Anticastrista cubano es financiado por agencia de espionaje de Canadá para desestabilizar Venezuela

A través de oeneges, el espionaje internacional hace un minucioso trabajo para influir en la campaña venezolana. Recientemente, el Instituto Venezolano de Genealogía (IVG), dirigido por el cubano anticastrista Antonio Herrera Vaillant, quien a su vez dirige la Red Interamericana de Experiencia en Competitividad (www.riacnet.org), ente financiado por la agencia Canadian Internacional Development Agency (CIDA), la cual tiene presencia en Afganistán para acciones encubiertas y manejo de inteligencia tribal, revelan fuentes consultadas.
 
El mapa de inteligencia identifica al movimiento anticastrista con fuerte presencia en la campaña electoral local, apoyado por Estados Unidos y países europeos. El objetivo de contratar organizaciones no gubernamentales con sede en Venezuela consiste en evitar la detección de financiamiento directo y transferirlo a los mismos integrantes que forman parte de otras organizaciones en el exterior. Un ejemplo de ello es que el presidente de AVG, dirige también la Red Interamericana de Experiencia en Competitividad (REDCOMPETITIVIDAD) con dirección 1889 F Street, N. W. Suite 750, Washington, D.C. 20006 e Interamerica Corporate Advisory Network. con sede en Bogotá, Colombia.
 
Históricamente, el anticastrismo radicado en Venezuela ha estado unido a los servicios de inteligencia norteamericano. No es de extrañar que Herrera Vaillant, ocupara altos cargos en la Organización Cisneros, fundada por el cubano venezolano Diego Cisneros.
El entramado de conspiración ubica a estos personajes en posiciones oscuras y difíciles de detectar por sus actuaciones como agentes encubiertos y se pueden mimetizar hasta en una cofradía de San miguel Arcángel.
 
El Instituto de Genealogía de Venezuela conforma un entramado con lo más granado del linaje puro en un país donde el 70 por ciento de su población es mestiza y saca a la luz en plena campaña una dudosa familiaridad del candidato de la derecha con el Libertador de América con intenciones nada claras hasta el momento. La AVG la conforma un familiar de Isaac Pérez Recao, agente que prestó la seguridad privada a Pedro Carmona Estanca durante el golpe de abril de 2002.

Sigue en marcha el apoyo financiero de los gobiernos extranjeros a través de organizaciones no gubernamentales para influir en el proceso electoral. Las autoridades deben centrar su atención sobre los movimientos de ciertos personajes contratados para fines oscuros. Cada organización tiene sus ramificaciones y todas coinciden en sus objetivos: repetir el golpete Estado de 2002.

[email protected]

(*) Prensa AN

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1962 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

¡Palo al Tiburón! Contra el Imperialismo en Defensa de la Soberanía

Internacionales

US Y /tiburon/a147510.htmlCUS