La corrupción en la ONU

Muchas naciones han exigido una reforma completa de la Organización de las Naciones Unidas (ONU): Brasil, Venezuela, Bolivia, Alemania, Japón.... Llama la atención que el mismo organismo ha planteado a sus agencias que necesitan reformas: la reducción de burocracia, más intensa la cooperación de los parlamentos nacionales, recortes de cargos de dudosa eficacia, eliminar las duplicaciones de departamentos, integrar más naciones y una larga lista, pero en ninguna lado se menciona reformar la Oficina de Supervisión Interna de Naciones Unidas( OIOS por sus siglas en inglés) se encarga, entre otras, de supervisar la ética de trabajo para combatir la corrupción interna.

Una reforma profesional, con fuertes requerimientos éticos es necesaria e indispensable y pronta que debe haserse por ejemplo con las fuerzas de pacificación o más conocidos como los “Cascos Azules”. Son soldados que lo integran diversos paises coordinados por la ONU. El propósito de estas fuerzas en las regiones conflictivas son aplicar o supervisar el cumplimientos de acuerdos relativos al control de los conflictos, evitar nuevos choques de los grupos enfrentados, que se cumplan las resoluciones, proteger y prestar ayuda humanitaria en diversas partes del mundo.

El periodista peruano Eric Frattini en su libro: “ONU: Historia De La Corrupción” (2005) muestra muchos casos de abusos por parte de los cascos azules. Cita la investigación de Graca Machel, actual esposa del líder sudafricano Nelson Mandela, donde aparece que en 1993 la niña N.G.F. de doce años fué vendida por su padre a un soldado de la ONU, por 15 dólares, fué violada en un hotel en Camboya. En 1996 la relatora especial de la ONU Ofelia Calceta- Santos denunció que la llegada de los cascos azules a Camboya aumentó la prostitución en las calles de Phnom Penh, el 35 por ciento de ellas tenía de doce a diecisiete años. Nadie ordenó una invetigación oficial ni fué procesado.

En 1993 una unidad de cascos azules de Pakistan disparon contra una manifestación de civiles desarmados. En Somalia, cuando la guerra civil y el hambre, salió en Bélgica en 1997 la imagen escandola que muestraba a dos soldados de la ONU agarrando a un niño somalí por los pies y las manos y colocandolo sobre una fogata. ¿Saben cuál fué el castigo para los cascos azules? Una simple reprimenda.

Los cascos azules fueron ganadores del Premio Nobel de la Paz en 1988, estos mismos ironicamente reprimieron una manifestación pacífica en Haití en el 2010. Protestaban porque los los soldados descargaban sus heces en un importante rio que usaba una población haitina. El saldo fué de dos haitianos asesinados. En El Salvador, despues del fin de la guerra 1992, nos relata un ex-militar salvadoreño que los soldados de la ONU se creían los dueños de las carreteras, llegaban aveces en carros de lujo, intimidaban a la población, se dedicaban a enamorar a las muchachas en las esquinas. ¡Ni mencionar el muy conocido y gran escandalo planetario del programa de “Alimentos Por Petróleo” (1995-2003) auspiciado y encubierto por altos mandos de la ONU con el dictador Saddam Hussein en Irak!.

En Junio de 2010 se vió obligada a renunciar la jefa de OIOS, Inga-Britt Ahlenius debido al “deplorable” liderazgo del Secretario General Ban Ki-moon. Lo acusó a él y sus colaboradores más cercanos de socavar los intentos de combatir la corrupción interna interna.

Una reforma en la ONU es muy necesaria e urgente para el organismo internacional más importante en materia de paz y derechos humanos. Su gran labor y servicio desde su fundación en 1945 al mundo es elocuente y conocido, pero para evitar los actos corruptos o abusos de unos pocos que sigan socavando la confianza y respeto que se le tiene todavía en el mundo, es necesaria una reforma en todos los niveles, incluyendo nuevas directrices, requisitos y exigencias éticas para los cascos azules.


pitirre_2000@hotmail

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2406 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

¡Palo al Tiburón! Contra el Imperialismo en Defensa de la Soberanía

Internacionales

Anticorrupción y Contraloría Social

US Y /tiburon/a139590.htmlCUS