Laboratorios extranjeros infiltrando la salud de Venezuela

No puedo más que alarmarme al saber que el Dr. Francisco Allende, propietario de Fundafarmacia y vicepresidente de CAVEME (la cámara venezolana de medicamentos) realizó una alianza con el Ministerio de Alimentación para instalar una cadena de farmacias (FarmaPatria) que funcionará en Mercal, Pdval y Abastos Bicentenario.

Pero el problema es que el Ministerio de Alimentación realizará esa “Alianza” con los proveedores extranjeros de medicamentos. Tampoco el problema es que sean extranjeros: el problema es que son de los Estados Unidos: el mismísimo Imperio infiltrado en la salud de los venezolanos a través de medicinas de consumo masivo.

No serán laboratorios de Brasil, Argentina, India o China, que producen medicamentos genéricos de excelente calidad a precios accesibles. No hay forma de comprender esta alianza  en el actual momento de la Revolución Bolivariana. Es muy difícil de entender, salvo que haya una mano muy peluda que sabotee el proceso revolucionario.

Dos cámaras son las que participan: los laboratorios nacionales CIFAR y los laboratorios gringos, CAVEME, cuyo actual consejo directivo es el siguiente:

Consejo Directivo

Nombre

Cargo

Laboratorio

Aldo Rees

Presidente

PFIZER VENEZUELA, S.A.

Francisco Allende

Vicepresidente

CAVEME.

Edmundo Jimenez

Director

ELI LILLY COMPAÑÍA DE VENEZUELA, S.A.

Jorge Arevalo

Director

GLAXO SMITHKLINE VENEZUELA, C.A.

Stefano Zampa

Director

CAVEME.

Rogelio Solórzano

Director


En 2010, tanto Allende como Stampa fueron mencionados en el cable de Wikileaks enviado a Washington por el entonces embajador de los EE UU en Venezuela como las dos personas que asistieron a la Embajada para informar sobre la situación de los medicamentos y la modificación de ley de patentes ordenada por el presidente Chávez al ex Ministro de Comercio y ex Presidente de INDEPABIS, Eduardo Samán.

Francisco Allende explicaba que "CAVEME ha sido muy cuidadosa en evitar confrontaciones abiertas con el gobierno bolivariano en torno a las leyes sobre patentes, porque Venezuela es un gran mercado para las farmacéuticas, y los productos patentados representan una pequeña fracción de las ventas totales: El total de ventas de las farmacéuticas en Venezuela es de 6 mil millones de dólares al añomientras que la pequeña cantidad de productos farmacéuticos patentados en el mercado venezolano tienen un valor anual de apenas 100 millones de dólares.

Allende también informó a la embajada que supuestamente Samán era utilizado por el gobierno para asustar a sus oponentes con ideas extremas. Según el empleado de CAVEME, ni la Asamblea Nacional ni el gobierno apoyarían el proyecto por considerarlo “una barbaridad” y que, dada la cercanía de las elecciones legislativas de 2010, lo más probable era que jalaran a Samán para atrás, "como a un perro con una correa".

Stefano Zampa había dicho que el gobierno bolivariano consideraba a las compañías farmacéuticas como un mal necesario "necessary evil" porque el gobierno no tenía una industria farmoquímica que respondiera a las necesidades de demanda y calidad. Dijo también en su relato a las autoridades de la Embajada de los EE UU que las empresas farmacéuticas esperaban otro buen año en Venezuela mientras que el gobierno no introdujera controles de precios. Lo que no dijo es que se aliaran al propio gobierno para comercializar medicamentos en instalaciones de MERCAL, PDVAL o Abastos Bicentenario.  

¿Cómo es posible que el Ministro Carlos Osorio se haya involucrado en esta maniobra de infiltración de uno de los lobbies más poderosos del Mundo?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2311 veces.


VE N