Habrá una catastrófica crisis económica en el mundo

Hugo Rafael Chávez Frías, dio un anuncio bomba donde mencionó que se repatriaría el oro que Venezuela tiene depositado en el extranjero. Igualmente dijo que habría una recolocación de las reservas. Afirmó que el Banco Central de Venezuela sería el encargado de custodiar el oro en sus bóvedas y con respecto al dinero a recolocar sería dispuesto enviarlo a la China, Rusia y Brasil.

Ya nuestro parlamento aprobó esta propuesta en pleno.

Cuando nuestro presidente dio tales declaraciones salieron desde la oposición con “bombas incendiarias” que solo perjudican el ambiente electoral que entra. Evidentemente que en una época como la que estamos atravesando, debemos cubrirnos de los riesgos que representa, tener tanto dinero en oro y en monedas, en manos de quienes en cualquier momento, caerán en una espiral descendente y en emergencia. Es por ello que los economistas financieros recomiendan que se aseguren sus inversiones.

Nuestras reservas en oro representan el 58.8 %.

Se tiene que este subirá a mas de 2.000 Dólares la onza. Será un verdadero refugio.

Las reservas monetarias de Venezuela están depositadas en Reino Unido (17,90%), Panamá (0,67%), Estados Unidos (11,31%), Alemania (0,68%), Francia (6,48%) y Suiza (59,17%), que albergan 29.000 millones de dólares. Las reservas de oro custodiadas por entidades en el exterior, suman 211,35 toneladas, equivalentes a 11.058 millones de dólares, mientras que el oro que se encuentra en el exterior representa el 57, 8% del total que posee la República Bolivariana.

Se dice que tener el oro en nuestro país, crearía un problema para los créditos que se solicite, soportándolos con las reservas, igualmente los apátridas afirman que estas medidas son presiones de China, Rusia.

Pero se debe tener en cuentan para aquellos que quieren regalar lo nuestro que Hugo Rafael Chávez Frías, fijo su criterio con respecto a la “nacionalización de la industria del oro” mediante una nueva ley que firmará próximamente y con ello incorporar la producción aurífera alas reservas internacionales de la nación.

Afirmó nuestro presidente que en la zona sur del río Orinoco, existe una de las reservas de oro más grandes del mundo, además de importantes yacimientos de piedras preciosas, coltan, diamantes, bauxita y hierro.
Ahora debo manifestar mi aceptación sobre estas medidas, ya que los economistas tratan de tapar el desastre que se avecina y tener nuestras reservas en manos de quienes caerán en caos económico-financiero sería un riesgo altamente peligroso.

Ello lo digo con propiedad, ya que se avecina una grave crisis mundial que podría ser igual o más grave a la quiebra de Lehman Brothers.

Tenemos en la actualidad una recesión de doble caída la llamada doublé-dip recession.

La crisis del 2008, provino de la insolvencia de las grandes instituciones internacionales, lña solución fue la solución capitalista, salvar los bancos con recursos fiscales.

En la actualidad existe una falta de confianza a los gobiernos de los EE UU y Europa y se traduce en la drástica caída de las inversiones y el gasto de las empresas que se reflejan en desempleo y muy bajo niveles de confianza de los consumidores. Las medidas aplicadas serán desastrosas en el capitalismo extremo, mientras que las medidas oportunas de nuestras reservas serían una verdadera solución para el resguardo de Venezuela.

Los gobiernos tantos de Europa como de los Estados Unidos han mostrado muestras de incapacidad absoluta. La problemática transformada en conflicto entre OBAMA y el Parlamento en cuanto a la negociación del techo de la deuda confirmó los perores tremores.

Por ello en América Latina se han prendido las alarmas y puedo decir con propiedad igualmente que Venezuela, mediante su sistema financiero se encuentra blindada ante cualquier escenario de doble recesión.

