Ciencia y tecnología. Células madre

En este mundo donde los adelantos producidos por la ciencia y la tecnología están llegando a la cima en la medicina y en la genética las relaciones con la sociedad no siempre son éticas, es el caso del presente artículo, para obtener células madre de embriones humanos hay que destruir el embrión vivo.

El informe Stem Cells and the Future of Regenerative Medicine 1999 (las células madre y el futuro de la medicina regenerativa) dice “desde hace pocos años es posible extraer células madre de un embrión humano, del blastocito y mantenerlas en estado indiferenciado en cultivos de líneas celulares, es decir, se cultivan células madre embrionarias para producir una ilimitada cantidad de copias idénticas de ellas”.

Investigaciones con células madre adultas por parte de los Institutos nacionales de salud de Estados Unidos manifiestan “las células madre es una célula indiferenciada (no especializada) que se encuentra en un tejido diferenciado (especializado) como la medula ósea, sangre, vasos sanguíneos, piel, hígado, tubo digestivo y páncreas”; las células madre adultas extraídas de la sangre y la medula ósea se las conoce como células madre hematopoyéticas porque tienen la capacidad de auto renovarse continuamente en la medula ósea y la capacidad de diferenciarse en todos los tipos de célula presentes en la sangre dice la Academia nacional de Ciencias.

Estos tratamientos ya han sido utilizados contra la leucemia y otros trastornos hematológicos, científicos dicen que parecen dar lugar a células no sanguíneas como la hepática y semejantes a las neuronas y otros tipos de células cerebrales.

The New York Times publicó un artículo de la revista Nature que dice “EEUU ha hecho progresos con células madre procedente de ratones con posibilidades de tener la misma capacidad de transformación de las células madre embrionarias”.

Los Institutos de salud de Estados Unidos manifiestan ”las células madre son la pieza clave para sustituir células perdidas en muchas enfermedades graves como las de Parkinson, cardiopatías crónicas, insuficiencia renal terminal, insuficiencia hepática y cáncer, además, las células madre tienen la capacidad de generar sangre”. Hace varios años la ciencia utiliza células madre para tratar trastornos hematológicos, tratamientos de medula ósea rica en células madre hematopoyéticas (formadoras de sangre) capaces de regenerar tejidos se la conoce como medicina regenerativa.

Las células madre de un embrión o de un feto tienen el potencial de producir las más de doscientos tipos de células que componen el cuerpo humano. Después de la fecundación el ovulo se divide, en los seres humanos después de 5 días de constantes subdivisiones se transforma en un blastocito, el blastocito es en esencia una diminuta esfera hueca compuesta de una capa celular externa y un conjunto de 30 células llamada masa celular interna adherida a la pared interior de la esfera, la capa celular externa se convierte en la placenta y la masa interna en el embrión humano.

En la fase del blastocito las células de la masa celular no se diferencian o se especializan en tipos específicos de células como nerviosas, renales, musculares, más conocidas como células madre. En 1998 la ciencia encontró la manera de cultivar grandes cantidades de las llamada células madre humanas de las más de 200 clases de células que forman parte del cuerpo humano.

Antes, en 1981 se experimentaron con células madres de ratones produciendo miles de millones de copias de laboratorio de células indiferenciadas hasta que los científicos mediante estímulos bioquímicos lograran se transformen en casi todos los tipos que se necesitan para sustituir tejidos, en otras palabras, pensaban, que encontraron una fuente inagotable de piezas de recambio, sin embargo, los resultados con células madre embrionarias para que se conviertan en células productoras de insulina o para restablecer la función neuronal en casos de lesiones de la medula espinal han reducido hasta un cierto punto la enfermedad del Parkinson, es decir, hay esperanzas pero no pruebas definitivas o las experiencias y adelantos respecto a esta investigación se las oculta.

El problema con las célula madre está en el rechazo inmunológico, para la Academia Nacional de Ciencias este es un serio problema “primero hay que descubrir la forma en que el cuerpo no las rechace este es uno de los mayores retos que afronta la investigación en este campo”.

El trasplante de células madre embrionarias conlleva la formación de tumores como el teratoma o tumor monstruo, comprende diversos tejido como piel, pelo, musculo, cartílago, hueso, durante el desarrollo embrionario normal la división y la diferenciación de las células siguen un estricto programa genético, sin embargo, el proceso puede alterarse cuando se separan las células madre del blastocito para ser cultivadas en el laboratorio y posteriormente ser inyectadas en una criatura viva.

El Instituto Nacional para la Investigación del Genoma Humano en un informe manifestó “éticamente es un caso típico de conflicto entre dos principios de suma importancia, por un lado la santidad de la vida humana y por el otro la obligación como seres humanos de aliviar el sufrimiento y tratar enfermedades terribles”.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5172 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /tecno/a143630.htmlCUS