La Utilización Política de Twitter en Venezuela: Espejo de la Lucha de Clases

El mundo tiene casi 7.000 millones de personas. Actualmente solo existen 500 millones de usuarios registrados en Twitter (de los que un 40% no están activos - no twitean ni retwitean - y de los cuales una cantidad significativa son empresas, caracterizadas por tener el interés económico por encima de cualquier otra cosa, además de que muchos de los usuarios registrados son falsos o redundantes, por suplantación de identidad en algunos casos, o usuarios que tienen varios medios de conexión y varias identidades en Twitter, etc).  Los twitteros  realmente registrados representan mucho menos del  7% de la población mundial.

¿Qué es lo que hace que este grupo minoritario de la población mundial tenga alguna relevancia en la opinión pública nacional e internacional? Simplemente, porque representa un sector de la población con acceso al ciberespacio que tienen mayor poder económico que las grandes mayorías empobrecidas. Es un hecho reconocido que los sectores económicamente más poderosos logran acceso más fácil a las tecnologías, y en Venezuela quizás eso era cierto hasta hace muy poco. ¿Quién accedía a Twitter? Solo accedían aquellos que pertenecían a los sectores más pudientes de la población: aquellos que tienen altos ingresos que le permiten el acceso a Internet, que cuentan con computadoras potentes y telefonía celular de alta tecnología (teléfonos inteligentes o smartphones). Esta observación es una realidad en los países industrializados, al punto que los especialistas emplean indiscriminadamente los indicadores de número de usuarios de Internet y de telefonía celular para medir el nivel de desarrollo de las sociedades. De allí que Venezuela era entendida como un país poco desarrollado en telecomunicaciones, hasta la llegada de la Revolución Bolivariana.

Con el mejoramiento de la calidad de vida concomitante al desarrollo del proceso bolivariano liderado por el Presidente Hugo Chávez Frías (que ha llevado el número de usuarios de Internet en Venezuela (1) de 161.122 usuarios en el año 1998 a 11.774.264 de usuarios en el año 2011, y ha aumentado el número de usuarios de telefonía celular desde 1.102.948 de suscriptores en 1997 a 30.417.261 en 2011 (2)) se ha producido un aumento de la importancia de Twitter en todos sus campos de aplicación, incluyendo el ámbito político. En una democracia dinámica, igualitaria, participativa y protagónica como la venezolana, Twitter se ha convertido en un escenario más de la lucha de clases.

En Venezuela, país de casi 30 millones de habitantes, existen 8 millones de usuarios registrados en Twitter (3) lo que coloca al Venezuela en el  puesto trece entre los países del mundo que mas emplean Twitter, de los cuales 3.666.750 usuarios están registrados en @chavezcandanga (eso representaría que cerca de un 45% de los usuarios registrados desean "informarse" de lo que dice Chávez). Esto es lógico: Chávez es el Presidente de la República, y máximo líder de la Revolución Bolivariana, hecho social de incuestionable relevancia (4).

Al  leer los tweets dirigidos a Chávez, puede observarse que llegan mensajes tanto de opositores como de seguidores de Chávez, pero también puede notarse que los tweets dominantes son los de aquellos que apoyan y están de acuerdo con los pensamientos del líder de la Revolución Bolivariana. Mediante el mecanismo de seguimiento de las opiniones de los líderes sociales que representa Twitter, usualmente el número de seguidores de un usuario o un hashtag determinados solo indicaría cuantos están interesados en la información generada por el líder social, pero no mide la calidad ni la orientación de ese interés. En el caso de Chávez, se rompe esa fórmula, cuando se verifica que la gran mayoría de sus seguidores en Twitter lo apoya (basta ver el resultado electoral del 7 de octubre de 2012, favoreciendo a Chávez).

¿Porque Ricardo Montaner no tiene tantos seguidores en Twitter como Chávez? ¿Por qué Luis Chathaing no tiene tantos seguidores en Twitter como Chavez? Simplemente porque aquello que diga Chávez es más interesante para los venezolanos que cualquier canción o payasada que puedan realizar estos señores. ¿Por qué Chávez tiene más seguidores en Twitter que Globovisión, que es una corporación de comunicaciones con operaciones económicas cifradas en los miles de millones de bolívares fuertes y con claros nexos de financiamiento con capitales extranjeros? Porque Chávez es la noticia verdadera, la realidad que todos buscan, mientras Globovisión es solo un intermediario que ofrece una versión deformada de la realidad (4). ¿Porque la oposición le da tanta importancia a Twitter si no gana elecciones con eso? El Centro de la cosa es el control de "los corazones y las mentes" de las personas de alto poder económico (las personas que acceden a Twitter como forma de vida), base del poder económico de las fuerzas contrarrevolucionarias. La perdida de este grupo social representa una pérdida muy grande para esas fuerzas contrarevolucionarias. Para las fuerzas revolucionarias es un objetivo táctico muy deseable capturar esa colina.

Antes de la aparición de @chavezcandanga, los opositores al Presidente trataban de presentar que la "gente respetable" de Venezuela estaba en contra de Chávez, y que ello se manifestaría en el alto número de usuarios de Twitter que rechazaban o hablaban mal del Presidente Chávez. Pero esta tesis quedo anulada cuando el 28 de abril de 2010 surgió el usuario @chavezcandanga y en menos de un año se ubicó en más de dos millones de seguidores. Actualmente @chavezcandanga se aproxima a cuatro millones de seguidores y es el usuario venezolano con más seguidores en Twitter, superando ampliamente a todas las cadenas de televisión y comunicaciones privadas del país (4).

¿Y cómo fue posible que se tratase de utilizar a Twitter como una herramienta para falsear la realidad, tratando de satanizar la gestión del Presidente Chávez y representar una presunta impopularidad del líder revolucionario? Los representantes del poder económico en Venezuela, contaban -entre otros privilegios- con el acceso privilegiado a esas tecnologías de información, convirtiéndolas en herramienta de desinformación para sus ataques políticos a Chávez, y como recurso de comunicación de contenidos ideológicos a sus seguidores oposicionistas. Esta es una clara expresión de que la lucha de clases se ha instalado en el ciberespacio, donde tal lucha tiende a arreciar con cada nueva innovación.

Pero tal ofensiva contrarrevolucionaria fracasa, ante la naturaleza inclusiva y democratizante de la Revolución Bolivariana, donde el diario esfuerzo realizado por mejorar la calidad de vida de los venezolanos (en medio de todos los problemas, defectos y dificultades) se expresa no solo en viviendas dignas, mejor alimentación, mejores sistemas de transporte, mejor educación, mejor salud, mayor igualdad, sino también en una mayor participación de los venezolanos en los asuntos de la vida pública, lo que implica la necesidad de mayor información.

El mejoramiento del acceso de los venezolanos a los sistemas de información, a Internet, y particularmente a Twitter, se manifiesta en una capacidad de resistencia popular a los actos hegemónicos que en materia comunicacional desarrollan los poderes fácticos (los grandes conglomerados de comunicación privada, los grupos de intereses económicos transnacionales, y las superpotencias hegemónicas capitalistas). Nótese que en este análisis no están incluidos los partidos políticos "tradicionales", los cuales se han evidenciado durante la Revolución Bolivariana solo como apéndices desechables de esos poderes facticos, quienes utilizan a esos partidos como mascara conveniente, más no necesaria. Todo ello se evidenció claramente durante el Golpe de Estado del año 2002 y el Paro Petrolero de los años 2002 y 2003, donde esos partidos tradicionales trataban de presentarse como elementos de intermediación política, cuando solo representaban los intereses de la clase económica dominante que realmente dirigía esas acciones de desestabilización contra el proyecto bolivariano. Mientras la contrarrevolución utilizó el bloqueo informativo durante el Golpe de Estado de Fedecamaras en 2002, Chavez se lanzó a la libertad en el acceso a la información mediante campañas de Alfabetización Tecnológica, Infocentros, Centros Bolivarianos de Informática, El Computador Bolivariano, el Proyecto Canaima, la ley RESORTE, el acceso al software libre para todos los ciudadanos que lo deseasen y toda una serie de estrategias que hicieron posible que las grandes mayorías pudiesen comunicarse e informarse, sin restricciones.

