Piedra, papel o tijera... ¿eso realmente cine venezolano?

 En estos días fui al cine a ver la película venezolana Piedra, papel o tijera, realmente celebro el hecho que estén dándole oportunidad a nuevos actores tanto venezolanos como a hermanos colombianos dentro de la pantalla grande, también celebro el avance en fotografía, vestuario, escenario, tomas. La verdad hemos dado grandes saltos en el séptimo arte, ya que la tradición cultural en este país en casi todas las artes es el de la macolla; situación que la Revolución Bolivariana a tratado de revertir aunque ha sido muy difícil ya que como dice la canción de Silvio Rodríguez, es como un sueño con serpiente, “la mato y aparece una mayor”.

 Sin embargo es alarmante para mi ver el contenido ideológico y conceptual de la película, muchas personas me dicen que esa es la realidad de nuestro país, pero yo difiero totalmente de eso, creo que Venezuela es un país lleno de muchísimas historias pero parece que los sesudos de las letras cinematográficas no lo ven así y piensan que mi país es pura violencia, y no conforme con ello plasman  la violencia de los pobres contra la respetuosa, honrradísima e incuestionable clase media alta o simplemente ricos, por que ni de broma sacan una película de como la clase media alta y la burguesía se alimenta de las espaldas esclavizada de los pobres y la clase media jodida, de su sueño de maquila para enriquecerse y darnos el discurso darwiniano de la evolución y la cadena alimenticia y bla, bla, bla.

 Lo cumbre es que la Villa del Cine financia ese tipo de películas que parecieran más dirigidas por el departamento de Estado gringo que por directores patriotas o por lo menos con una capacidad cultural mucho más amplia, ya que el mensaje colonizador subliminal es permanente.

 Invito a todos los lectores críticos a que la vean y la verdad emitan su opinión al respecto, creo que mi pueblo venezolano, ese que amo y vivo cada instante merece un cine realmente cultural y liberador, un cine que nos lleve a ser críticos de una sociedad, no paranoicos en una sociedad.

 Y por último al Ministro Pedro Calzadilla, camarada ¿está usted de acuerdo que se financien películas de ese estilo, por que no son dos lochas? No cree que es hora de revisar con criterio revolucionario o si no por lo menos con criterio humanista, patriótico, cultural, con ese criterio que se revisan las cosas que se aman, la política cultural que estamos realizando, como para darle una apretadita a aquello que anda suelto para que no se nos vaya de las manos y así evitamos que lo que hemos avanzado en estos años no lo perdamos y lo dejemos en manos de la cultura gringa.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4627 veces.