Pronto tendremos una grave crisis financiera en el mundo y es por ello que me complace que el gobierno ponga a salvo nuestras reservas, de lo contrario no sabremos a donde van a parar.

Los Estado Unidos caerá inefablemente en la doublé-dip recession. Tenemos que existe por esos lares que el PIB creció a o,4% en el primer trimestre y 1,3% en el segundo. Por otra parte el desempleo llega a 9,1 % que equivale a 13.9 millones de desocupados. De igual manera el Índice de Actividad Manufacturera (ISM) llego este año a los mismos niveles del 2.008 avecinando un decrecimiento en materia industrial. Por otra parte la perdida de riqueza, en tan cacareado capitalismo, y en la bolsa de valores hasta hoy va en 6.7 % . Se tenía que la economía en los EE UU crecería en 3.5 % en este año, hoy se espera un 1.5 %. Tanto es así que el pronóstico del Banco JP MORGAN recorto su pronóstico de 2% a 1.5%.

Por otra parte el consumo muestra debilidad, en un país capitalista, donde el indicador de confianza de los consumidores cayo al mismo nivel de hace 30 años al pasar de 63.7 en julio a 54.9 en julio.

Bueno dónde está ese capitalismo que ha hecho que las familias de Norteamérica, hayan perdido riquezas, dónde está el perfil bueno de ese sistema.

Lawrence Summers, ex secretario del Tesoro de Estados Unidos, estima que la probabilidad de que el país entre en fase recesiva es de 1 en 3. “El alivio pronto cederá paso a la alarma sobre el futuro económico y fiscal de Estados Unidos”, afirma. Para Goldman Sachs, la economía está peligrosamente cerca de caer al abismo. The Economist dice que la probabilidad de una doble recesión ha crecido de manera alarmante, empujada por la descalificación estadounidense y por la tormentosa aprobación del aumento del techo de la deuda y la debilidad y ambigüedad del acuerdo que la hizo posible.

El gran temor es que se repita lo que sucedió durante la Gran Depresión. Tras la caída de Wall Street, en octubre de 1929, las acciones tuvieron varios meses de alzas. Luego, en la primavera de 1930, se inició la quiebra de varios bancos y las acciones volvieron a caer, con más fuerza. En 1931, la crisis financiera contagió Europa y en 1933 los bancos quebraron de forma generalizada. Lo más grave es que el proceso estuvo acompañado por elevadísimos niveles de desempleo, de 20% a 30%, y desencadenó crisis políticas en varios países.
Lo que suceda en EE UU afectará indudablemente a Europa, a quien en forma de virus será afectada por la enfermiza economía estadounidense.

En el Viejo Continente, donde se encuentran nuestras reservas, los esfuerzos están concentrados en contener la expansión de una crisis de deuda soberana que comenzó con el llamado grupo de los Piigs (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España). Lo que en principio parecía ser una crisis de las economías de la periferia de la zona del euro, hoy se ha convertido en un problema que está cada vez más cercano al núcleo económico de la Unión. Primero fueron Irlanda y Grecia, pero hoy es claro que Italia y España corren también el riesgo de perder el acceso a los mercados financieros para sus papeles de deuda.

El principal riesgo para la zona euro es un efecto dominó desde los países pequeños hacia los grandes. La operación de salvamento de Grecia implicó un cambio en las reglas de juego que se fijaron desde los acuerdos de Maastricht, que son la base de la unión monetaria. En ese esquema, los países europeos acordaron tener una sola política monetaria y una sola moneda, pero mantuvieron la autonomía de sus políticas fiscales. En este frente, el compromiso era que cada uno mantendría la disciplina necesaria para limitar los déficits y hacer posible la unión.

Por todo ello, es necesario que se protejan nuestras reservas y saludo esta decisión de repatriarlas. La oposición no dice nada de esto, se lo mantiene cayados, pero cuando caigan en crisis, lo que sucederá, muy pero muy pronto, dará la razón a Hugo Rafael Chávez Frías.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2078 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas