarle el camino al imperio para ejecutar sus planes de dominación “global”; se trata de  regular el comercio de armas en el mundo, esta Resolución aun no ha sido aprobada, pero su finalidad es la de impedir que aquellos pueblos que osen por permanecer libres de la dominación del imperio se le impida comprar las armas para su defensa, Resolución esta que por ser de las Naciones Unidas es de obligatorio cumplimiento; por tanto, el armamento para nuestra defensa que no adquiramos antes de su aprobación, no será posible su adquisición en el mercado internacional de armas porque el imperio lo va a impedir. Por ello, no sólo estamos urgidos por el lapso de ocho semanas ya analizado, sino por esta nueva limitación que se nos pretende imponer.

Todo lo anterior nos obliga, de forma apremiante y prioritaria, que adquiramos todos aquellos sistemas de armas requeridos para hacerle frente a ese acontecimiento de impredecibles consecuencias cuyo fin es destruirnos y causarnos innumerables muertos. Esto nos llama, en consecuencia, a posponer los gastos superfluos para así poder dar cumplimiento a nuestra supervivencia como Estado libre e independiente y a la vida de nuestro glorioso pueblo, sobre todo de esos niños que van a ser, injustamente, inmolados por esas huestes de terroristas importados y los de aquí, que ya sabemos que son los tontos útiles de esa oligarquía fascista y apátrida que pretende vendernos al imperio a cambio de nuestro petróleo y de nuestra dignidad. A esos falsos venezolanos les digo que, antes de cometer tal genocidio, lo piensen dos veces, porque de la furia de nuestros patriotas no escaparán ustedes ni sus colaboradores; además, cuando el imperio criminal lanza sus bombas estas no vienen con nombre y apellido, van dirigidas a ustedes también, a sus hijos y demás familiares, el ejemplo lo tenemos en Yugoslavia, en Afganistán, en Iraq, en Libia y en Siria, más de dos millones de asesinados y ustedes no serán más que un número entre ellos; no sean tontos útiles, abran los ojos, porque de ustedes va a depender que podamos vivir en paz y en democracia.

Independencia y Patria Socialista, viviremos y venceremos

[email protected]

 Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y Abogado del Pueblo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1272 veces.

Comparte en las redes sociales