En esta lucha desigual, en donde los poderes hegemónicos transnacionales y sus lacayos locales no escatiman recursos materiales para lograr la destrucción de la voluntad popular, no es de extrañar que se emplee Twitter e Internet como un nuevo escenario de lucha, pues no se trata de otra cosa sino de una ampliación del campo de batalla de la lucha de clases. Mientras que las campañas de sometimiento de las clases opresoras se circunscribían a expropiar completamente los medios de producción material de las clases oprimidas, la aparición de Internet y otros medios de información de nuevo cuño abren nuevos caminos a la alienación y a la dominación. Mientras continúa la lucha de los desposeídos por una vida mejor en el campo, en la fábrica, y en los centros educativos, las clases pudientes (desplazadas al menos en parte de esos escenarios tradicionales de lucha en Venezuela) emplean sus mejores armas tecnológicas para agotar esa resistencia popular. Es allí donde Twitter es visualizado por los opresores como una nueva herramienta de opresión: Ante la utilización de Internet como medio para el desarrollo de los pueblos, las clases dominantes la utilizan como arma de violencia contra las clases desposeídas. Una conclusión diferente sería algo inocente. Pero también es en esa decisión violenta de las clases opresoras, donde las clases oprimidas se apropian de esa tecnología y la convierte en arma para defenderse de la agresión.

Algunos tratan de presentar la violenta confrontación de clases que ocurre en el ciberespacio como una manifestación de odio irracional o de vulgaridad. Pero el origen de los mensajes revela los intereses en pugna: Cuando el locutor Luis Chataing (representante indiscutible de cierto sector de las clases pudientes caraqueñas) ataca vía Twitter descalificando al Presidente Chávez y el beisbolista venezolano Antonio "El Potro" Álvarez (representante indiscutible de un sector emergente de las clases históricamente desposeídas de Venezuela) responde vía Twitter enfrentando sus descalificaciones, se muestra que existe una lucha de clases en Twitter. Cuando se trata vía Twitter de generar una matriz sobre un presunto fraude electoral en Venezuela (después que los mismos partidos opositores a Chávez rechazaron que hubiese ocurrido un fraude en las elecciones del 7 de Octubre de 2012), se muestra que Twitter es un escenario de batalla reconocido por la contrarrevolución para sostener la lucha de clases. Twitter se convierte en un campo de batalla de la lucha de clases cuando el artista Ricardo Montaner (representante de cierto sector de las clases sociales más acomodadas) trata vía Twitter en 2011 de aprovechar políticamente la noticia de el cáncer diagnosticado al Presidente Chavez para tratar de "visibilizar" el caso del presidiario José Sánchez, alias "Mazuco", sentenciado por el asesinato de Claudio Macias, funcionario de Inteligencia Militar asesinado durante la gestión del gobernador Manuel Rosales, prófugo de la justicia (Mazuco actualmente se encuentra bajo libertad condicional, con régimen de presentación, por razones médicas).

En la lucha de clases desarrollada en el ciberespacio, todos los blancos potenciales son explotados sin restricción alguna por parte de la contrarrevolución: los atletas olímpicos de la selección nacional (incluso el Medallista de Oro Rubén Limardo), la Vinotinto de Futbol, el corredor de Fórmula Uno Pastor Maldonado o el beisbolista Antonio Alvarez han sufrido ataques a través de Twitter por su identificación (voluntaria o no) con el proyecto nacional que lidera Hugo Chávez. Artistas como los del Grupo Dame Pa` Matala, Los Cadilac, Hany Kawuan, Omar Enrique y otros mas, han sido atacados implacablemente vía Twitter solo por manifestar su simpatía al proyecto bolivariano, llegando en algunos casos a señalarse falsamente su muerte física a través de este medio de comunicación, con la clara intensión de generar inseguridad y desconcierto en las filas revolucionarias (5).

Como puede verse, no se trata de que no exista violencia. La contrarrevolución abrió fuego desde el principio de la confrontación (por la superioridad que les representaba la tenencia de los medios informáticos, medios de los cuales carecían inicialmente las fuerzas revolucionarias venezolanas). Antes bien, entablar acuerdos con las fuerzas reaccionarias y evitar la confrontación de los modelos es contrario a la lucha revolucionaria. El "transito pacifico" y el "acuerdo" que proponen los opresores busca favorecer que la revolución pierda el ímpetu y deje de ser revolución (transformación total de las estructuras hacia el poder popular). La burguesía criolla (comprometida como esta con los intereses transnacionales e imperialistas) no está en capacidad de enfrentar a sus compatriotas con recursos pacíficos, de donde podemos entender el porqué de su discurso violento.

Desde la concepción del Che Guevara según la cual el enemigo histórico luchará por mantenerse en el poder, y que ello fuerza a considerar la destrucción de las fuerzas contrarrevolucionarias empleando sus mismas armas, el pueblo instruido y educado en las herramientas de la Tecnología de la Información y las Telecomunicaciones está llamado a enfrentar la batalla mediática desarrollada en Twitter y en cualquier otro escenario del ciberespacio que se pueda presentar, utilizando las mismas armas de los opresores en contra de ellos. La batalla en Twitter es solo la manifestación de las contradicciones de clase surgidas en las sociedades burguesas emergentes después de la Segunda Guerra Imperialista, sobre la base material de la tecnología cibernética, computacional e informática desarrollada en esa guerra, y del propio desarrollo del complejo industrial-militar imperialista. Por tanto, para lograr el objetivo estratégico de las clases oprimidas (la conquista del poder superando el modelo capitalista), se impone la apropiación de la base tecnológica del enemigo, logrando las eventuales victorias tácticas y superando las eventuales derrotas tácticas en la guerra de largo plazo entre ambas fuerzas antagónicas.

Tratándose de una lucha tan desigual, no basta con la lucha "tradicional" de las etnias originarias contra los latifundistas por la propiedad de las tierras ancestrales usurpadas, ni la lucha de los campesinos por la propiedad de las tierras, ni la lucha permanente de los líderes campesinos que aun hoy en plena Revolución Bolivariana son asesinados por los terratenientes y sus sicarios, ni la lucha de las comunidades por la titularidad de las tierras ante grupos de poder que extienden sus manos sobre las policías regionales de ciertos estados como el estado Zulia, ni las luchas contra los empresarios especuladores y abusivos que con sus abogados y sus dineros roban justicia a los que menos tienen, sino que se extiende la lucha al ciberespacio, donde los mismos intereses económicos tratan de presentar una versión de la realidad que solo toma por sorpresa a los que desprevenidamente piensan que todo lo publicado en los medios digitales es veraz y libre de manipulación. Semejante forma de interpretar la complejidad de la realidad solo puede instalarse en personas emocionalmente frágiles o intelectualmente escasas.

Más cercano a la realidad es entender que la interpretación de los complejos aspectos de la realidad requiere mucha información, que debe ser contrastada con múltiples fuentes de información, y donde las conclusiones no pueden tomarse a la ligera. La censura de información que practican los contrarrevolucionarios es su tendón de Aquiles.

La verdad es que en Twitter se expresa la lucha de clases, y es un campo de batalla.


[email protected]

Referencias:

  1. http://www.conatel.gob.ve/files/Indicadores/indicadores_2012_anual/internet_12.pdf

  2. http://www.conatel.gob.ve/files/Indicadores/indicadores_2012_anual/telefonia_movil_12.pdf

  3. "Twitter reaches half a billion accounts more than 140 millions in the U.S."  (http://semiocast.com/publications/2012_07_30_Twitter_reaches_half_a_billion_accounts_140m_in_the_US

  4.  http://twven.com/r/top-50/ 

  5. "Cuenta en Twitter mata a cinco artistas en menos de 36 horas" ( http://www.noticierodigital.com/2012/07/cuenta-de-twitter-mata-a-5-artistas-en-36-horas/ ).

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2034 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /tecno/a152917.htmlCUS